Sí a las alianzas. Jorge G. Castañeda


Sí a las alianzas

Por Jorge G. Castañeda
Reforma
(08-Jul-2010).-

Quienes siempre fuimos partidarios de las alianzas PAN-PRD y ciudadanas en Oaxaca, Puebla, Hidalgo, Sinaloa y Durango, y manifestamos nuestro apoyo al respecto, no podemos más que congratularnos de los resultados del domingo. El triunfo en Oaxaca, Puebla y Sinaloa, y magnífico desempeño de las alianzas en Durango e Hidalgo muestran que se trató de una estrategia acertada e inteligente. Y sobre todo, que tiene futuro.

Asimismo, quienes sostuvimos en público y en privado, desde hace muchos meses, que nada está escrito para el 2012, y que la tesis del regreso inevitable del PRI a Los Pinos es en el mejor de los casos endeble, y posiblemente falsa, también estamos de plácemes. No porque sea bueno o malo en sí mismo ese retorno, sino porque la idea de una elección predeterminada es algo, eso sí, contra natura.

Como ya se han sacado muchas lecciones posibles e imaginables de los comicios, sólo quisiera compartir algunas reflexiones más generales. Obviamente resultó equivocada la tesis del carácter no comunicante de los vasos electorales panista y perredista. Lo que sucedió en estos estados es el equivalente de una primera vuelta electoral en encuestas o en negociaciones, o el voto útil en la elección del 2000. El miedo del PRI ante la segunda vuelta hace mucho sentido: los electores del PRD prefirieron en estos estados y a nivel nacional en el 2000 al PAN que al PRI; y los electores del PAN prefirieron, por ejemplo, en Oaxaca, a alguien más identificado con el PRD como Gabino Cué, que al PRI. En estados donde la alternancia no se había producido, o a nivel nacional cuando tampoco había tenido lugar, los votantes del PAN o del PRD prefirieron la alternancia a cualquier otra cosa. Eso es exactamente el voto útil (según los franceses) o estratégico (según los anglosajones). Y lo que probablemente sucedería la primera vez que hubiera segunda vuelta a nivel nacional.

Si hay un estado importante donde aún no ocurre la alternancia y en el cual este fenómeno puede reproducirse el año entrante es obviamente el estado de México. Como ya se ha dicho, desde el 88 PAN e izquierda suman más que el PRI en el Edomex. Pero como nunca se han unido, nunca han vencido. No hay ninguna razón para pensar que los electores mexiquenses se comportarán de manera diferente a los del domingo pasado. Quienes han votado por el PAN desde hace años obviamente preferirían a un candidato del PAN que a uno del PRD; pero también preferirían a uno del PRD sobre uno de PRI. Y lo mismo debe acontecer, aunque mucho dependerá del candidato o de la candidata, con los sufragantes perredistas. Aunque en el fondo el PRD como tal es mucho más priista que panista, los votantes perredistas son mucho más anti-PRI que anti-PAN.

Enrique Peña Nieto tiene que ponerse las pilas. Si el comandante en jefe de esta espléndida estrategia, a saber, Felipe Calderón, que fue también el gran vencedor del domingo, logra obligar a Josefina Vázquez Mota a ser la candidata de la alianza en el estado de México, y logra convencer a la otra vencedora del domingo, esto es, a Elba Esther Gordillo, para apoyar dicha alian- za, el candidato de Peña Nieto para la silla de Toluca se las puede ver negras. Sobre todos si los poderes fácticos que lo han apoyado tanto empiezan a dudar de la certeza de su triunfo, y comienzan a comprar coberturas (“hedges”) y explorar alternativas.

Por último, una súplica a los amigos encuestadores. A menos de que después de la publicación de estas líneas surja una sorpresa, las encuestas de salida volvieron a concentrarse muchísimo más en tratar de averiguar cómo votó la gente, y muchísimo menos en por qué votó la gente. Los medios obviamente prefieren lo primero: conocer al ganador lo más pronto posible. Pero el verdadero chiste de las encuestas de salida reside en explicarnos las motivaciones de los votantes. Por ejemplo, si el pésimo desempeño del PAN en Baja California, Chihuahua y Tamaulipas se debe o no a un rechazo a la guerra del narco.

http://www.jorgecastaneda.org; jorgegcastaneda@gmail.com

La comunidad agraria La Sauceda, municipio de Zamora, Mich., México, celebró su 75 aniversario


(Texto y fotos tomados de GUIA, Semanario Regional Independiente, Zamora, Mich., México. Ver GUIA Síntesis Regional Informativa, 27–VI–010, en este mismo blog)

Ver GUIA Síntesis Regional Informativa, 27--VI--010

La comunidad agraria de La Sauceda celebró su 75 aniversario
Domingo, 27.06.2010, 08:27pm (GMT-5)
LA SAUCEDA, Mpio. de Zamora.- La comunidad agraria de La Sauceda, a cuyo frente está Marciano Cerda Suárez, celebró el 19 de este mes al mediodía el 75 aniversario del reparto agrario y la formación de este ejido.
El evento se desarrolló en la cancha de usos múltiples del centro de la población con la presencia de los ejidatarios así como de destacados invitados de dependencias oficiales, organismos de productores y de ejidos vecinos.

Con la representación del gobernador del Estado, Leonel Godoy Rangel, se contó con la presencia de Pascual Sigala Páez, Subsecretario de Organización y Desarrollo de la Secretaría de Desarrollo Rural (SEDRU).

El representante del gobernador del Estado estuvo acompañado en la mesa de honor por el comisario ejidal de esta comunidad, Marciano Cerda Suárez; José Luis Vega, en representación del presidente municipal de Zamora; Jorge Gómez Laureán, Jefe de los Distritos de Riego 06, 24 y 99; Francisco Elizalde García; Octaviano Magaña, presidente del Consejo Nacional de la Fresa, y Juan Cendejas, encargado del orden.

También se contó con la presencia del presidente y del gerente del Consejo Estatal de la Fresa, Juan Manuel Garibay y Carlos Kuster, respectivamente; Benjamín Rodiles Duarte, presidente del Módulo del Riego No. 1, y Francisco García Pacheco, presidente del Módulo del Riego No. 3.

Como invitados igualmente se contó con la asistencia del Sr. Cura Agustín Cabrera Rodríguez, párroco de la parroquia de San Simón a la que pertenece La Sauceda; el director de la Escuela Secundaria 19 de Junio, Jesús Querea Juárez, así como los comisarios ejidales o representantes de los ejidos de Villa Fuerte, Villa Zapata, Plaza del Limón y Ario de Rayón, entre otros.

En la cancha de usos múltiples se colocaron bancas para los invitados pero al igual que la mayoría de vecinos optaron por refugiarse bajo la sombra de los árboles ante el candente sol del mediodía.

Los únicos que permanecieron siempre en su sitio a pesar del inclemente sol fueron los fundadores y primeros agraristas del ejido que estuvieron presentes simbólicamente mediante su fotografía o simplemente su nombre. A ellos se reservaron las bancas instaladas en el costado oriente de la cancha.

Después de los honores a la bandera y de que los presentes entonaron el Himno Nacional, el comisario Ejidal dio la bienvenida y rindió tributo a quienes participaron en el movimiento del reparto agrario en este poblado y a sus sucesores.

A todos ellos los citó por su nombre; para todos ellos expresó reconocimiento y admiración, y para todos ellos pidió una ovación que fue prolongada. Igualmente nombró a todos los comisarios que ha tenido el ejido y reconoció la labor de todos ellos.

De la misma manera destacó la decidida intervención del general Lázaro Cárdenas en el reparto agrario en esta población y recordó que Cárdenas con el reparto agrario buscó no solamente dar satisfacción a una demanda popular sino también la formación de unidades productivas con capacidad y autosuficiencia.

Reconoció que falta mucho por hacer y añadió que este ejido seguirá luchando por amor a la tierra con el apoyo de las autoridades.

Después de la participación del ballet folclórico de la Secundaria 19 de junio, que lleva ese nombre precisamente en recuerdo de la fecha de formación del ejido, intervino Luis Vázquez Razo quien hizo una reseña histórica y quien además se pronunció por el rescate del ejido y contra el rescate de bancos y carreteras.

Consideró al de La Sauceda como un ejido modelo por el cariño que los ejidatarios le tienen a la tierra y reconoció a las mujeres que lucharon hombro con hombro al lado de su respectivo esposo por lo que sufrieron humillaciones y vejaciones.

EL IDEAL NO SE HA CUMPLIDO

Luis Vázquez afirmó que a 75 años del reparto de la tierra el ideal del general Cárdenas de que el ejido fuera una unidad de producción autosuficiente, con independencia económica y técnica no se ha logrado.

Señaló que además del reparto de la tierra y el financiamiento, la reforma agraria del cardenismo incluía el establecimiento de un sistema educativo que permitiera la formación de técnicos que ayudaran al desarrollo de los ejidos.

Que por ello se crearon las escuelas donde los niños y jóvenes debían adquirir y transferir conocimientos sobre agricultura, ganadería y aquellas otras actividades específicas que permitieran el cuidado del medio ambiente. Que para esto se crearon las parcelas escolares.

Afirmó que para lograr el ideal cardenista la unidad de producción agraria necesita una redefinición de políticas y acciones a fin de superar los grandes rezagos existentes en materia de riego, agroindustria, mecanización y tecnología; que frenen la migración y la renta de parcelas y favorezcan el establecimiento de cultivos rentables, empleo, comercialización y capitalización.

Añadió que por ley el ejecutivo federal debe promover el desarrollo integral y equitativo del sector rural mediante el fomento de las actividades productivas y de acciones sociales para elevar el nivel de bienestar de la población y su participación en la vida nacional.

Que las dependencias y entidades de la administración pública federal deben buscar establecer las condiciones para canalizar recursos de inversión y crediticios que permitan la capitalización del campo.

Asimismo, fomentar la conjunción de predios y parcelas para crear unidades de producción así como la formación de asociaciones entre ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios con fines productivos.

Además, que el gobierno debe promover la investigación científica y tecnológica y la transferencia de los resultados entre todos los productores rurales.

Se pronunció también porque el gobierno federal apoye la capacitación, la organización y la asociación de los productores para incrementar la productividad y mejorar la producción, la transformación y la comercialización así como emprender acciones que propicien el desarrollo social y regionalmente equilibrado del sector rural.

Afirmó que los ejidatarios cuentan con muchas fortalezas para pensar que el ejido puede ser viable económicamente. Precisó que el recurso fundamental que es la tierra se tiene de muy buena calidad pero que necesitan apoyo para no abandonarla, para seguir produciendo y para seguir arraigados aquí, donde les tocó vivir.

Reconoció que La Sauceda cuenta también con un recurso humano de mucha calidad para producir y que los ejidatarios de aquí se distinguen por la identidad que tienen con la tierra, con el ejido. Puso como ejemplo el hecho de que productores y ejidatarios de La Sauceda siembran alrededor de 200 hectáreas de fresa que generan alrededor de 140 mil jornales de trabajo al año.

Hizo un llamado a que ejido y gobierno avancen juntos para que las unidades de producción sean viables económica, productiva y ecológicamente, buscando producir con prácticas de manejo más racionales, menos contaminantes “a fin de mantenernos y de sostenernos en esta actividad tan maravillosa que es la agricultura”.

Finalmente se refirió a la participación de las mujeres de La Sauceda en el reparto agrario mediante un comité femenil encabezado por la profesora Juana Vázquez Melgoza.

Como homenaje mencionó los nombres de Josefa Melgoza, Josefa Ceja, Juana Rivera, Ignacia Camacho, Josefina Cerda, Victoria Suárez M., Mercedes Rodríguez, Rafaela Cázares, Carmen González, Carmen Quintero C., Nicolasa Godínez, Nicolasa Rodríguez, María Razo, Rosa Vázquez M., Teresa Villanueva R., Elvira Vázquez M., Rosa Lara, Sara Villa, Concepción Camarillo, Antonia Cázares G., Ma. Guadalupe Rodríguez, Ma. Mercedes García y Juana Pérez G.

Por su parte, Jesús Méndez Ceja se refirió a la fundamental participación que esta comunidad agraria ha tenido en el impulso a la educación. Ha donado todos los terrenos que han sido necesarios para la construcción de las escuelas y tiene en proceso de donación un terreno más para una escuela preparatoria que ya han solicitado.

En ese marco señaló que pueblo que no tiene educación se estanca. Que la educación es la palanca del desarrollo.

Informó que también ya se está en pláticas con la Universidad Michoacana para establecer aquí una facultad universitaria, proyecto que se apoya con todo el gusto del mundo.

Por otra parte, afirmó que el ejido participa con más del 20 por ciento de la producción actual de fresa en el municipio de Zamora y que con el apoyo de los 3 niveles de gobierno buscan incrementar la maquinaria, perforar pozos profundos y adquirir equipo de transporte.

Afirmó de manera categórica que el ejido no está muerto; que el ejido está más vivo que nunca, pobre pero sin claudicar. Que solamente faltan recursos para competir porque, añadió, no le tienen miedo a la competencia porque son gente que viene de la lucha.

Después de que Victorino Razo declamó un poema en memoria del General Lázaro Cárdenas del Río y de que se tocó el Corrido del Agrarista en voz de Ignacio López Tarso, hizo uso de la palabra José Luis Vega Aviña, representante del alcalde de Zamora, quien señaló que hay eventos que tienen trascendencia y que el evento desarrollado ese día en La Sauceda es uno de ellos y calificó a la de La Sauceda como gente de trabajo, de empuje, progresista.

LA CONTRARREFORMA AGRARIA

El último en la lista de oradores fue Pascual Sigala, representante del gobernador, quien señaló que para el gobierno de Michoacán es importante que los ejidatarios, las autoridades ejidales, revivan esa parte de la historia que es la lucha agraria. Señaló que pocos son los ejidos que recuerdan esa parte de la historia. Elogió que aquí se mantenga viva la historia.

Recordó que no se debe olvidar que en 1910 hubo gente que dio la vida para que hoy los ejidatarios puedan tener y cultivar la tierra. Recordó la Constitución del 17 que dio origen a la Constitución en la que se establece que la tierra y sus recursos son de quien los trabajan.

Sigala afirmó que en 1985 se dio una contrarreforma en la que se establecieron mecanismos que apuntan a la privatización del ejido y la comunidad indígena al modificar el artículo 27 Constitucional. Que con ello se dio un golpe enorme a la lucha agraria, a los ideales de Zapata y Cárdenas.

Que con la reforma al 27 Constitucional también se desaparecieron instituciones fundamentales para el desarrollo del campo como es el caso de la banca de desarrollo, Productora Nacional de Semillas (PRONASE), Fertilizantes Mexicanos (FERTIMEX), Bodegas CONASUPO.

Pero que también se dio un golpe a la educación pública dirigida al sector rural. Que escuelas creadas por el General Cárdenas han estado desapareciendo de tal suerte que no solamente se privatizan la tierra y las instituciones creadas para el campo sino también la educación pública.

Por ello, insistió, es tan importante que los ejidatarios revivan esta parte de la historia que es la lucha agraria. Que esta parte de la historia se tiene que seguir cultivando como se cultiva la tierra, que las nuevas generaciones de ejidatarios no olviden su origen.

Que por ello el gobernador del Estado, Leonel Godoy, ha dicho y ha demostrado que para su gobierno el tema rural es fundamental.

Que por ello, anunció, este año impulsa un programa de fortalecimiento de la institución ejidal para dar vida a los ejidos, acompañándolos en sus procesos. “Esto lo tenemos que trabajar con ustedes. No hay más”, dijo.

Añadió Sigala que después de la lucha que los campesinos ejidatarios dan todos los días “nosotros tenemos que comprometernos cada vez más”, dijo para luego elogiar a los campesinos que están entregados a cultivar su tierra. Los alentó a consolidar su forma de organización.

Informó que este año el gobierno del Estado destinó 108 millones de pesos para la tecnificación del cultivo de la fresa aunque reconoció que no son suficientes. Dijo tienen que seguir empujando juntos por más recursos para la tecnificación de todos los cultivos.

Afirmó que el compromiso del gobernador Leonel Godoy es serio por el ejido y por la comunidad indígena porque se tienen que seguir defendiendo estas formas de tenencia de la tierra.

Afirmó, finalmente, que el ejido tiene viabilidad social y económica, que sigue vivo, fuerte y productivo y que el gobierno del Estado se la seguirá jugando con los ejidatarios.

En cuanto Sigala Páez terminó su intervención hizo su aparición el mariachi Corona que interpretó el Corrido de Cárdenas. Ese mismo mariachi amenizó posteriormente una comida ofrecida a todos los invitados y a todos los habitantes de la población que quisieron asistir.

BREVE RESEÑA HISTORIA

Según la reseña histórica leída en el evento por don Luis Vázquez Razo, en 1935 las tierras de esta población estaban en manos de Luis Plancarte y Labastida. A fines del siglo antepasado y principios del pasado la Hacienda de La Sauceda contaba con 2 mil 33 hectáreas en las que se cultivaban maíz, trigo, garbanzo, lenteja y melón y se criaba ganado vacuno, caballar y porcino. El valor de la hacienda era de 56 mil 910 pesos.

A la muerte de Luis Plancarte y Labastida la hacienda fue adquirida por José Cano, comerciante de Guanajuato, en 200 mil pesos. Cano implantó un régimen de explotación de la tierra pero también del hombre. Los peones eran obligados a trabajar largas jornadas con poca remuneración económica y no contaban con servicios médicos ni con agua y vivienda adecuada.

La relación entre el hacendado y los peones era de acapillados que implicaba el trabajo forzado por las deudas que los peones contraían en la tienda de raya de la hacienda.

En ese marco se dio en el país el estallido social a principios del siglo pasado cuyas principales demandas eran que las tierras, bosques y recursos hídricos fuesen entregados a los campesinos para formar los ejidos.

Gracias a la reforma del Artículo 27 y al Código Agrario aprobado durante el gobierno del General Cárdenas se establecieron los medios legales para que los peones de las haciendas se convirtieran en dueños de las tierras, con luchas y movilizaciones de por medio.

Después de luchar intensamente se logró que el 19 de junio de 1935, por resolución del presidente Lázaro Cárdenas del Río, se entregaran a los peticionarios de La Sauceda, representados por Antonio Vázquez, Jesús Aguayo y Jesús Vázquez Melgoza, 460 hectáreas de riego, 72 de temporal y 300 de pastizales.

Como entonces parte de la dotación ejidal estaba sembrada de maíz, camote, cacahuate y alfalfa se fijó como plazo hasta la cosecha para que el hacendado José Cano entregara las tierras.

Las negociaciones no fueron fáciles. Los líderes agrarios tuvieron que insistir ante la negativa del dueño a ceder su hacienda. Los líderes también tuvieron que sobreponerse a las amenazas e intimidaciones de que fueron objeto.

Los simulacros de asesinato y de horca fueron el método intimidatorio que se utilizó para tratar de frenar la lucha agraria.

La inquebrantable decisión de los campesinos y el apoyo presidencial finalmente hicieron posible que los campesinos de esta población tuvieran acceso a la tierra, hecho considerado como la mayor conquista social de los campesinos.

ARTURO SIERRA REYES
+++++
GALERIA DE FOTOS

Ver GUIA Síntesis Regional Informativa, 27--VI--010