ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. NUEVO MODELO DE PAÍS; TRUNCA REFORMA LABORAL


JUE 27-09-12

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: NUEVO MODELO DE PAÍS

·      Nueva Ley Federal de. Trabajo

·      Lejos de la justicia, cerca de EU

El dictamen de las reformas a la Ley Federal del Trabajo será subido hoy al pleno de los diputados por un Comisión legislativa del Trabajo y Previsión Social a modo.

Durante su sesión de ayer, diputados priístas y panistas, como ha ocurrido siempre en la práctica legislativa mexicana, fueron desechando, una a una, las reservas presentadas por el Frente Progresista y por Nueva Alianza, sin discusión ni posibilidad de réplica.

La mayoría de las 261 reservas planteadas por las fracciones parlamentarias para ser revisadas y votadas en el seno de la Comisión fueron, luego de que el dictamen fue aprobado el miércoles en lo general por la mayoría oficialista, desechadas ipso facto, “como ha ocurrido siempre”, afirmó una colega reportera con años de experiencia en la cobertura informativa de las actividades del Congreso.

El propio presidente de la Comisión, el líder obrero Carlos Aceves del Olmo, le comentó a este escribidor que, como iba el avance del desahogo de las reservas a la iniciativa calderonista, a eso de la hora de la comida, el dictamen estaría cocinado en el trascurso de la jornada para ser entregado hoy viernes a la Mesa Directiva encabezada por el priísta Jesús Murillo Karam, para su discusión y aprobación en las próximas horas.

Mientras tanto, grupos de representaciones sindicales de la Unión Nacional de Trabajadores, de filiación seudo izquierdista, se desgañitaban a las afueras del palacio legislativo de San Lázaro como voces clamantes en el desierto, protestando por el enfoque neocapitalista  de la reforma a la Ley Federal del Trabajo presentada por el saliente presidente Felipe Calderón y avalada por el presidente electo Enrique Peña Nieto y sus respectivas agrupaciones político electorales representadas en el poder legislativo.

Pasado el medio día de ayer, “sólo una reserva hemos ganado; la referida a la igualdad sustantiva entre trabajadoras y trabajadores”, comentó el representante del PRD en la Comisión del Trabajo,  Martí Batres Guadarrama, pero “tiro por viaje”todas las demás (el PRD presentó 96 inconformidades en igual número de artículos de la reforma), fueron rechazadas sin oportunidad de discutirlas, tanto que tuvo que pedir un moción de orden para advertir  a los comisionados del PRI y del PAN así como al presidente Aceves del Olmo que dieran por lo menos la posibilidad de discusión antes de la votación para aprobar o desechar las reservas. Por supuesto que la solicitud del legislador perredista ni siquiera fue escuchada.

Por lo que pudo constatarse durante las actividades legislativas de ayer, la reforma laboral pasará a como de lugar, pese a la oposición de la izquierda, y a las manifestaciones callejeras de grupos de trabajadores de la UNAM, del Sindicato Mexicano de Electricista, de los telefonistas entre otros Vaya. Ni siquiera las reservas presentadas por el partido de Nueva Alianza, brazo político del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación liderado por la profesora Elba Esther Gordillo, fueron tomadas en cuenta.

Así pasó la jornada de la víspera, mientras en el salón de plenos una fila de oradores de todos los partidos desfilaba por la tribuna sin provocar el interés de los reporteros, cuya atención estaba pendiente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social que estaba sesionando en el llamado Salón de Protocolos del complejo legislativo de San Lázaro.

Ayer decíamos que sin la creación del seguro de desempleo, la ley laboral no tendrá ni siquiera los efectos de privilegiar a las empresas a fin de que amplíen sus inversiones en una planta industrial realmente productiva y competitiva. Sin seguro de desempleo se incrementará la pobreza y por tanto se enflacará el mercado interno porque millones de trabajadores no dispondrán de ninguna capacidad para consumir bienes y servicios.

Manlio Fabio Beltrones, el líder de la mayoría priísta, aseguró que el seguro de desempleo no va pegado a la ley del trabajo, sino en la del seguro social. Tiene razón, pero nadie puede negar que el buen éxito de cualquier nueva modalidad de relaciones obrero patronales depende de que los trabajadores tengan la certidumbre de que, si son despedidos por la empresa para la que trabajan, no morirán de hambre ellos y  familia.

El escribidor, reportero de toda la vida, creía que ya había perdido la capacidad de asombro ante la violencia, la sangre, la muerte, incluso su propia muerte. Sin embargo, al testificar los procedimientos legislativos para aprobar a como de lugar la iniciativa de reformas a la ley del trabajo, tuvo que reconocer que estaba asombrado no obstante de tener conciencia de que todos los grandes asuntos de políticas públicas se deciden en las cúpulas del poder. Hoy viernes será el día clave, las reformas comenzarán a ser “debatidas” en el pleno y probablemente el lunes venidero amaneceremos con un nuevo modelo de país, más lejos de la justicia, pero más cerca del modelo calvinista de nuestros vecinos del norte. Pero mejor veremos y diremos el lunes venidero porque este escribidor también tiene que descansar haciendo adobes.

analisisafondo@cablevision.net.mx

Francisco Gómez Maza
++++++++

MIE 26-09-12

FRANCSCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: TRUNCA REFORMA LABORAL

·      La Comisión legislativa de Trabajo, hecha bolas

·      La clave del“éxito”, un olvidado seguro de desempleo

Las reformas a la Ley Federal del Trabajo serán aprobadas por los partidos Revolucionario Institucional y su satélite, el Verde, y por el de Acción Nacional. Los partidos del Frente Progresista (PRD, PT y Movimiento Ciudadano) votarán contra ellas, y con justa razón. Nueva Alianza, de la maestra Elba Esther, comprometió su abstención en lo general porque la presidencia de la Comisión no tomó en cuenta sus propuestas. Pero las reformas quedarán truncas… aunque los mayores beneficios serían para las empresas empleadoras. El gran ausente es la creación de un seguro de desempleo, condición si la cual los trabajadores quedarán a merced del estado emocional de los patrones.

PRI y PAN están de acuerdo en reducir los costos de contratación y despido laboral, y este nuevo mandato legal pondrá a los trabajadores en una situación comprometedora si, en los próximos años no se les otorga el seguro de desempleo, que debería ser incluido en la reforma que esta misma semana tendrán que aprobar los diputados de la LXII Legislatura.

Una planta laboral desprotegida generará una demanda nacional de bajos ingresos promedio, lo que empobrecerá al país en el mediano y largo plazos. Y de esta situación es muy posible que no estén conscientes, hoy jueves 27 de septiembre, los legisladores priístas y los panistas. Sin establecer el seguro de desempleo, la reforma a laboral caminará totalmente amputada y servirá para maldita sea la cosa pensando en el bienestar de la fuerza de trabajo, de los trabajadores y sus familias.

El único partido que tiene claridad de esta perversidad de los contratos por hora es el PRD, a sabiendas de que las contrataciones por hora permitirían despidos de trabajadores sin mayor trámite. Y el gran cambio de la legislación en litigio y en lo que hay un total e inconsciente consenso en la diputación priísta y panista, es en los “contratos por hora”.

Contratar por hora al trabajador permitiría, como sucede en otros países que hay adoptado esta legislación, despedirlo sin mayor trámite, tal vez pagando un mes adicional de trabajo y nada más.

Adicionalmente, con un contrato por hora se acaba la lealtad del trabajador hacia la empresa; la camiseta del patrón jamás se la volverá a poner el empleado, que siempre estará disponible a aceptar cualquier otra oferta de empleo, en base a la capacitación adquirida en la empresa para la que trabaja por horas, de mayores atractivos económicos.

Hay que ver también que las empresas contratarán por hora a los trabajadores mientras tengan un mercado estable para su productos, pero en momentos de crisis, de depresión económica, de caída del mercado, no sólo no contratarán sino que decidirán despidos masivos a diestra y siniestra y sin ninguna liquidación o finiquito como debería de ocurrir con la ley que está en vigencia hasta ahora. Y los despedidos quedarán en el arroyo y sin calzones.

Se puede argumentar, desde los partidos políticos, desde las empresas privadas y desde el poder gubernamental, que no es nada fácil establecer el seguro de desempleo porque todo el mundo está pensando en él  a partir del presupuesto de egresos de la federación.  De acuerdo con algunos cálculos, crear un seguro de desempleo, digamos que decente, equivale al 80 por ciento de los ingresos del trabajador y costaría unos 160 mil millones de pesos, de los que el erario no dispone porque tiene un enorme déficit en la recaudación fiscal

Para ello, tendría que votarse una radical reforma fiscal a fin de ampliar la base gravable, combatir la evasión y elusión fiscales, y obtener los recursos necesarios para la protección de los trabajadores bajo la nueva ley del trabajo, que en honor a la verdad está diseñada para beneficiar sólo a las empresas con el sofisma de mejorar la productividad de la economía y su competitividad en los mercados del exterior.

Sin una reforma fiscal integral simple y sencillamente no habrá cómo financiar esos 160 mil millones de pesos para asegurarles a los trabajadores desempleados un ingreso mínimo para satisfacer sus necesidades mínimas. Se argumenta, sin embargo, que la carga de la creación de ese seguro tiene que soportarla el gobierno federal, pero cabe la pregunta de si no se puede incluir en los beneficios del Seguro Social, al que supuestamente cotizan el gobierno, los patrones y los trabajadores. El presupuesto federal podría estar encasillado en las prestaciones del seguro.

Y otras preguntas, por cierto. Quién se hará cargo del servicio médico de un trabajador despedido, qué contabilidad de los años trabajados para tener derecho a una jubilación, por mencionar sólo dos asuntos. Aquí quedan las interrogantes

En base a estas reflexiones, el escribidor puede advertir que, sin seguro de desempleo legislado en la nueva ley del trabajo, toda la ley “valdrá madres”.Esta es la expresión verdadera. Valdrá madres. Habría que conminar al presidente electo, Enrique Peña Nieto, quien lo prometió en su campaña electoral, que va a pasar si no lo instaura de inmediato. La nueva ley laboral se revertirá contra los trabajadores y contra él, porque los afectados lo verán con recelo.

Concluyo con los amigos de Tendencias: La reforma laboral y, sobre todo los contratos por hora, son un arma de dos filos si no van acompañados de un seguro de desempleo equivalente al 80% de los ingresos reportados.

Al momento de concluir este análisis, la Comisión del Trabajo estaba en un receso, pero fuentes cercanas al debate aseguraron que el dictamen estará votado para ser entregado mañana a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados a fin de ponerla a consideración del pleno. Veremos y diremos.

analisisafondo@cablevision.net.mx

Francisco Gómez Maza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: