EL MERCANTILISMO DE LA IZQUIERDA. Salvador Flores LLamas


A c e n t o

El mercantilismo de la Izquierda

SALVADOR  FLORES LLAMAS

Dos mil millones de pesos costó al erario federal que Marcelo Ebrard reconociera a Felipe Calderón como Presidente de México, en la reciente inauguración de la línea 12 del Metro, a la que el primero invitó al segundo.

Eso aparte de todo lo que el gobierno federal hubo de invertir durante todo el sexenio en proteger al Presidente de las majaderías de las hordas perredistas, desde la vallas metálicas permanentes ante el Palacio Nacional, de las que se reforzó la mitad, hasta los desplazamientos de la Policía Federal Preventiva para resguardar el exterior de ese recinto cuando iba Calderón, y resguardar también la Cámara de Diputados, sobre todo el 1 de diciembre de 2006, cuando la izquierda volcó miles de agitadores para tratar de impedir la protesta del Presidente de la República.

(Cómo contrasta este proceder de las hordas perredistas con la civilidad que acaba de demostrar Mitt Romney, al aceptar su derrota ante Barack Obama, y felicitarlo por su triunfo).

Deberán añadirse muchos otros gastos, como los pagos que Gobernación hubo de hacer al SME de Martín Esparza que, apoyado por Ebrard, invadía la plancha del Zócalo en vísperas de fiestas cívicas y exigía dinero para retirarse; ardid al que Ebrard y su ex jefe Camacho Solís acostumbraron a López Obrador, cuando agitaba en Tabasco y traía a gente a la capital para obtener las dádivas de estos negociadores de Salinas de Gortari, como se ostentaban.

Si Obregón habló en los 20 de cañonazos de 50 mil pesos para convencer a los enemigos políticos, hoy Ebrard recibió dos mil melones, que le pidió a Calderón para acabar de construir el tramo citado del Metro, y al menos le agradeció, gesto que fue presentado por sus propagandistas como muestra de civismo político, y lo hizo porque ya pintó su raya del Peje, a quien empezó a disputar la candidatura presidencial para 2018.

(Ojalá el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa descuente estos 2,000 millones para la Línea 12 del Metro, de los 3,000 millones en que la Presidencia excedió su gasto en 2012, y por lo que quiere colgar a Calderón. ¿No sería mejor que exigiera a su copartidario Leonel Godoy que entregue los 34 mil millones con que desfalcó Michoacán? Pero, como siempre, el PRD ve la paja en el ojo ajeno, y no la viga en el propio).

Cachetada con guante blanco fue la que le dio Miguel Ángel Mancera a Marcelo, al ir a Los Pinos, y no sólo reconoció a Calderón como Presidente, sino le agradeció que lo nombrara procurador de justicia del DF, pues no debe olvidarse que el jefe de gobierno propone al candidato para el cargo, pero es el Ejecutivo Federal quien lo nombra. 

Y otro raspón de su sucesor a Marcelo fue la nutridísima reunión de Mancera en el Palacio de Minería, con capitalinos de todos los sectores para exponer su proyecto y exigencia de la reforma política del DF, con constitución incluida.

En contraste, Ebrard apenas reunió un centenar de personas en la presentación de un libro sobre el DF, en el Museo de la Ciudad.

Además Mancera, como no queriendo, pidió que el gobierno del DF saliente limpie el Paseo de la Reforma de la estatua del ex dictador de Azerbaiyián Heydar Aliyev, por la que Marcelo vendió la dignidad de nuestra capital en 5 millones de dólares.

Demandó asimismo a Ebrard no le herede la huelga de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, de la que se ha desentendido: los 15 mil estudiantes ya perdieron más de dos meses de clases y el erario unos 200 millones, pues el jefe de gobierno dejó a la rectora Esther Orozco en manos de los huelguistas irreductibles y los enmascarados que tomaron el edificio administrativo y la rectoría, y retardaron el pago de la quincena a 1,810 empleados.

Por otro lado, intentó maniatar a Mancera mediante un Programa de Desarrollo Urbano 2012-2023, que quiso hacerlo aprobar a la Asamblea Legislativa; pero la diputada Polimnia Romana (una ex gacela de López Obrador) malogró el intento y en enjundioso ataque desde la tribuna, denunció que Marcelo incumplió la ley por no haber presentado su programa al principio del sexenio, y en cambio, ya de salida, quiere imponérselo a su sucesor.

Es de agregar que en todas las delegaciones capitalinas hay cientos de quejas por las mordidas que exigió el gobierno del DF para modificar el uso del suelo; por lo que surgieron edificios de oficinas y habitacionales en todo el DF y se sembraron serios problemas de introducción de agua y drenaje, que no tardarán en explotar.

Recuérdese que una empresa constructora, favorita del gobierno, construyó 138 edificios en diversos rumbos del DF, amparada en un solo amparo, otorgado para un edificio; pero del que sacó las copias que quiso y las autoridades la respaldaron. A nadie escapa que eso tuvo precio.     

Marcelo saldrá con alforjas bien repletas, simplemente con tantas obras que emprendió, sin un Programa de Desarrollo Urbano (entre más obras –hagas-más cobras, decían antaño los políticos), pero no le bastarán para impulsar una fuerte candidatura presidencial para 2018, pues no sólo tiene enfrente a Amlo, sino a las tribus perredistas, de las que no pocas aún lo consideran falso izquierdista.

Además se distanció de los Chuchos, que mangonean la burocracia del PRD, porque no nombró a Carlos Navarrete su candidato para sucederlo, y tiene problemas con René Bejarano, quien maneja la mafia más ruda del PRD, se apoderó (a excepción del liderazgo de la Asamblea Legislativa) del mayor número de puestos, incluida la tesorería, por lo que ya cundió el temor de que vengan los descuentos quincenales.

Si se cree que Marcelo no pueda ganar el liderazgo del PRD por esas diferencias, menos logrará arrebatar la candidatura de la izquierda a López Obrador, que está apunto de celebrar todas las asambleas constitutivas de Morena, aunque imponiendo de dirigentes a incondicionales, partido que lo lanzará de nuevo en 2018, pues él estima que la Presidencia le pertenece.

Y Ebrard, con todos sus millones, se quedará como el chinito: nomás milando.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: