ELECCIONES FEDERALES 012. Mensaje de los obispos mexicanos


Con motivo del proceso electoral 2012

Mensaje del Episcopado Mexicano

Por una democracia al servicio del desarrollo social

Como es su costumbre hacerlo en circunstancias especiales, los obispos de México han dirigido, con fecha  19 de marzo, unas palabras de orientación religiosa en torno a las elecciones del 1º de julio próximo, que son de especial importancia para el futuro del país.

Su reflexión va dirigida a “los diferentes actores involucrados en el próximo proceso electoral: partidos políticos, candidatos, autoridades y, sobre todo, a los ciudadanos para que asuman la necesidad de ampliar su horizonte y su compromiso, cada uno en el ámbito de su competencia”.

“Los Obispos de México, ante el inminente proceso electoral —comienzan su exhortación— animamos a los fieles cristianos a participar de una manera informada, consciente y responsable de la gran fiesta democrática programada para elegir el próximo primero de julio a nuestras autoridades federales.

Los obispos estamos convencidos que el sistema

democrático es la mejor opción para la construcción y desarrollo de una sociedad equitativa en México. La democracia ofrece la posibilidad de establecer y fortalecer las estructuras adecuadas para generar las condiciones de vida de todo mexicano, acordes a su dignidad como persona, amada por Dios, y lo lleven al compromiso y donación a los demás para la construcción de bien común. Ya que el ‘el hombre… no puede encontrar su propia plenitud si no es en la entrega sincera de sí mismo a los demás’”.

La participación ciudadana, el papel de los cristianos en la vida pública

“Para recuperar la nobleza y significación de la vida política –expresan más dekante– se requiere, de manera indispensable, la participación de los cristianos en la vida pública. El ser ciudadano está relacionado con la pertenencia a la comunidad y los cristianos no pueden eximirse de colaborar en las tareas políticas de su propia comunidad, empezando por participar responsablemente en los procesos electorales pero asumiendo que la participación ciudadana va más allá del sufragio. Se participa cuando se contribuye a la organización de la sociedad civil, alentando el diálogo y la tolerancia.

Fortalecimiento del Estado de Derecho y de las instituciones

Fortalecer al Estado en base a principios éticos es la mejor plataforma social sobre la cual es realizable el compromiso con una cultura de la no violencia y de respeto a toda vida, una cultura de la solidaridad y con un orden económico justo, una cultura de la tolerancia y con una vida en veracidad y una cultura de la igualdad de derechos y de camaradería entre hombre y mujer.

División real de poderes

Reconocemos y animamos una real división de poderes en el Estado: ‘Es preferible que un poder esté equilibrado por otros poderes y otras esferas de competencia, que lo mantengan en su justo límite. Este el principio del Estado de Derecho, en el cual es soberana la ley y no la voluntad arbitraria de los hombres’.

El proceso de la Democracia

Para la consolidación democrática, sostenemos que se requiere una reflexión profunda sobre la Paz, la cual no podrá conseguirse sin un verdadero desarrollo y la participación ciudadana de nuestros pueblos, generando un compromiso fraterno y solidario entre todos los mexicanos.

Con los jóvenes

Los jóvenes mexicanos tienen un papel dinamizador para la acción social y política y el cambio de estructuras, haciendo propia la opción preferencial y evangélica por los pobres y necesitados. Los Obispos de México les invitamos a vencer los obstáculos que impiden su derecho de participación consciente y responsable para generar cambios importantes en el logro de políticas públicas más justas, que reviertan toda situación de exclusión; su capacidad es inmensa. Ha llegado el momento de la reflexión y de la plena aceptación del desafío de vivir, en plenitud, los valores esenciales del verdadero humanismo integral. Su participación es trascendental, cimentados firmemente en Cristo.

Se puede decir que el crecimiento económico depende, en primer lugar, del progreso social; por eso la educación básica es el primer objetivo de un plan de desarrollo”.

Derecho y deber de votar

Ya casi para concluir, escriben: “Exhortamos y animamos al ejercicio de nuestro derecho y deber de votar, ejercicio que nunca irá solo, sino que debe ser indispensablemente acompañado de nuestra participación en las diversas instituciones que a través de la historia de nuestra Patria hemos conseguido. Es la hora propicia para que funcionen de manera adecuada, mediante la vigilancia y nuestra colaboración; no sólo las electorales, sino también las familiares, escolares, religiosas, etc. Esto depende de todos nosotros que tenemos el orgullo de llamarnos mexicanos, donde quiera que nos encontremos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: