ANÁLISIS A FONDO. J Francisco Gómez Maza. #YOSOY132; ¿ACORRALADO FELIPE CALDERÓN?; YARRINGTON-LOS GENERALES; A QUÉ DOÑA CHEPINA; PERIODISMO DE PACOTILLA; LO GROTESCO DE LA CAMPAÑA


DOM 27-05-12

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: #YOSOY132

·Pero no quiero ser perverso distractor

· Lo que menos quiero es más injusticia

“#Yosoy132”, el movimiento estudiantil, generado por la presencia no grata del candidato del PRI a la presidencia de la república en el campus de la Universidad Iberoamericana, particularmente por su aceptación de la responsabilidad en la represión brutal al movimiento de San Miguel Atenco, en 2006, ha evolucionado con dos objetivos muy puntuales para los estudiantes:

Rechazo a Enrique Peña Nieto, por sus “torpezas” en la comparecencia ante el auditorio universitario, el no lejano 11 de mayo, y democratización de los grandes medios de “comunicación”,  que “informan con parcialidad” a favor del priísta.

Importantes sectores conscientes de la sociedad mexicana han acogido con enorme beneplácito –y la han hecho suya – la manifestación de inconformidad y de repudio de los estudiantes de las universidades particulares. También en las universidades públicas hay inconformidad con el PRI y actualmente más con el PAN.

Son un duchazo de agua fresca en la conciencia de los ciudadanos que miran las elecciones del primero de julio como una oportunidad para cambiar el estado de cosas que, desde hace casi 12 años, se vive en México: acarreo, compra de votos, autoritarismo, ineptitud, manipulación de la información, control de los medios de comunicación, injusto reparto de la riqueza, economía creciente para los detentadores de los grandes medios de producción, desempleo enorme disfrazado de informalidad para los trabajadores, corrupción, impunidad, violencia supina, impunidad de las pandillas del narcotráfico (creciente) – cuántos de los cientos de miles de detenidos están en la cárcel – y del crimen organizado etcétera.

Sin embargo.

Cuidado, mucho cuidado con que estas manifestaciones de los estudiantes sean sólo un distractor, una nublazón para ocultar esas horribles calamidades que sufren los mexicanos en general, propiciadas por un gobierno que quiso ser el régimen de la alternancia, pero que copió al carbón los abusos y costumbres del PRI que fue sacado a patadas de la residencia de Los Pinos por Vicente Fox Quesada, quien inauguró una nueva etapa que, al final de dos sexenios, fracasó, probó ser igual o peor que los gobiernos más corruptos y represivos del viejo priísmo.

Cuidado, que las manifestaciones estudiantiles corren el riesgo de ser utilizadas por los panegiristas de la derecha. Flaquísimo favor le harían a la “democracia” manifestaciones de genuina inconformidad con la injusticia, si fuesen instrumento gatopardiano para lograr cambios sin cambiar.

Los ciudadanos que atienden al proceso electoral (seamos honestos: la mayoría sólo sabe, como lo asentamos en análisis anterior, que habrá elecciones, pero no se interesa por votar ni menos por quién gobernará después de Calderón Hinojosa, porque lo que necesitan es comer hoy) lo que quieren es un cambio radical, sobre todo el fin de la violencia criminal, en gran parte generada por la escalada de las fuerzas militares y policiales, que a cada rato caen en flagrantes violaciones de los derechos humanos. Quieren también que la economía se componga, porque el desempleo desesperante es bárbaro, los salarios son apenas para satisfacer las necesidades más apremiantes.

Y no se ilusionen quienes exigen democratización de los grandes corporativos de la “información”. Estos no cambiarán mientras el estado de cosas, el sistema y, más que nada, el individuo, no cambien hacia una convivencia justa. Son pingües negocios, que abultan sus cuentas bancarias mediante la manipulación de la información. Otra cosa son los medios y los periodistas más o menos independientes. Estos han sufrido la represión del crimen organizado, del político, del gubernamental. Y muchos la han sufrido hasta la muerte, muerte impune, como lo hemos documentado insistentemente en este espacio. (Ojo: también esta prensa también es ”Yo Soy 132″. Habemos también medios y periodistas que le damos voz a quien no la tiene. Que somos imparciales al momento de reportar las noticias y las opiniones.

Hay indignación por el comportamiento de los dos gobiernos panistas, que no sólo fallaron en la manera de gobernar, sino que reprodujeron, como dijimos, los vicios salvajes del sistema político que gobernó al país por poco más de 70 años, antes del 2000, cuando se dio el cambio. Eso es del dominio púbico.

Hay inconformidad e indignación con el PRI, sobre todo cuando, en los estados y municipios que gobierna, parece que nada se hubiera movido. Hay casos aberrantes de complicidad con el crimen organizado.

Hay también, en muchos, inconformidad con la izquierda que abandera Andrés Manuel López Obrador, porque también ha prohijado vicios como la corrupción en muchas partes y se ha aliado vergonzantemente con personajes del priísmo con tal de lograr el poder. Casos sobran.

Así que es tiempo de reflexión. Quedan 34 días para decidir por quién se inclinará la balanza.

”#YoSoy132”, pero personalmente tengo presente – no sólo Atenco, no sólo a los medios manipuladores, no sólo Peña Nieto – a los bebés de la guardería ABC, al Michoacanazo, a las mujeres asesinadas en todo el país, a los inocentes ejecutados en cualquier retén de la guerra contra el narco, a mis colegas periodistas ejecutados, crímenes que nadie asume como tales porque ni se investiga ni menos se castiga a los asesinos materiales e intelectuales. Y a las legiones de desheredados, sobre todo a mis congéneres indios. Y a esa legión de mexicanos que ya no la hicieron por la injusticia del sistema.

analisisafondo@cablevision.net.mx
Francisco Gómez Maza

+++++

JUE 24-05-12

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: ¿ACORRALADO, FELIPE CALDERÓN?

· “El Chapo” y los Zetas, lo retan

·“Aún estamos vivos”, advierten

Mientras los ojos de un sector de ciudadanos  – el de los que no tienen mucha hambre – están enfocados en los dimes y diretes de los candidatos presidenciales, al país lo está desangrando, con mayor saña, la impiedad de las bandas del narco y el crimen organizado, en franco reto al presidente Calderón, quien no ha podido con ellas.

Y mientras el gobierno encarcela a generales del Ejército, en retiro, bajo sospecha de involucramiento con los criminales, y los medios  a modo escandalizan, para atacar al candidato del PRI, con investigaciones, por los mismos motivos, a ex gobernadores priístas, las pandillas parecen decir: “aquí seguimos, el presidente nos hace lo que el viento a Juárez”.

El periódico The Washington Post, en su edición de ayer jueves, destacó “la brutal guerra que, en los últimos meses, han protagonizado los dos principales cárteles que operan en el país, el de Sinaloa (de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera) y “Los Zetas”. El objetivo, dice el diario: causar terror, intimidar a las fuerzas de seguridad y provocar al presidente Felipe Calderón”.

El rotativo washingtoniano consultó a varios expertos en seguridad y concluyó que los grupos del crimen organizado ya no se limitan a sostener enfrentamientos a nivel local, sino que libran entre ellos “una guerra desesperada” en “múltiples frentes de batalla” a lo largo de México.

El diario cita a Alejandro Hope, analista del Instituto Mexicano para la Competitividad; a Jorge Chabat, del Centro de Investigación y Estudios Económicos; a Martín Barrón, experto en seguridad en el Instituto Nacional de Ciencias Penales, y al secretario de Gobernación, Alejandro Poiré.

“Los dos cárteles más importantes de México están enfrascados en una guerra sin cuartel, y los combatientes persiguen una estrategia de intimidación y propaganda, al tirar un mayor número de cuerpos decapitados a la vista pública”.

Cuál es la motivación detrás de las masacres. Martín Barrón, del Instituto Nacional de Ciencias Penales, le responde al periódico: “Estos actos demuestran fuerza. Con ellos, los criminales le dicen al mundo, al gobierno, a sus opositores: “yo estoy vivo. No me han derrotado. Todavía estoy aquí”. Muestran el músculo, explica Barrón.

Reporta el periódico que ambos grupos criminales y sus filiales solían aniquilarse discretamente. Ahora realizan masacres públicas, como los 49 cuerpos descuartizados, hallados en Cadereyta, Nuevo León, hace un par de semanas, o los 14 hallados en Nuevo Laredo. Y las víctimas parecen ser criminales comunes. No parte del narco.

Citando a fuentes de seguridad estadounidenses, el rotativo indica que cada vez es más común ver a células de “Zetas” incursionando en territorios pertenecientes al cártel de Sinaloa, incluso en los principales bastiones de “El Chapo” en la Sierra Madre, como Baridaguato y Choix.

Parte de la estrategia de los cárteles, de llevar los enfrentamientos a otros territorios, es la de “calentar la plaza”, dijo “The Washington Post”. Así, los distintos grupos esperan atraer la respuesta de las fuerzas federales, el Ejército y la Marina, para acorralar a las células criminales locales y presionar a los cárteles dominantes.

“Lo que fue visto una vez como extremo es ahora normal. Así que estas bandas deben encontrar nuevos extremos. Y el único límite real es su imaginación… “, le dijo al diario Alejandro Hope, un analista de seguridad del Instituto Mexicano para la Competitividad.

“Ahora, por qué tal brutalidad. Por qué cortar cabezas, manos y pies. Anteriormente, estas organizaciones lo arreglaban todo con una bala en la cabeza. Ya no es así. Ahora hay una psicopatología en el trabajo, de acuerdo con Barrón.

Así, el presidente Calderón aparece entrampado. Está enfocando su guerra a lo electoral, como el arraigo de cuatro altos mandos militares, en retiro, a quienes acusa de estar involucrados con bandas de narcotraficantes. Uno de los generales, Tomás Ángeles Dauahare, goza de muy buena fama en los círculos académicos y políticos, pues es un experto en seguridad, cuyo delito es ser crítico del general secretario de la Defensa Nacional, y del secretario de Seguridad Pública de Calderón, Genaro García Luna.

La Unidad Especializada de Investigación en Delitos contra la Salud, de la Procuraduría General de la República (PGR), investiga a 34 altos mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional (entre los que están los cuatro generales ya detenidos), a los que se relaciona con la delincuencia organizada.

Y las propuestas de los tres candidatos “serios” a la presidencia de la república – Enrique Peña Nieto (PRI), Andrés Manuel López Obrador (Izquierda) y Josefina Vázquez Mota (PAN) – no difieren en mucho de la fallida política del actual presidente.

analisisafondo@cablevision.net.mx


Francisco Gómez Maza

+++++

MIE 23-05-12

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: YARRINGTON… LOS GENERALES

·  Brasa ardiente en manos de todos

· lcaba.

Las redes sociales, particularmente el Twitter, desparramaban un caos informativo, especulativo y condenatorio.

(El tópico cobra escandalosa relevancia por ser el acusado miembro prominente del Partido Revolucionario Institucional).

El asunto Yarrington, ex gobernador del estado de Tamaulipas (1999-2004), acusado por el gobierno de Washington de recibir sobornos de ”los cárteles de la droga”, además de convertirse en un “trend topic” (tema de actualidad, si mi Webster viejito como yo no me engaña) en Twitter,  cerró la noche como un carbón ardiente en las manos de los responsables de departamentos de Justicia y del Tesoro estadounidenses, pasando por las de la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), y hasta las de periodistas y ciudadanos que participan, con la cabeza o con el hígado, en las redes sociales.

Veamos:

La agencia de noticias Associated Press (AP) publicó ayer un despacho diciendo:

“El ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba, aceptó millones de dólares en sobornos de los cárteles del narcotráfico e invirtió el dinero en bienes raíces en Texas, aseguran fiscales federales de Estados Unidos en dos solicitudes de confiscación de propiedades, que fueron presentadas el martes”.

La agencia estatal mexicana, Notimex, generalmente sustentada en agencias de prensa extranjeras,  divulgó reporte fechado en Dallas, Texas, registrando:

“Autoridades federales en Texas informaron hoy que el exgobernador del norteño estado mexicano de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba, no ha sido acusado o detenido por la justicia federal estadunidense.

“No lo tenemos bajo custodia federal y no está acusado’, dijo la vocera de la Oficina del procurador federal para el sureste de Texas, Angela Dodge”, de acuerdo con el “cable” de Notimex.

El asunto Yarrington no es nuevo.

Surgió a la luz pública hace por lo menos tres años. La investigación contra el ex gobernador viene desde el año 2009 en México. La PGR abrió entonces una averiguación previa (la PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009)0, sustentada en declaraciones de dos testigos protegidos (en México les llaman “testigos colaboradores”), que han dado información sobre los “malos” pasos del priísta.

La Policía Ministerial investiga también, desde entonces, a los ex gobernadores del mismo estado, Manuel Cavazos Lerma (1993-1999) y Eugenio Hernández (2005-2010), por delitos contra la salud, enriquecimiento y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El despacho de la AP, recogido ayer por la prensa mexicana, sólo reporta que los departamentos de Justicia y del Tesoro entregaron a “dos fiscales federales” evidencia suficiente para acusarlo de ser socio del ex líder del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, extraditado por México a Estados Unidos en 2007, y condenado en 2010 a 25 años de prisión y una multa de 50 millones de dólares, luego de que se declaró culpable de varios delitos.

En estos casos, los testigos protegidos juegan un papel importantísimo en las investigaciones, a falta de pruebas físicas. La investigación de la PGR se fundamenta en testimonios de ellos que ligan al ex gobernador con el cártel del Golfo y Los Zetas. Miguel Soto Parra, ex líder de Los Zetas (curioso, pero todos, todos los detenidos, involucrados en el narco por la Policía Federal o los soldados del Ejército y la Marina. invariablemente son líderes y “jefes de plaza”, lo cual revela que en las filas de las pandillas de narcotraficantes y criminales todos sus integrantes son líderes).

El problema grave, gravísimo, es la percepción, razonable, ingenua o malintencionada, de los lectores de titulares de notas periodísticas, o de pegotes en Twitter o en cualquier otra red “social”.

Todo político, “presunto”, y más si es priísta, es objeto de la condenación eterna, o utilizado por los panistas y por el presidente Calderón para pegar duro y a la cabeza a su adversario. (Recordad, dice Sandro, mi hijo español), “El Michoacanazo” por lo menos. Algo muy parecido al de los generales, a quienes se mantiene arraigados y no se da ninguna información de la suerte que correrán.

Pero mejor veremos y diremos.

analisisafondo@cablevision.net.mx
Francisco Gómez Maza

LUN 21.05-12

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: AH, QUÉ DOÑA CHEPINA

· Los jóvenes nunca jamás han estado dormidos

· Dormidos, los miembros de la clase política

Si mal no recuerdo, los jóvenes siempre han estado interesados en los asuntos públicos que conciernen al bienestar de las mayorías, los trabajadores explotados, mal pagados, pobres, y por los otros asuntos que tienen que ver con la política, la educación, la cultura, la economía. Que yo recuerde, siempre lo han hecho.

Lo más cercano en la historia: El Movimiento Estudiantil-Popular de 1968, que costó tantas vidas de niños, mujeres, hombres, ancianos. Que yo recuerde, el Movimiento Estudiantil de 1971, cuando los “Halcones”, militares disfrazados de civiles, reprimieron inmisericordemente a los jóvenes.

Y me vienen a la memoria hechos de juventud: El asalto al cuartel de Madera, realizado por el Grupo Popular Guerrillero el 23 de septiembre de 1965, de donde se inspiró la Liga Comunista 23 de Septiembre, que se presentó en sociedad en los primeros años de 1970.

Las guerrillas de Jenaro Vázquez Rojas, líder sindical del magisterio guerrerense que, tras formar parte de la oposición política al gobierno de Guerrero, pasó a la clandestinidad y formó uno de los varios grupos armados que se desarrollaron en la Sierra Madre del Sur durante la década de los 60 y 70. Y luego la de Lucio Cabañas, el profesor que junto con el primero hizo historia.

Y muchos movimientos pacíficos y violentos, encabezados por jóvenes, hasta el del levantamiento armado indio del primero de enero de 1884, en cuyas filas marcharon y marchan jóvenes, varones y mujeres.

Jóvenes mexicanos han estado siempre, en toda la historia de México, a la vanguardia de las luchas populares en este México de la revolución traicionada e interrumpida.

Sólo por mencionar algunos capítulos de la vida mexicana.

Es explicable sólo por la ignorancia y el desinterés (y el desprecio clasista), en lo público, en lo político, en lo social, el asombro de las buenas conciencias porque relevantes grupos de universitarios y preparatorianos, y hasta secundarios y primarios, se manifiesten, en el actual proceso electoral mexicano, en contra o a favor de tal o cual candidato.

Obviamente. Los jóvenes que no quieren el regreso de un PRI corrupto (porque lo que caracterizó a ese partido, en los poco más de 70 años en que gobernó al país, fue eso, la corrupción, el enriquecimiento supino de sus cuadros dirigentes a costa del erario,  el centralismo, el corporativismo, y otros gravísimos defectos, a pesar de sus buenas obras) están en contra de que Enrique Peña Nieto, el candidato tricolor, asuma la presidencia de la república.

Pero también hay grandes sectores juveniles en contra del PAN, que adoptó los mismos usos y costumbres del pasado, del de antes del año 2000, y no supo gobernar al país. Ese partido ya no es de la gracia de muchos sectores del México de 2012 y la mayoría de esos sectores es joven.

Obviamente que los jóvenes inspirados por los principios de la izquierda apoyan a la Izquierda, encarnada en la persona del porfiado Andrés Manuel López Obrador. Es obvio.

Los jóvenes mexicanos nunca han estado dormidos. Los que lo han estado son los políticos del establecimiento, como lo afirma en su #BestiarioElectoral el académico y periodista, César Cansino, al comentar otro dislate de la albiceleste Josefina Vázquez Mota, quien manifestó su asombro por la manifestación antipeñista en la Universidad Iberoamericana (¿Se asombraría igualmente por el juvenil apoyo masivo del domingo a López Obrador, y no sólo en México sino en muchos países del mundo?).

“Hay un despertar de la juventud”, manifestó la señora Chepina, indicando inconscientemente que ella pasó de noche por los casi 50 años de historia del México moderno.

analisisafondo@cablevision.net.mx


Francisco Gómez Maza

+++++

MAR 22-05-12

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: PERIODISMO DE PACOTILLA

·        Periodismo, a modo

·        Periodistas, cooptados

La mayoría de los medios de “información” periodística, tanto impresos como  electrónicos, particularmente la televisión, no pueden alentar la democracia y la participación de la ciudadanía, ni en el actual ni en ningún proceso electoral. Y no pueden porque sólo son mecanismos de poder de poderosos cárteles políticos y empresariales.

En general, la prensa mexicana, con excepciones que son pronto eliminadas por su espíritu independiente, analítico y crítico, es una instancia a modo de las clases dominantes, particularmente la de los políticos. Esto es el pan nuestro de cada día.

El periodista Marco Lara Klahr lo apunta con puntualidad y claridad. Reportero con experiencia profesional, derivada en la academia, desnuda la realidad de los medios periodísticos mexicanos. No hace falta agregar ni un ápice a su análisis:

1. Fueron creados con capitales sustraídos del erario público, por complicidades políticas, comenzando por las de los gobernadores, que desde el momento en el asumen el poder suelen adquirirlos, o los crean para contrapesar a medios críticos o no serviles.

2. En modo alguno podrían subsistir sin la asignación de publicidad oficial, por vías formales y/o informales, así como la partidista en tiempos electorales.

3. Son reproductores de las versiones oficiales en los ámbitos políticos, de gestión gubernamental, policial y judicial, invisibilizando al grueso de la comunidad.

4. Tienen dueños favorecidos con contratos para proveer al sector público de productos y/o servicios, o detentar concesiones de negocios dedicados, por ejemplo, a la publicidad exterior, la impresión de papelería oficial y libros, y en otros ámbitos ajenos al periodístico.

5. Son críticos para ejercer presión hasta que el poder político les asigna publicidad (hoy, esto incluye a muchos medios por Internet).

6. (Ante ellos, sólo aparece) un puñado de medios marginados, acosados, reprimidos o quebrados por ser independientes.

Pero no queda ahí la triste realidad. (Caramba, por qué Análisis a Fondo tiene siempre que presentar lo más negro de la vida mexicana.)

Un sistema de medios así (dicet Lara Klahr) produce periodistas que, asignados a los sectores políticos, económicos, policiales y judiciales:

1. Cobran porcentaje de toda publicidad que recibe su medio de tales sectores.

2. Se dedican a la venta de publicidad para patrocinar sus espacios.

3. Utilizan sus espacios para hacer publicidad “encubierta”, incluidas entrevistas “facturadas”.

4. Reciben regalos que van desde autos hasta iPads, por ejemplo, en fiestas navideñas.

5. Son también proveedores, contratistas o concesionarios del gobierno.

6. En el caso de los policiales y judiciales, reciben salarios o “apoyos” de diversas dependencias; les son asignados vehículos que fueron requisados y hasta armas -recuerdo el caso del director de un medio del norte que traía en la cajuela de su auto un fusil de asalto, “regalo de mi compadre, el general jefe de la zona militar”-, y cubren acríticamente las “presentaciones” de detenidos y los operativos policiales y militares, a cambio de recibir información sustraída ilegalmente de expedientes judiciales.

7. Son críticos hasta que reciben prebendas del poder.

8. Son mensajeros del crimen organizado hacia el resto del gremio periodístico.

9. (Quedan) unos pocos independientes, que son por ello perseguidos y en ocasiones marginados, golpeados, desaparecidos, asesinados y o expulsados de sus comunidades. (Ochenta y tantos asesinados dicen algo).

10. (Y algunos) en algunas capitales, sobreviven dignamente del ejercicio de la profesión.

En estas condiciones, esto lo dice el escribidor, nadie puede llamarse a engaño. La prensa – impresa y electrónica – no está al servicio de la democracia. Los medios siempre llevarán el agua a su molino. Y apoyarán  al candidato que, siendo gobierno, les garantizará la “libertad” para seguir medrando y… jodiendo. No somos amarillistas. La amarilla es la realidad. No somos pesimistas. Somos realistas. No se diga más. En eso quedamos.

análisisafondo@cablevision.net.mx


Francisco Gómez Maza

DOM 20-05-12

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: LO GROTESCO DE LA CAMPAÑA

·        Puras promesas

·        Puras vergüenzas

Usa palabras suaves y argumentos fuertes, reza un adagio inglés. Pero lo que escuchamos en esta campaña por la presidencia son palabras duras, hirientes, y argumentos débiles. Escuchamos también palabras fantasiosas, míticas, para manipular, para dominar. Para avasallar, para sojuzgar

En la “competencia”, los candidatos destilan ira, resentimiento. Se atacan inmisericordemente, como si fuera a acabarse el mundo Y, ante los ciudadanos,  lanzan promesas que, más temprano que tarde, se convertirán en vergüenzas.

Sus correligionarios, seguidores y simpatizantes, en general, destilan odio, deseos de venganza, veneno puro. Lanzan vituperios, insultos, infamias a los adversarios de su candidato.

Andrés Manuel López Obrador, el representante de las llamadas izquierdas, es cínico, mojigato, hipócrita, calamitoso, tramposo y otras lindezas.

Enrique Peña Nieto, el abanderado del centro derecha, es manipulador, corrupto, ratero, asesino, ahijado del jefe del “Grupo compacto”,  y… pendejo.

Josefina Vázquez Mota, de la derecha, es borracha, loca y más.

Los candidatos, miembros del sistema político mexicano, ejemplo especialmente interesante de la utilización dia-bólica de las palabras, pronuncian discursos de palabras fantasiosas, inexistentes, míticas. Distorsionan su significado para vender su imagen y pedirles a los ciudadanos que creen, por una razón o por otra, en las elecciones, su apoyo para ganar, pero también para, una vez en el poder, impedir totalmente su participación en el gobierno. Evocan entes mitológicos como Estado, Nación, Soberanía, representación popular, poderes, autoridades, unidad, reconciliación, regeneración, justicia, compromiso, cambio…

En esencia, ya desde la campaña electoral, los candidatos comienzan a justificar la dominación sobre el pueblo: Soy diferente, Soy el cambio verdadero, Yo cumplo mis compromisos… Yo seré tu presidente. Vota por mí. Yo… yo… yo… Utilizan las palabras muy conscientes de que se trata de dominar a los ciudadanos. Con alevosía y ventaja.

Pero no hay de qué preocuparse. No vale la pena. Así se comportan, en cada periodo electoral, principalmente, los políticos, los candidatos, sus correligionarios, sus seguidores, sus simpatizantes. Es la característica del estado inconsciente en el que vivimos y reaccionamos los seres humanos. No respondemos. Reaccionamos. Responder implica responsabilidad. Reaccionar, inconsciencia.

Quien visite las redes sociales, Twitter o Facebook, puede comprobar la clara intención de los políticos, y las reacciones de la inmensa mayoría de participantes. Esa mayoría es inconsciente de que las elecciones son sólo un mecanismo de dominación de los poderosos sobre la población, y no ven la naturaleza de las palabras y menos su alcance. Lanzan flechas hirientes, asesinas. “El pendejo de tal por cual”, “El asesino de tal…”

Muy pocos se zafan de esa corriente de trivialidades, futilidades, lugares comunes. De todos modos, con las elecciones no vamos a llegar a ningún lado, porque están pensadas, planeadas, organizadas por políticos, constitucionalistas, legistas, legisladores, para garantizar la continuidad del estado de cosas. Elegir a quien va a mantener los privilegios de políticos, dirigentes de los partidos políticos, legisladores, jueces, grandes empresarios, grandes industriales, grandes comerciantes, potentados financieros; de las corporaciones, de  obispos, de alto clero, de líderes sindicales…

Pocos ciudadanos se dan cuenta de la trampa. No reparan en que sólo tienen “derecho” de votar y punto. Nada más.  Ocurrido el proceso electoral, una vez elegido el “gobernante”, una vez Inaugurado el nuevo gobierno,     loa ciudadanos que lo votaron  no tienen ninguna participación en las decisiones que aquellos toman. Ahí está el engaño. Muchos, pero muchísimos – la mayoría – ciudadanos se autoengañan. Y votan por su “bombón”, por  su “jefa”, por “el peje”, cuando por necesidad quien gane la elección, una vez estando en el gobierno, velará más por sus intereses personales y de clase… sea de izquierda, de centro, de derecha. Y es el cuento de las Mil y una noches…

analisisafondo@cablevision.net.mx
Francisco Gómez Maza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: