La Reforma Laboral. Eric Rafael Ramírez Basurto


(Recibido por correo electrónico)

“LA REFORMA LABORAL”

Por: Eric Rafael Ramírez Basurto

 

Mucho hemos escuchado hablar en los últimos días sobre el debate en torno a la reforma laboral que finalmente acaba de ser aprobada por la Cámara de Senadores. El tema es sonado y desde luego polémico puesto que de manera directa o indirecta influirá de manera decisiva en nuestras vidas, ya sea como trabajadores o como patrones. La esencia del asunto es siempre intereses o derechos, quiénes los tienen y qué propósito sirven.

Nadie discute que nuestro país requiere una reforma laboral, el contexto nacional e internacional exigía ya desde hace tiempo una evolución en este sentido y por ello es de celebrarse con el Presidente Calderón haya enviado este iniciativa al Congreso con el carácter de “preferente”, lo que ha obligado al Poder Legislativo su necesaria discusión. Una de las partes más controvertidas es la que tiene que ver con la autonomía sindical, puesto que se argumenta que la reforma intenta transgredirla y con ello violar los derechos de los trabajadores. La pregunta es qué autonomía y qué derechos de los trabajadores se quebrantan?.

Impulsar la elección a través del voto libre y secreto de las dirigencias sindicales no le quita derecho alguno al trabajador. En todo caso le da la seguridad de que su voto sea contado con transparencia y que a todos quede claro con qué mayoría fue electo su representante sindical, entonces aquí el asunto no es de tipo legal, sino de intereses particulares.

Lo mismo ocurre, por cierto, con el recuento de votos para la titularidad del contrato colectivo. Exigir la rendición de cuentas a los agremiados respecto a la administración de sus cuotas y patrimonio sindical tampoco parece atentar ningún derecho del trabajador de a pie. La información es un derecho y la información es poder.

Por otra parte desaparecer la cláusula de exclusión por despido también protege al trabajador, además de otorgarle la libertad de dejar de pertenecer a una asociación con la que no comulga, y darle mayor estabilidad en el empleo, pues el patrón no está obligado a despedirle por haber sido expulsado del sindicato o por haberse retirado de él voluntariamente.

En estos tres puntos, tan combatidos por algunos grupos y fracciones parlamentarias al interior del Congreso y por muchos grandes sindicatos, lo que se quebranta es la autonomía y los derechos –debiéramos llamarlos por su nombre privilegios– de las dirigencias y burocracias sindicales. Cada uno de ellos es una base de poder de las dirigencias no de los trabajadores: el voto, la cláusula de exclusión y los recursos, son instrumentos de control en manos de las dirigencias y no de los trabajadores. La mayoría de ellos fueron rasurados del pre dictamen elaborado por la comisión.

Pero seamos parejos y sinceros, si de eliminar las bases de control sobre los trabajadores se trata, uno se pregunta por qué la iniciativa de reforma no contempló la eliminación de la famosa toma de nota que expide el gobierno para acreditar a los sindicatos y sus contratos colectivos?

Y, si de transparencia se trata por qué no aparece por ningún lado la obligación del gobierno de transparentar el monto y destino de los recursos  que otorga a los sindicatos a saber a cambio de qué.

Finalmente la reforma laboral está aprobada y una vez publicada trabajadores y patrones tendremos que acatar las nuevas disposiciones, como toda Ley seguirá siendo perfectible y reformable, el tiempo nos dirá que tan efectiva resultó y como siempre usted tiene la mejor opinión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: