ANÁLISIS A FONDO. J. Francisco Gómez Maza. ¿REVIVIRÁ EL CAMPO MEXICANO?; WISHFULL THINKING CALDERONIANO; DESAGRADO DE LOS EMPRESARIOS; LEY LABORAL IMPRFESCINDIBLE


JUE 04-10-12

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: ¿REVIVIRÁ EL CAMPO MEXICANO?

  • · Acuerdan en San Lázaro reforma estructural
  • · ¿El olvido del sector quedará en el olvido?

El olvido, al que los gobiernos panistas condenaron al campo y a los campesinos mexicanos, revivió ayer una sesión camaral que pintaba ayer demagógica, anodina, insulsa.

El alicaído sector agropecuario pareció, por un momento, volver a ser prioridad para los diputados de todos los partidos, hasta los del PAN, luego de que el panista presidente Calderón se puso la casaca verde olivo de comandante supremo de las fuerzas armadas, se engolosinó con una guerra diabólica, que ahora él mismo está reconociendo que no ha servido para mucho, y sí para bañar de sangre a miles de familias, que no murieron de hambre, y mandó al demonio lo realmente prioritario.

Al panismo le fue más fácil impulsar las compras de alimentos en el exterior, a costa de los campesinos. Hasta el presente, gracias a la política mercantilista de los gobiernos panistas, las importaciones de alimentos básicos equivalen a más del 40 por ciento del consumo nacional.

Los problemas que enfrenta el sector rural, como lo señaló el ecologista Miguel Sámano Peralta, van desde una baja productividad y escasa tecnificación hasta condiciones de abandono y niveles de pobreza inaceptables. Tan sólo para este año, la Secretaría de Agricultura estima afectaciones a 2.5 millones de hectáreas agrícolas, así como la reducción de la producción de maíz en 17 por ciento; de frijol en 40 por ciento, y la pérdida de más de 2 millones de cabezas de ganado.

Ante esta situación, que no fracaso porque la política sectorial de abandono del saliente fue premeditada, con alevosía y ventaja, las llamadas reformas estructurales no han sido más que logros para grupos e intereses particulares, y se ha conseguido eliminar todo intento para beneficiar al país. México está rezagado, mientras otros países apuestan a cambios eficientes, como lo denunció en tribuna el diputado del Movimiento Ciudadano Juan Luis Martínez Martínez.

Los programas implementados por la administración saliente hicieron del campo redes clientelares y corporativas que, lejos de beneficiar al productor, terminaron favoreciendo a los más ricos, concentrando la riqueza en manos de unos cuantos.

La permanente crisis alimentaria padecida por los mexicanos unió, por los menos en el discurso, a tirios y troyanos. Todas bancadas, de todos los colores, acordaron impulsar una reforma rural estructural para rescatar al campo, aunque podría pensarse que la tarea es de titanes, pues el campo mexicano está en la lona.

A dos años y medio de que la anterior legislatura propuso impulsar al sector agrícola y ganadero, la situación en el campo de México ha empeorado. La pobreza extrema y alimentaria se han asentado en la población rural, padeciéndolas 12.3 millones de habitantes. El flagelo del hambre invade a las familias rurales y la dependencia de México del exterior se incrementa, sobre todo con Estados Unidos.

Démosle el beneficio de la duda a los diputados del PAN, del PRI, del PRD y de los partidos pequeños – PT, MC, Verde y Panal -, que ayer acordaron poner las condiciones legales para revivir la actividad agropecuaria.

El Pleno solicitó a la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos agendar, entre los temas de la presente Legislatura, la “reforma rural estructural”. Asimismo, pidió a las comisiones de Agricultura y Ganadería, de Desarrollo Rural, de Pesca, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Asuntos Indígenas, Reforma Agraria, y Recursos Hidráulicos, y al Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria, que concluyan los trabajos en la materia, olvidados por la anterior legislatura.

Todas las comisiones deberán aportar su trabajo, Aparte de las mencionadas, también las comisiones de Desarrollo Social, Salud, Educación Pública y Servicios Educativos, Economía, Energía, Ciencia y Tecnología y Seguridad Pública, con vinculación con el sector rural.

El diputado Marco Antonio González Valdez (PRI), proponente del punto de acuerdo, destacó que la Cámara de Diputados aprobó atender la situación del campo, bajo la advertencia de que, de no hacerlo, la población rural sufriría (¿sufriría? Ya las está sufriendo) consecuencias graves en su desarrollo económico y social y se podría poner en riesgo la seguridad alimentaria, además de incrementar la intranquilidad y el malestar social.

Así, la política de Estado para el desarrollo rural podría estar a punto, algo que olvidaron los panistas, de volver a ser un eje central para que México vuelva a gozar de la perdida soberanía y de la seguridad alimentarias.

analisisafondo@cablevisión.net.mx

Francisco Gómez Maza

 

+++++

 

MIE 03-10-12

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: WISHFULL THINKING CALDERONIANO

  • · La ley laboral aún en veremos
  • · El empleo, dependiente de EU

Puede tener razón el presidente electo, Enrique Peña Nieto, en que la reforma laboral, que facilita a las empresas una relación ventajosa sobre los trabajadores, haga a México más atractivo para los inversionistas que, viendo enormes facilidades, inviertan para crear empleos, aunque estos no sean muy remuneradores para los trabajadores, que en estos tiempos lo único que quieren no es queso sino salir de la ratonera.

Puede tener razón igualmente el Banco Mundial, cuando asegura que la reforma, de aprobarla a tiempo la Cámara de Senadores, podría ser una varita mágica que genere una importante cantidad y calidad de empleos.

Pero lo que ni unos ni otros aclaran es que la creación de empleos depende de la inercia de la economía. Y la economía mexicana depende en una enorme proporción de inercia de la economía de Estados Unidos.

Beltrones, sin embargo, tiene buena parte de la razón al afirmar que la ley laboral facilita la creación de empleos. Puede ser. Aún no nos consta. Mis cuentas y estimaciones, y las de la Comisión Económica para América Latina no coinciden con los buenos deseos de Peña Nieto, ni los del Banco Mundial, ni menos con los del saliente Felipe Calderón. La reforma laboral que aprobó la Cámara de Diputados no generará nuevos empleos. Y esto lo corroboró el martes el líder de la cámara de diputados, Manlio Fabio Beltrones.

El lunes pasado, el presidente Calderón aseguró que “miles y miles de desempleados en México van a tener empleo formal”. El mandatario calculó que se podrían generar unos 400,000 nuevos puestos de trabajo. Pero no aclaró si esos 400 mil se sumarían a los 643 mil que la economía generará, por inercia y de acuerdo sólo a expectativas, durante 2013, con lo que la cifra se acercaría a satisfacer en buena parte la demanda de 1.250,000 empleos por año. Obviamente que Calderón no hablaba de tales cifras. Además, no aclaró que esos 400 mil son los empleos que una economía estancada puede crear cuando mucho.

La verdad es que no es posible que, por el simple hecho de contar con una nueva ley laboral, de la noche a la mañana se destape el sombrero de mago y México ingrese al club de los nuevos ricos en donde las oportunidades de desarrollo personal sean parejas.

Este año, el que está a tres meses de terminar, como lo comentamos ayer, sólo habrá creado cuando mucho poco más de 600 mil nuevos puestos de trabajo gracias a un crecimiento del Producto Interno Bruto de 3.53 por ciento y un crecimiento económico de un 2.08 por ciento de la economía del principal socio comercial de México, Estados Unidos. No puede más porque ambas economías continuarán estancadas pese a las promesas del nuevo gobierno mexicano y del presidente Barack Obama, que seguramente repetirá en la Casa Blanca.

Para el año venidero, el primero de la administración de Peña Nieto, las expectativas no son nada halagadoras si nos atenemos al comportamiento de las variables económicas. La planta productiva estadounidense deberá estar creciendo, según las expectativas de los economistas del sector privado encuestados en septiembre por el Banco de México, en 2.08 por ciento cuando mucho, lo cual quiere decir que la demanda por importaciones mexicanas no variará y ene l mejor escenario será similar a la de 2012. Y si la economía del vecino no crece, obviamente que la planta productiva mexicana no necesitará de mano de obra porque los pedidos de sus contrapartes estadounidenses no crecerán. Por tanto, la planta productiva mexicana no generará empleos adicionales a los que creó en el año que está por terminar.

Hay que tomar en cuenta también que los analistas no esperan movimientos espectaculares en los niveles de inversión del sector privado, no sólo por las razones señaladas en torno al comportamiento de la economía estadounidense, sino por factores internos, entre ellos el de la inseguridad pública.

Otro elemento que hay que tomar en cuenta porque su importancia no es menor es el hecho de que la reforma laboral puede ser regresada por el Senado a la Cámara de Diputados, luego de que los padres conscriptos tengan que hacerle modificaciones, sobre todo en el asunto de las contrataciones por empresas terceras. Y si el Senado regresa el dictamen, éste perdería su carácter de “iniciativa preferente” sobre todo por los tiempos. No hay que desestimar la importancia de las exigencias de la cúpula empresarial, que exige mayor certidumbre en el caso de las condiciones de contratación de trabajadores. Y si fuese así, el dictamen de la iniciativa presidencial que reforma la ley del trabajo entraría al régimen de aprobación de iniciativas normal. La Cámara de Diputados dispondría de 45 días para volver a analizarla y aprobar o rechazar las enmiendas que le haría el Senado. Este proceso iría más allá de Calderón, pues el nuevo gobierno será inaugurado el próximo primero de diciembre.

Todo es entonces, como dicen los gringos, un wishfull thinking, que en inglés expresa todo, pero que no tiene traducción al español. Su traducción podría ser los sueños guajiros de Calderón. En fin. Mejor veremos y diremos.

analisisafondo@cablevision.net.mx

Francisco Gómez Maza

 

+++++

 

MAR 02-10-12

FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: DESAGRADO DE LOS EMPRESARIOS

  • · El CCE pide cambios a lo hecho por los diputados
  • · Pero si el Senado cambia el dictamen, adiós ley

Las reformas a la ley federal del trabajo aún no están aseguradas. Primero, porque la cúpula empresarial ha demandado al Senado “afinar y corregir la redacción para evitar efectos negativos en la contratación de personal”. Y si los senadores le hacen caso y enmiendan el dictamen, tendrían que regresarlo a la Cámara de Diputados, cámara de origen, para que ésta la revise de nuevo y apruebe o rechace los cambios, y se pasaría el tiempo reglamentario para aprobarla como iniciativa preferente.

Lo hecho por los diputados no satisface al poder del dinero. El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, ha pedido a los senadores, quienes apenas ayer recibieron de San Lazaro la minuta aprobada la madrugada del sábado, eliminar acotaciones a las modalidades de contratación.

El dirigente del CCE exige clarificar y afinar los puntos relacionados con los procesos de inicio y conclusión de la relación laboral. Los patrones están preocupados por lo que ellos consideran limitantes excesivas que quedaron en el tema de la terciarización (outsourcing). Según ellos, éstas podrían llegar a impedir que se realice dicha actividad, lo que, al decir de Gutiérrez Candiani, cerraría la posibilidad de miles de oportunidades de empleo y acabaría con muchos puestos de trabajo existentes en esta modalidad de contratación.

Y como los senadores responden, igual que los diputados, a los intereses de las clases dominantes, tendrían que introducirle los cambios pedidos por el empresariado. No se esperaban los legisladores los reparos de los hombres del dinero. Si no hubieran protestado, el Senado tendría aprobaría la minuta tal cual fue recibida, porque esa es la línea de arriba. Claro que, por reglamento, disponen de 30 días naturales.

El CCE estima que los senadores deben dar mayor certidumbre jurídica a los trabajadores y a las empresas, y esto cambia la jugada, pues la reforma podría entrar en zona de incertidumbre y hasta que en un momento dado sea archivada por los tiempos.

Además, hay un hecho por el que nadie se ha reparado. Que hace unos días, antes de que el dictamen fuera aprobado en San Lázaro, el presidente electo, Enrique Peña Nieto, aseguró que él no estaba de acuerdo con el pago por hora. Lo dijo y curiosamente la bancada priísta en la Cámara de Diputados no tomó en cuenta la postura de su jefe máximo, no obstante la obviedad de que éste le haya manifestado al saliente Calderón su apoyo a la iniciativa.

Y retomando el entusiasmo que mostraron los altos jerarcas de la política como Calderón, Peña Nieto y Beltrones Rivera respecto a la magia de la nueva Ley Federal del Trabajo. Al comenzar la sesión de ayer martes en San Lázaro, consultamos al sonorense sobre el tema. Respondió, zorro el diputado, que la ley federal del trabajo no crea empleos. Sólo facilita la inversión para que se creen empleos. Me encantaría darle la razón. Pero… Pero lo que facilita la inversión es la confianza y, como vimos ayer, ésta aún no permea en los inversionistas. Están preocupados por la crisis global, la incertidumbre financiera en Estados Unidos, que el presidente Obama lo más que logró en sus primeros cuatro años fue paliarla. Pero lo que más les preocupa es la inseguridad pública, que cada día es mayor en todo el país. La economía no responde a decretos. El dinero no tiene patria. Y los inversionistas no abrirán fuentes de empleo si no se les garantiza que trabajarán en un clima cierto y si la economía mundial no se recompone.

Además, hay que tomar en cuenta que el principal para la incorporación de millones de jóvenes mexicanos al empleo, en condiciones decentes radica en el mal desempeño de la economía en la última década. Según el Investigador del Colegio de la Frontera, (COLEF), Alejandro Díaz Bautista, en los primeros diez años del siglo XXI México tuvo un crecimiento económico anual de sólo 1.6%. Hay que hacer notar que el periodo 2000-2009 está influido en su cálculo

promedio por la drástica caída de la economía mexicana en el 2009, cuando alcanzó la cifra récord en América Latina y en la historia reciente de México de -6.7%

Uno de los principales efectos de la recesión de la economía mexicana se refleja en el aumento de la pobreza; en el 2009 se incrementaron en 1.5 millones los pobres a causa de la crisis; de acuerdo con cifras del Banco Mundial, 10 millones de personas cayeron en la pobreza entre 2006 y 2009. Según la misma institución, en México 54.8 millones de personas viven por debajo de la línea de pobreza, lo que equivale al 51% de la población. La CEPAL (Comisión Económica para América Latina) califica como un caso sobresaliente la situación de México, ya que entre los países de la región registra el mayor incremento en sus niveles de pobreza e indigencia y esta situación está estrechamente ligada a la elevada reducción del PIB durante el 2009 y al deterioro de la situación de empleo y salarios.

En un panorama macroeconómico de esas características impulsar el empleo juvenil en condiciones decentes, solo es posible a través de acciones deliberadas de política, que incidan en el mercado de trabajo, con sesgo hacia los jóvenes. Se trata entonces de acciones inductoras

del mercado laboral, que se enmarquen en los criterios de discriminación positiva, en este caso, a favor de los jóvenes.

Para 2013 no se contempla una recuperación o desaceleración generalizada, sino una tasa de crecimiento levemente menor en la mayoría de los países sudamericanos, más dependientes de las exportaciones de productos básicos a China, y un crecimiento similar al del año anterior en el caso de México y los países centroamericanos, de acuerdo con la CEPAL. Ésta pronostica un crecimiento del PIB de 4% coincidiendo ligeramente con los economistas del sector privado mexicano que estiman uno de 3.53%.

analisisafondo@cablevision.net.m

Francisco Gómez Maza

 

+++++

 

DOM 30-09-12 FRANCISCO GÓMEZ MAZA

ANÁLISIS A FONDO: LEY LABORAL IMPRESCINDIBLE

  • · Todo en aras de la productividad y competitividad
  • · Diputados del PRI y del PAN cumplieron con su papel

Ninguna sorpresa debe causar la aprobación de las reformas a la Ley Federal del Trabajo. Está dentro del comportamiento histórico de la “representación nacional”. Las constituciones y las leyes siempre han sido urdidas por los políticos con la finalidad de privilegiar los “intereses de la nación”, que en realidad son los de las clases dominantes, detentadoras del gran capital.

Releyendo “La invención del Estado”, un estudio sobre su utilidad para controlar a los pueblos, escrito por el profesor de Derecho Constitucional, catedrático y conferenciante de las universidades de Cambridge, Liverpool, Glasgow y Stirling, así como de Poitiers, la Academia Checoslovaca de Ciencias, la Facultad de Derecho de la Universidad de Praga y la Universidad de Stanford, Clemente Valdés Sánchez, el Estado, inventado e implantado en diferentes países después de la Revolución Francesa, y apoyado en la doctrina prusiana, se crea para servir a los grupos privilegiados que dominan la sociedad, a fin de conjurar el peligro de que el pueblo, como conjunto de la sociedad entera, tenga efectivamente el poder.

El Estado, como un ente diferente a la sociedad, que intencionalmente se presenta como algo que está por encima de ésta, es un medio al servicio de los grupos que detentan el poder real para controlar a las sociedades y someter a las mayorías.

El Estado, en esta concepción, es algo necesariamente opuesto a la idea de que la soberanía reside en el pueblo y todos los poderes públicos dimanan del pueblo.

Al inventar el nuevo Estado y colocarlo por encima de la sociedad; esto es por encima de la población, ésta queda sujeta a la voluntad de quienes manejan ese Estado ficticio; es decir, los altos empleados públicos, los jefes militares, los latifundistas, los grandes comerciantes, los líderes obreros y los líderes campesinos, los financieros y los industriales; es decir, los individuos y los grupos que, teniendo el poder real, utilizan ese Estado imaginario para proteger sus intereses, imponiendo, a través de ese ente invisible, un control sobre el resto de la población.

Este rol juegan los diputados – parte fundamental de ese ente inexistente denominado Estado, en el que los poderes constitucionales son el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial -. La LXII Legislatura, como ha ocurrido siempre en la historia legislativa mexicana, aliados incondicionales del Ejecutivo y éste de los grandes empresarios, urdieron una legislación eminentemente protectora de los intereses de las clases empresariales, con el argumento de que era indispensable reformar la Ley Federal del Trabajo para incrementar las inversiones, aumentar la productividad de la economía y lograr que sea competitiva en los mercados internacionales controlados por las grandes potencias.

Quienes desde las organizaciones de izquierda se rasgan las vestiduras, porque la mayoría de los diputados, del PRI y del PAN no tomaron en cuenta sus propuestas presuntamente a favor de los trabajadores, no tienen razón de mostrarse agraviados. Ellos son parte del aparato “democrático”. Las leyes y las reformas se aprueban en el Congreso por mayoría. Y fue realmente una mayoría de diputados la que dio paso a las reformas iniciadas por el presidente Felipe Calderón. En el contexto“democrático” del sistema constitucionalista mexicano no queda nada que alegar.

Diputados del PRI y del PAN cumplieron con su papel de clase. Al aprobar las reformas de Calderón hicieron exactamente lo que tenían que hacer. Para eso están: Poner las condiciones legales y reglamentarias para que la economía, en manos de los grandes magnates nacionales y extranjeros, pueda ser llevada a hablar vis a vis con las grandes economías del mundo, del mismo corte librecambista. Y para ello, las relaciones obrero patronales tienen que ser al más puro estilo “americano”,siempre pensando en el bienestar de las clases dominantes, porque si éstas viven en apogeo a la economía le irá bien. Lo que cuenta es el capital. La fuerza de trabajo es sólo un medio para privilegiarlo…

A desfondo: Manlio Fabio Beltrones, líder de la mayoría priísta, dijo: “Buscamos que a México le vaya bien con la garantía de más empleos con seguridad social y mejores salarios; y para eso estamos construyendo las bases para la transformación del país y llamando a perseverar en el camino de las instituciones, con respeto y civilidad.” El presidente Felipe Calderón felicitó también, vía Twitter, a la Cámara Baja por la aprobación del nuevo marco legal. Aseguró también que habrá más empleos para jóvenes y mujeres. Enrique Peña Nieto pegó un tuit en el cual avaló las reformas:“Celebro la aprobación, en la Cámara de Diputados, de la reforma laboral, que contribuirá a la generación de empleos y crecimiento económico”, publicó en su cuenta de tuiter. Pero hay que ser realistas. Seamos honestos: La batalla contra el desempleo y la subocupación no será ganada por el simple hecho de que los legisladores hayan impuesto nuevas condiciones a los trabajadores. La actividad económica no se mueve ni para atrás ni para adelante por decreto, ni por leyes. Más en un país como México donde la ley es letra muerta y es interpretada de mil maneras, según los intereses de quien se cobije bajo su manto. Con las leyes, y está comprobado en la historia mexicana, los únicos que siempre pierden son los que sólo disponen de su fuerza de trabajo. Los detentadores del capital ni sudan ni se acongojan. Se pasan por el arco del triunfo la Constitución, la legislación y los reglamentos. Así que le deseo la mejor de las suertes, señor presidente electo. Y deseo, es poco lo que deseo, que durante su gobierno se logre el pleno empleo y muy bien remunerado. Ah, y recuerde que prometió crear el seguro de desempleo, que en las nuevas condiciones estoy seguro de que lo requerirá medio mundo. Pero mejor veremos y diremos.

analisisafondo@cablevision.net.mx


Francisco Gómez Maza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: