LOS DESLINDES EN LAS CAMPAÑAS. Salvador Flores LLamas


A c e n t o

Los deslindes  en las campañas

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

El PRI puso de moda los deslindes políticos: Peña Nieto y su partido se deslindaron del ex gobernador tamaulipeco Tomás Yarrington Ruvalcaba, acusado de nexos con el narco y lavado de dinero en Texas; y  siguió López Obrador con Narciso Agúndez Montaño, ex mandatario de Baja California Sur, capturado por peculado.

Suspendió además el PRI los derechos partidistas a Yarrington; pero debió hacer lo mismo con Homero Díaz Rodríguez, presidente de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, quien como secretario de gobierno que fue de Tomás, era imposible que no estuviera enterado de las maniobras de su jefe, y en el menor de los casos fue su encubridor, cuando no su cómplice.

A principios de febrero surgió la noticia de que tres ex gobernadores de Tamaulipas: Cavazos Lerma, Yarrington y Eugenio Hernández estaban en la mira de la justicia por nexos con el narco. El PRI culpó al gobierno de judicializar la justicia para atacar a su candidato presidencial Peña Nieto.

Y no sólo no hizo anda, lanzó a Cavazos de candidato a senador, y calló ante los señalamientos de que Eugenio Hernández, el ex gobernador más reciente, tuvo que ver en el asesinato del candidato a sucederle, Rodolfo Torre Cantú, a 10 días de la elección.

(A éste lo suplió a las volandas su hermano Egidio, quien entró con muchas agallas, y al parecer ya se las amputaron).

La disculpa favorita fue que el gobierno de Calderón  estaba interviniendo en la campaña presidencial para favorecer a su candidata Vázquez Mota.

A Narciso Agúndez sí lo dejaron solo con premura: el PRI, su primer partido; el PAN, que en 1995 lo nombró candidato a alcalde de Los Cabos y lo retiró por trampas que cometió; PT que en 1997 lo hizo también candidato a Los Cabos, pero perdió, y el PRD, al que ingresó invitado por López Obrador en 1999,  fue presidente municipal de Los Cabos y en 2005 Andrés Manuel lo hizo candidato a gobernador,

Sustituyó a su primo Leonel Cota Montaño, gran amigo el Peje, al que éste nombró jefe nacional del PRD.

Por pleitos en su sucesión con su primo, Narciso quedó marginado del PRD al dejar el gobierno en 2011, y por no hacerlo candidato a senador, lo logró por el Partido Verde,  aliado del PRI, y al ser capturado hacía campaña a Peña Nieto.  

Este ejemplo destacadísimo del saltimbanquismo político ha ocurrido en todos los partidos, que al parecer no les ha afectado, pero en un momento dado puede afectarles.  

En Baja California Sur no es raro ese hecho: el ex gobernador Leonel Cota Montaño, primo de Agúndez y quien le heredó la gubernatura, pasó a ser –como se dijo- jefe nacional del PRD por ser amiguísimo de López Obrador.

Al terminar su gestión y por dificultades con su primo, lo ningunearon en el PRD en 2011, que no quiso postularlo ni a alcalde de Los Cabos, renunció al partido que dirigió y pasó a ser candidato al cargo por Nueva Alianza.

Cota Montaño había militado toda su vida en el PRI, que lo hizo senador (1994-2000). Compitió por la candidatura a gobernador en 1999 y le ganó el otro senador Benjamín Manríquez Gularte, a quien derrotó ya de candidato del PRD.

Del mismo pie cojea el actual gobernador Marcos Covarrubias Villaseñor, quien fue presidente municipal de Comondú y diputado federal por el PRD en 2009. En 2011 fue precandidato fuerte a la gubernatura, mas la cúpula perredista prefirió a Luis Armando Díaz, a quien derrotó, ya bajo la bandera del PAN.

El que cuando los políticos caen en manos de la justicia sean abandonados por sus partidos no abona a la convivencia política ni al avance de nuestra democracia. Sólo dan el paso para que el desprestigio de aquéllos no afecte a los candidatos presidenciales, en esta hora sobre todo.

Por desgracia el fenómeno de la falta de fidelidad a los principios habla de una lamentable falta de probidad de los políticos, que atienden sobre todo a su conveniencia personal.

Esta promiscuidad política, la corrupción, ineficacia, negligencia para atacar al crimen y la inseguridad sólo se combaten con el voto. Estamos en buena hora  para utilizar esa arma democrática.

Posdata.- En noticieros y programas de Televisa  pasan hasta tres spots de Peña Nieto por uno de cada uno de los otros tres candidatos presidenciales. Y luego presumen de imparcialidad.

Anuncios

Una respuesta

  1. Reblogged this on Arjan Shahani's Blog and commented:
    Interesante análisis de deslindes… Falta también mencionar el terrible caso del Alcalde de Monterrey Larrazabal, enfilado para ingresar a nuestro Congreso por la vía plurinominal, vergüenza del PANismo, arropado para protegerle pero desvinculado de la campaña de Vázquez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: