ANÁLISIS A FONDO, 22-XI-012. J. Francisco Gómez Maza


Análisis a Fondo


Audiosíntesis: Columnas políticas, tercera partePosted: 21 Nov 2012 10:56 AM PST

audio sintesis politicas 3-nov-21-12.mp3 audio sintesis politicas 3-nov-21-12.mp3 7069 kb   Reproducir   Descargar

Molinos de viento: ORTALIS MOTMOT* Posted: 21 Nov 2012 07:05 AM PST

Roberto Rodríguez Baños
(AMI) Lo único cierto hasta ahora en las conversaciones FARC-dictadura, el cese el fuego unilateral de la guerrilla. Morena es el fruto de la experiencia en la insurgencia cívica, pero llevamos 30 años de experiencia en el retroceso democrático institucional. Nadie frena el expansionismo sionista ni la tragedia árabe. Calderón insiste en dar órdenes que nadie acata porque ya nada representa, sino el fracaso.
En el primer año de la administración de Mariano Rajón, Soraya Rodríguez contrasta sus promesas de recuperación con los más de 240 mil euros fugados, de empleo con supera los cinco millones y el 25% y su pavor al parlamento se traduce en ausencia del recinto legislativo.
Calderón finaliza el sexenio sin haber pisado espacios legislativos porque no se le ha permitido, los mexicanos ignoramos el total de la deuda que nos hereda el usurpador y los años que pasaremos pagándola y como la información ha sido suplantada por la mentira propagandística, tampoco sabemos cuántos millones de desempleados hay, pero sí que es la mayor cifra en toda nuestra historia.
En EU 61% de los reclusos no han sido condenados y esperan juicio. Las cárceles de Estados Unidos han sido más siempre ocupadas, durante las últimas dos décadas,  por personas en espera de juicio. Sólo una minoría de los reclusos  cumple condenas. Antes de la década de 1990, las poblaciones carcelarias históricamente se dividían en partes iguales entre los presos preventivos y condenados. Pero desde 1996 los reclusos en prisión preventiva han aumentado a un ritmo más rápido que los condenados, a pesar de que algunos índices de delincuencia han disminuido. Actualmente el 61% de los reclusos no han sido condenados, mientras que el 39% están cumpliendo condena.
Según un reporte del instituto gringo de justicia preventiva, los detenidos que pueden pagar una fianza tienen menos probabilidades de ser condenados a prisión que los que no pueden; “los estudios demuestran que los acusados detenidos en la cárcel en espera de juicio se declaran culpables más a menudo, son condenados con mayor frecuencia a prisión y reciben c penas de cárcel más duras que los que son libres durante el período anterior al juicio”.
La difusión de un video donde denuncian presos en el reclusorio oriente de la ciudad de México cómo son víctimas de la corrupción de burocracia y los capos de los grupos criminales causa el cese del director de esa cárcel. Hay información actualizada sobre el tema, pero a manera de ilustración acepte el lector el siguiente fiambre en buen estado de conservación:
Informador.com de Guadalajara,  http://www.informador.com.mx/, publicó el 23 de junio del año pasado datos  del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, según los cuales la manutención de los casi 100 mil internos sin sentencia en México, a razón de 133 pesos diarios por cabeza, ascendía a 4,400 mdp anuales, a pesar de que la mayoría de los detenidos cometieron delitos menores a los seis mil pesos y en el caso de narcomenudeo obtuvieron ganancias de menos de 1,600 y sólo 10% de los casos exceden los 3,900. “La mayoría de los presos tienen pendientes condenas por robos simples, 25% por robos de menos de mil pesos, 50% menos de seis mil pesos, y sólo 5% fueron encarcelados por más de 75 mil. En suma, los que abundan no son los grandes traficantes, sino los comerciantes pequeños y probablemente, consumidores”.
De acuerdo con el diputado panista Daniel Ávila “de los principales factores que incide en la saturación de los penales es la gran cantidad de internos que no ha recibido sentencia: el porcentaje alcanza 41% de la población reclusa; el aumento de la delincuencia, el incremento de las penas y las limitadas posibilidades para que los presuntos infractores sean procesados en libertad, han originado una sobrepoblación carcelaria, en particular en el nivel local, lo cual representa el gran reto de reinserción social actual”.   Información estadística penitenciaria nacional difundida por la Secretaría de Seguridad Pública federal, en marzo de 2010 se alcanzó un sobrecupo promedio de 32%, con mayor impacto en el DF, Estado de México, Jalisco, Sonora, Baja California, Puebla y Chiapas.
Calderón vuelve a decir que antes de la pesadilla por sexenal a su cargo, nada [bueno]     existía en México y da instrucciones a la marina de guerra sobre lo que deben hacer en el gobierno de Peña. ¡Ya cállate, chachalaca! rrb@red-ami.com
*Guacharaca enana, especificación en http://es.wikipedia.org/wiki/Ortalis dentro de la definición “Ortalis, un género de aves galliformes de la familia Cracidae llamadas vulgarmente chachalacas o guacharacas, e incluye a una docena de especies.” Entre las acepciones de la RAE “Persona que habla en demasía. Charla en voz alta, insistente y molesta.”

Audiosíntesis: Columnas políticas, segunda partePosted: 21 Nov 2012 06:59 AM PST

Audio Sintesis politicas2-nov-21-12.mp3 Audio Sintesis politicas2-nov-21-12.mp3 5634 kb   Reproducir   Descargar

Orozco: El conflicto. Mis fotos, desnuda. Compañera de Marulanda recuerda la lucha y su vida al lado del comandante guerrillero. Proceso de paz para qué y para quién. El Pentágono encubre violaciones y…Posted: 21 Nov 2012 06:57 AM PST

Forum en Línea 254
                              Del 16 al 30 de noviembre de 2012

 

Esther Orozco: El conflicto
Sara Lovera López / Palabra de Antígona
La Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) se encuentra en la cima de un grave conflicto que se asomó en marzo de 2011, cuando un nutrido grupo de mujeres académicas, estudiantes y trabajadoras advirtieron que la rectora, Esther Orozco, actuaba con prepotencia, misoginia y autoritarismo.
Entonces, hace más de año y medio en este espacio yo escribí: “Hace meses que el sindicato de esa casa de estudios ha reclamado, una y otra vez, diálogo y soluciones. Sabemos que las mujeres en el poder muchas veces no tienen apoyo ni recursos; otras exceden su actuar por miedo y falta de confianza en sí mismas o simplemente se enfrentan a aparatos que las estrangulan.
“Sin embargo, hay casos fantásticos donde enfrentan esto y más y salen adelante, pero también hay esos tremendos casos donde ni siquiera se plantean que están llamadas a hacer una política diferente y afianzarse en la historia de lucha de las mujeres.
“Tal es el caso. Dicen las feministas que comenzaron a lamentar el autoritarismo de doña Esther, desde que se hizo del puesto, desde su toma de posesión”.
Hoy su incapacidad ha llegado al límite. La violencia desatada el 8 de noviembre, los 75 días en paro de todas las instalaciones de esa casa de estudios, la ilegalidad con que se quiso imponer un Consejo Universitario, la malversación de recursos y un conflicto de intereses, todo ello documentado e investigado por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), desgraciadamente confirma aquel señalamiento de académicas, trabajadoras y estudiantes.
La violencia ha tocado la puerta de la UACM y no podría saberse a qué responde. La advertencia de las  feministas era real y nadie durante meses quiso entrarle. Me refiero al Gobierno Distrito Federal, que debió mediar, a las del trabajo, a los asambleístas que son representantes populares y otras instancias. Ha ganado el encono y hoy esta casa de estudios, que buscó probar un modelo educativo diferente y democrático, se ha ido a pique.
Todo certifica que lo que dije en abril de 2011, fue real. Dije que la rectora ha puesto en práctica “una política caracterizada por la falta de disposición al diálogo; no se diga a la crítica, por una estrategia antisindical, de acoso laboral, irregularidades como la retención de las cuotas sindicales, despidos y un despotismo rayano con la megalomanía”.
Y agregué que mis fuentes afirmaron: “Nos alarmaron los crecientes reportes de corrupción y nepotismo que fueron expuestos en un reportaje de Emir Olivares, publicado en La Jornada del 10 de abril”. Hoy documentados fehacientemente, al dar contratos sin concurso, tener un proyecto de abultado dinero, en manos de su propia hija, etcétera. La alarma inicial fue porque doña Esther había llamado un 8 de marzo a una marcha de tacones, nada tan opuesto a la igualdad y el desarrollo de las mujeres.
Entonces sólo aparecía el dintel de un conflicto, el paso del tiempo ha puesto la evidencia: la rectora fue mal acompañada por grupos o intereses inconfesables, los que desataron un proceso verdaderamente inapreciable y de resultados funestos. O tal vez está preñada sólo de poder. Éstos de hoy, existen diálogos incompletos que se reanudarán esta semana (12-16-XI) que escribo.
Las informaciones fueron claras y la atinada intervención de Derechos Humanos. El 28 de septiembre de 2012 la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal emitió la Recomendación 14/2012 a la Rectoría y a la Contraloría de la UACM, en ésta se confirman las violaciones a los derechos a la educación; a la honra y a la dignidad; a la libertad de expresión; a la igualdad y a la no discriminación; derechos de las mujeres a vivir una vida libre de violencia; al debido proceso y a las garantías judiciales; así como el derecho a la libertad sindical y derecho de asociación de diferentes integrantes de la comunidad universitaria.
Varios días después integrantes de la UACM exhortaron a la rectora a aceptar la Recomendación 14/2012, ya que ésta fortalece la legalidad y la vigencia de los derechos humanos.
La CDHDF recomendó también formar una comisión de diálogo; pedir disculpas públicas; publicitar el procedimiento a la vigencia de los documentos migratorios de los extranjeros; reconocer la toma de nota, respetar la libertad sindical y devolver las cuotas al SUTUACM (retenidas hace año y medio), así como capacitar al personal en derechos humanos.
Resalta también la recomendación única a la Contraloría, en el sentido de cancelar los procesos administrativos iniciados contra Alberto Benítez, John Hazard, José Luque, Claudio Albertani, Javier Bojorge, Julia Cortés y Nezahualcóyotl Luna, que en los hechos significa la reinstalación de los despedidos. Finalmente, se recomienda “reconfigurar la Defensoría del Estudiante” para convertirla en un ombudsman universitario.
Sin embargo, Orozco y su grupo no se han sensibilizado. Las peticiones son muy sencillas: la renuncia de la rectora Esther Orozco, respeto a la autonomía y la instalación del tercer Consejo Universitario.
De los hechos de violencia, según lo difundido en una entrevista de MVS, Esther Orozco señaló: la toma de las instalaciones administrativas fue perpetrada por “un grupo minoritario, que está empeñado en tomar la universidad como ariete político” y acusó que sus opositores financian a grupos para agredir a los universitarios. Sin embargo, reconoció que no tiene pruebas de ello. “Lo supongo, pero no hay otra forma de explicarlo”, dijo.
Y del diálogo, que apenas comenzaba a recomendación de la CDHDF, expresó: que sí firmó “los llamados Acuerdos de Casa Lamm respecto a la instalación del Consejo Universitario, por lo que dijo no entender qué quieren los paristas. Sugirió que podría ser una forma “de presionar al jefe de Gobierno entrante para lograr posiciones”. Es decir, ella no asume responsabilidad, sale por la peor vía y no responde de cómo amparó la manipulación electoral de los consejeros universitarios.
Nos encontramos en un caso grave, ahora en manos del subsecretario de Gobierno del DF, Juan José García Ochoa, que habrá de enfrentar un encono que creció como la espuma.
Sólo en las épocas de mayor prepotencia priísta las universidades se convertían en arietes políticos. La violencia no es la salida, todas y todos lo sabemos. ¿A quién le importa poner piedras en el camino del nuevo gobierno capitalino? ¿Por qué se ha llegado hasta aquí? ¿Cuál es la salida? Esther Orozco ¿todavía no entiende? Y por su parte el jefe de Gobierno electo Miguel Ángel Mancera ha dicho con claridad que espera no heredar el conflicto y el encono que están en la cima de la dificultad.
Esperemos.
Mis fotos, desnuda
Lydia Cacho Ribeiro / Plan b / CIMAC / El Universal
cacholydia@yahoo.com   Twitter: @lydiacachosi   www.lydiacacho.net
Arturo de 15 años extraña a su novia Vero de 14. Manda un pin diciendo que la extraña mientras mira chicas topless en la playa. Le pide una foto.
Vero se toma una sin top. Le pide reciprocidad y él se fotografía desnudo. Los chicos se ríen y excitan con lo que consideran un acto consensual. “Si él me ve desnuda en persona –dice Vero–, ¿qué tiene de malo que me vea en su teléfono?”
Millones de jóvenes se preguntan eso hasta que algo sucede con las fotos, cuyo intercambio es considerado un acto delictivo.
El “sexting” es el acto de enviar fotografías sexualmente explícitas vía teléfono móvil, y cuando esas imágenes son de menores de 18 años se considera pornografía infantil.
Las leyes contra este delito fueron creadas para detectar y detener a adultos pedófilos que, además de abusar de niñas y niños, comparten archivos con otros abusadores.
El problema es que la producción masiva de pornografía, tanto juvenil como adulta, que circula en el ciberespacio ha sido un factor de normalización de la pérdida de privacidad al llevar la vida sexual al espacio público.
La mayoría de personas, incluso adultas, creen que su teléfono o su correo electrónico, o su página de red social, están bajo su control y son una extensión de su vida privada.
Millones de personas ignoran la enorme vulnerabilidad de la comunicación celular y cibernética. Por un lado casi cualquiera con un mínimo de experiencia puede acceder a archivos de redes sociales, y por otro lado una vez que se termina la relación, miles de jóvenes en venganza hacen públicas las fotografías.
Hay incluso casos de extorsión de exnovios que amenazan con publicar fotos o videos explícitos si las jóvenes no aceptan volver con ellos. Otros simplemente descargan sus fotos telefónicas en Facebook sin filtrar los desnudos y causan serios problemas, desde depresión hasta el suicidio de adolescentes incapaces de manejar la humillación pública.
El fenómeno del “sexting” es muy complejo. De acuerdo con las nuevas leyes, niñas, niños y adolescentes pueden ser acusados de poseer pornografía infantil y cometer crímenes cibernéticos, de comunicarse con menores de edad con el propósito de un acto lascivo, o de enviar datos dañinos con fines de seducción.
A partir de que en México se aprobaron las leyes antipornografía infantil, en varios estados las autoridades intentaron perseguir penalmente a jóvenes de menos de 15 años por “sexting”, como sucede en Estados Unidos.
Lo cierto es que toda la sociedad está metida en un embrollo muy complejo. Por un lado resulta indispensable detener al creciente número de pederastas, considerando que México está entre los tres países de mayor producción de pornografía infantil en el mundo y el primero en producción de “sexting”.
Según la ONU, México ocupa el tercer lugar regional en trata de personas con fines sexuales, así como el primero en Latinoamérica en turismo sexual infantil. La promoción de la pornografía adolescente no es casualidad, sino una estrategia de normalización. Entre un juego de jóvenes ingenuas se entretejen las redes delictivas que las atrapan.
No cabe duda que enfrentamos un problema de grandes proporciones. La encuesta de la Asociación Alianza por la Seguridad en Internet (ASI) reveló que 90 por ciento de las personas que envían “sexting” autofotografiándose en poses eróticas son mujeres.
La senadora Luisa María Calderón, vicecoordinadora de Política Social del Senado, pidió al Instituto Mexicano de la Juventud y a la Secretaría de Educación Pública que implementen programas contra el “sexting”.
Si bien tiene razón, no podemos olvidar que la solución integral debe incluir que los padres y madres que entregan un celular a sus hijas e hijos sepan hablarles sobre el “sexting”, no amenazando con quitar el aparato (nunca funciona), sino educando sobre sexualidad, erotismo e intimidad.
La mayoría de las personas que se autograban o fotografían en actos sexualmente explícitos, sin importar la edad, no entienden cabalmente que los medios electrónicos carecen de privacidad real. Ignoran también la voluntad de terceros para usar la sexualidad como elemento de extorsión y humillación pública en ausencia del vínculo afectivo.
El delito debe perseguirse pues es indispensable detener a los depredadores sexuales. Además no hay forma de que las ciberpolicías distingan cuando una foto es consensuada, incitación o producto de un abuso, por tanto el “sexting” es parte del delito de pornografía infantil.
No cabe duda de que lo más urgente es desarrollar un manual para padres y madres y un modelo educativo sobre intimidad y vida privada, porque castigar o negar la sexualidad entre jóvenes es hacerles más vulnerables.
                         Compañera de Marulanda recuerda la lucha
                         y su vida al lado del comandante guerrillero
* Sandra Ramírez, en las negociaciones de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y el gobierno de Juan Manuel Santos Calderón
Hernando Calvo Ospina* / La Jornada
La noto nerviosa. Es la primera vez que concede una entrevista. La encuentro en La Habana. Es una de las 13 mujeres que conforman el grupo de 30 personas que por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, (FARC) negocian con el gobierno colombiano un posible –y anhelado– proceso de paz. Con su gran sencillez, aunque de una elegancia natural, hace parte de ese 40 por ciento de mujeres combatientes. Acompaña sus palabras con el movimiento de las manos y el brillo de sus negros ojos. Se llama Sandra Ramírez, es la viuda del líder histórico de la organización guerrillera, Manuel Marulanda Vélez.
Ante mis dos primeras preguntas, responde como si fuera un discurso. Detengo la grabadora para recordarle que no le hago una entrevista: quiero charlar con ella. Entonces sonríe y pone los ojos en algún lejano lugar, empieza con sus recuerdos y presentes.
“Hacia 1981, por la región campesina donde vivía con mi familia, empezaron a pasar guerrilleros. Mi padre les servía de guía para que conocieran la región. A mí me llamó mucho la atención que fuera una mujer el mando. Debido a las condiciones económicas no pude continuar mis estudios secundarios, y como esa mujer se me había convertido en un referente, decidí ingresar a las FARC.
“Encontré que no había diferencia entre hombres y mujeres para ir al combate. También me llamó la atención que se estuviera en lucha contra el machismo y por la igualdad de derechos y deberes entre hombres y mujeres. Lo que no era fácil, teniendo en cuenta que la mayoría de combatientes son del campo, donde el machismo es más acentuado.
Amor y feminidad
“Una mujer en las FARC cumple misiones y ejerce el mando, porque desde que ingresa se le educa para que tome conciencia de su condición de persona y combatiente. Aquí una mujer puede prepararse en computación, medios de comunicación, para ser médica, enfermera o en cualquiera de las especialidades que tenemos. Aquí la mujer opina y propone, pues las decisiones en las FARC se colectivizan.
“Claro, no nos gusta perder la feminidad. Por eso la organización nos facilita mensualmente, cuando las condiciones de la guerra y las economías lo permiten, crema para el cuerpo, esmalte para uñas, para maquillarnos, además de toallas higiénicas y los anticonceptivos. No es raro ir a la línea de combate perfumadas y con el cabello bien peinado.
“Las relaciones de parejas son tan normales como en Bogotá o Madrid. La propaganda mediática del enemigo dice que las guerrilleras somos obligadas sexualmente a estar con los compañeros. Eso es mentira. Nosotras decidimos libremente estar con un compañero si nos gusta. Aquí uno se enamora, se desamora y tiene decepciones, como en todas partes del mundo.
“Para nosotras el control natal es obligatorio. No se puede ser guerrillera y madre. Cuando ingresamos aceptamos esta condición. No se olvide que nosotras somos parte de un ejército. Cuando se dan los embarazos, la guerrillera puede escoger entre abortar o salir a tener su hijo.
“El enemigo nos menosprecia por mujeres, pero también nos teme. Por lo general, cuando capturan a compañeras las violan, la torturan y han llegado hasta cortarle los senos, a mutilarlas. Hemos tenido casos atroces. Nos tratan como a botines de guerra. Nos temen porque los enfrentamos de igual a igual, demostrando que podemos ser muy aguerridas en el combate. Por eso descargan sobre nosotras su miedo, rabia e impotencia al capturar una camarada”.
Y llegó el momento de hacerle la última pregunta. Cuando la escuchó la voz le cambió, se le anudó la garganta y miró al piso mientras juntaba las manos. Tomó aire y contestó, sin que le faltaran pícaras sonrisas en varios momentos de su relato.
“En 1983 yo tenía 20 años cuando en el campamento vi a un señor con sombrero, revolver al cinto, una carabina y sin uniforme. Entonces pregunté quién era. Quedé impactada. El camarada Marulanda era la persona más sencilla que usted se puede imaginar. Él no dejaba sentir que era el jefe, éramos nosotros quienes veíamos en él la autoridad.
“Para mayo de 1984, me tocó ser parte del grupo de apoyo que recibía a las comisiones, políticos, periodistas y demás personas que venían al campamento de La Uribe para discutir sobre los acuerdos de paz que se estaban llevando con el gobierno. Un día el camarada tuvo un accidente y se fisuró una costilla. Como enfermera me tocaba aplicarle las medicinas y hacerle la terapia. Y haciéndole el tratamiento empezó nuestra relación afectiva.
“Con él viví una relación absolutamente normal. Yo no tenía privilegios por ser su compañera, pero él sí era muy especial conmigo. Teníamos discusiones y dificultades como toda pareja, pero fueron muchas más las alegrías.
“A veces teníamos situaciones muy difíciles de seguridad propias de la guerra, y porque él era el hombre más buscado del país. Muchas veces tuvimos al ejército bien cerquita, pero él con su calma y experiencia siempre supo resguardar a su tropa. Era muy precavido y todo lo planificaba. Nos reíamos cuando escuchábamos que lo habían matado y nosotros tomando café. Porque lo mataron muchas veces.
“¿Mis últimas horas con él? Aún tengo dificultad para hablar de esta parte de nuestra vida en pareja. Pero bueno… Por los síntomas creíamos que tenía un problema de gastritis. Y ese día (26 de marzo de 2008, NdA) había estado escribiendo un documento, mientras escuchaba cumbias colombianas. Luego lo acompañé para que se duchara, tomó chocolate y creímos que estaba superado el problema. A las cinco de la tarde cenó el poquito que acostumbraba. Una hora después recibió los partes de la guardia y dio orientaciones. Luego me pidió que lo acompañara al sanitario. Yo le tuve el machete y el cinto con la pistola, pertenencias que nunca abandonaba. Entonces me dijo que se sentía mareado. Y vi que se iba a caer. Entonces lo contuve, empezando a llamar a los que estaban de guardia. El camarada se desplomó. Es terrible ver así a quien ha sido tan fuerte. Lo llevamos a la cama y le dimos masajes cardiacos y respiración, pero no volvió. Todo fue tan inesperado. No sufrió: hasta en eso perdió el enemigo. Ni en eso le dio gusto.
“Yo me sentí triste, sola y desamparada, aunque toda la organización estaba conmigo”.
*Periodista colombiano residente en Francia. Colaborador de Le Monde Diplomatique.
Proceso de paz para qué y para quién
José Antonio López / Prensa Latina
Bogotá. El conflicto social, económico, político y armado que desde hace más medio siglo se escenifica en Colombia debe terminar; es el deseo indiscutible de todo un pueblo que ha sufrido los horrores de la guerra impuesta desde los círculos más conspicuos del poder oligárquico criollo y del gran capital estadunidense, los principales beneficiados.
Las diferencias políticas e ideológicas en los discursos y planteamientos de los negociadores en la instalación de la Mesa de Dialogo, en Oslo, Noruega, hablan por sí solas.
El representante gubernamental, el político liberal y exvicepresidente de la República Humberto de La Calle Lombana, elípticamente cerró la posibilidad de un cese bilateral de las acciones militares y dejó claramente sentado que los diálogos entre gobierno e insurgencia están dirigidos a silenciar los fusiles insurrectos.
A cambio ofreció que luego de la desmovilización o reinserción de los guerrilleros, éstos puedan entrar en el juego electoral, convertirse en partido político y desde ese “escenario democrático” luchar por alcanzar el poder. Expresaba que si bien era justa la necesidad de la equidad y reducir las desigualdades, argumentaba que para tales objetivos la agenda gubernamental se plantea la restitución de tierras, la reparación de víctimas y desarrollo rural con carácter territorial.
Pero se cuidó de mencionar la necesidad de incluir en esa agenda una reforma agraria integral, tema muy importante para las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) teniendo en cuenta que su origen y la razón de existir es precisamente la defensa del tema agrario como objetivo prioritario.
Con la restitución de tierras, el gobierno no hace más que cumplir con una obligación de devolver las tierras a sus verdaderos dueños, arrebatadas o robadas por latifundistas y paramilitares.
Sin embargo, debe conocerse que la restitución tiene la condición jurídica de no devolver las mismas tierras que fueron vendidas y “traspasadas legalmente”; lo que no se investiga es si éstas fueron vendidas voluntariamente o bajo presión y amenaza de muerte de los paramilitares o abandonadas por el terror impuesto por esas bandas criminales al servicio del narcotráfico y de los grandes latifundistas y ganaderos.
A los campesinos desterrados les serán entregadas tierras fiscales, muchas de ellas en zonas alejadas, la mayoría sin condiciones para la agricultura o en zonas de suelos mineros o petroleros, donde la necesidad inversionista obliga a venderlas a empresas propiedad de oligarcas nacionales o a las grandes transnacionales.
Mientras que la reparación de víctimas no tiene un claro procedimiento, ni como se va a definir esa justa y penosa reparación pues para ningún familiar hay dinero o retribución material por la vida de un hijo, un padre o de un ser querido.
Su discurso no dejaba espacio para la duda, no se abandonaría el modelo económico neoliberal establecido en el país desde el gobierno de César Gaviria, profundizado en los siguientes mandatos presidenciales, especialmente en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, pero aclaraba que mediante la lucha política electoral las FARC podían llegar al poder. Y mencionaba los procesos de gobiernos progresistas y de izquierda que hoy son una realidad en algunos países de nuestra región y que habían llegado al poder sin el uso de las armas.
Sucede que Colombia es un caso sui generis dentro de nuestro universo sociopolítico. La violencia no la impuso la izquierda en América Latina, es conocido que desde la década de los 50 hasta nuestros días la impusieron las oligarquías criollas en complicidad y con el irrestricto respaldo político y militar de Estados Unidos mediante dictaduras militares.
En Colombia fue impuesta por la oligarquía criolla cuando el 9 de abril de 1948 ordenaran el asesinato del líder liberal y popular Jorge Eliécer Gaitán, cuando estaba a las puertas de convertirse en presidente de esa nación al conquistar a su pueblo con su programa de gobierno de profundo corte social y con el famoso discurso la Oración por la Paz.
A partir de ese crimen, se desató la violencia política en Colombia, que alcanza nuestros días y que ha cobrado cientos de miles de muertos, desaparecidos, mutilados y millones de desterrados.
Lo deseable para la insurgencia y para los sectores democráticos, progresistas y de izquierda colombianos es precisamente llegar al poder por la vía electoral y buscar las transformaciones sociales, económicas y políticas, mas lo real es que en cada ocasión que ha existido esa posibilidad, la oligarquía acude a la violencia y elimina esos sueños.
Un ejemplo de ello es lo sucedido con la Unión Patriótica con el asesinato de Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo,  candidatos a la Presidencia por esa agrupación. O con Carlos Pizarro Leongómez, aspirante a la Presidencia por AD-M19.
Miles de líderes de base de la Unión Patriótica, dirigentes sindicales y populares de A Luchar, Frente Popular y la Corriente de Renovación Socialista, fueron exterminados y los guerrilleros reinsertados cuando en el proceso de paz de 1991 resultaron asesinados o desaparecidos el 65 por ciento de ellos. ¿Cuál es hoy la garantía que esas masacres no se vuelvan a repetir?
Por otra parte se apela a que hay una nueva Constitución en Colombia,  efectivamente la de 1991, cuando se firmaron los Acuerdos de Paz con las organizaciones armadas y se integraron en la Alianza Democrática-M19 y de 1989 al 91 negociaron aquel proceso que culminó con la Asamblea Constituyente, y cuya Carta Magna surgida de aquellas conversaciones hoy poco o nada queda de lo refrendado, pues los gobiernos posteriores y muy especialmente el de Uribe Vélez la modificó utilizando a un Congreso mayoritariamente corrupto y  penetrado en más del 35 por ciento por los paramilitares, así admitía el jefe narco y paramilitar Salvatore Mancuso, cuando fue invitado a ese recinto parlamentario a exponer las “bondades” de esas bandas criminales.
Por su parte, el comandante Iván Márquez, jefe de la delegación de las FARC-Ejército del Pueblo (EP), planteaba que el principal protagonista es el soberano, o sea, el pueblo.
Pueblo que no está representado en estos diálogos y sin su participación activa será muy difícil que se puedan concretar acuerdos que lleven a un feliz término estas negociaciones.
El jefe guerrillero fue claro y enfático en denunciar la oposición de su movimiento político y militar al modelo económico neoliberal y la fuerte penetración del capital financiero extranjero y nacional en el tema minero-energético, el Tratado de Libre Comercio y  las formas engañosas que tienen las leyes de restitución de tierras, reparación de víctimas y el llamado desarrollo territorial.
Expuso con claras cifras las abismales diferencias que hoy aquejan a la sociedad colombiana, compuesta por 44 millones de habitantes y refería que: “Más de 30 millones de colombianos viven en la pobreza, 12 millones en la indigencia, el 50 por ciento de la población económicamente activa agoniza entre el desempleo y el subempleo, casi 6 millones de campesinos deambulan por las calles víctimas del desplazamiento forzoso”.
Respecto al agro ilustró Iván Márquez: “De 114 millones de hectáreas que tiene el país, 38 están asignadas a la exploración petrolera, 11 millones a la minería, de las 750 mil hectáreas en explotación forestal se proyecta pasar a 12 millones. La ganadería extensiva ocupa 39.2 millones. El área cultivable es de 21.5 millones de hectáreas, pero solamente 4.7 millones de ellas están dedicadas a la agricultura, guarismo en decadencia porque ya el país importa 10 millones de toneladas de alimentos al año. Más de la mitad del territorio colombiano está en función de los intereses de una economía de enclave”.
Expuestas con seriedad todas las diferencias, ahora se trata de ir tejiendo con aguja fina un proceso de negociación que desemboque en una paz firme y duradera con justicia social. Proceso que llevará un paciente y largo camino de conversaciones para que se dialogue bajo una tregua bilateral de fuego; puedan involucrase todas las fuerzas políticas y sociales y que esta política sea una política de Estado, porque los enemigos de la paz estarán rondando constantemente y sin desmayar pues a muchos se les pueden esfumar las ganancias que hoy reciben a costa de la guerra.
Por ello, en todo diálogo –recomiendan expertos– hay que tener siempre presente para qué y para quién se desea y quiere la paz. Nadie debe albergar la idea de que la guerrilla colombiana está debilitada, el paso dado por las FARC-EP es más una demostración de voluntad política y fortaleza que de debilidad, añaden.
Estiman que el gobierno sensatamente llegó a la convicción de que no hay victoria militar sobre la insurgencia y que lo óptimo es solucionar pacíficamente el conflicto donde el único que pierde es el pueblo.
La decisión ha sido bienvenida por la población que ha sufrido por años este conflicto armado interno y recibe el apoyo de amplios sectores de la sociedad afectados por la guerra, para beneficio no sólo de Colombia. También para sus vecinos, especialmente Venezuela y Ecuador que sufren en sus fronteras acciones de guerra y colateralmente son receptores de miles de inmigrantes colombianos que huyen de ésta, y sin duda, en el caso venezolano es el mercado más importante después de Estados Unidos, que debe ser preservado.
Prevén que ello conducirá, como tema de debate en estas negociaciones, a la retirada de todas las fuerzas militares extranjeras basificadas en las hermosas tierras colombianas por la amenaza que representa para la región y especialmente a sus vecinos.
El Pentágono encubre violaciones y
asesinatos  de mujeres en Afganistán e Irak
Ernesto Carmona
En 1970, las mujeres soldados representaban el 1 por ciento de las fuerzas armadas de Estados Unidos. Hoy ese número aumentó al 15 por ciento, casi 200,000 en total. Como el número de soldados femeninos crecen, hasta el Pentágono reconoce en sus propios informes el creciente problema de las agresiones sexuales militares en zonas de guerra: aumentaron en 26 por ciento entre 2007 y 2008, y en otro 33 por ciento al año siguiente.
La muerte en 2005 de la mujer-soldado raso del ejército de EU LaVena Johnson fue declarada oficialmente suicidio por el Pentágono (Ministerio de Defensa, DoD, por sus siglas en inglés), pero continúa ejemplificando la violencia sexual que padecen las mujeres-soldados mientras sirven a su país. La autopsia de Johnson reveló heridas contradictorias con la versión oficial de “suicidio”, incluyendo abundantes quemaduras químicas que se cree fueron provocadas para destruir evidencia de ADN dejada por la violación.
El Pentágono ha intentado intimidar a reporteros y redactores que trabajaban  historias sobre Johnson, uno entre por los menos 20 casos en que soldados de sexo femenino han muerto bajo circunstancias sospechosas. Las muertes misteriosas coinciden con un aumento de la  violencia sexual contra mujeres entre los militares.
Según el DoD, en 2010, hubo en total 3,158 informes de agresión sexual en los cuarteles militares, pero ese mismo ministerio estima que este número representa sólo el 13.5 por ciento de los asaltos reales, porque el número total de violaciones y agresiones sexuales militares sería superior a 19,000 al año.
El Proyecto Censurado desenterró esta noticia publicada originalmente por el periodista independiente John Lasker, de Columbus, Ohio, en Toward Freefom, el 14 de julio de 2011. El caso del “suicidio” en Irak de la mujer soldado de 19 años, descrita como “amorosa y feliz”, apunta a una desconocida historia, cobarde, abusiva, sórdida y mucho más amplia, imposible de ser conocida por la clientela de los grandes medios de información.
Intentarán investigación independiente
La decisión del Research Institute de Filadelfia (CCIRI, por sus siglas en inglés) de investigar el caso, tal vez finalmente convierta en un hecho conocido para un público mucho más amplio la historia de Lavena y las muertes misteriosas de otras mujeres soldados negras mientras “servían a la patria” en bases en Afganistán e Irak.
El CCIRI, que antes investigó los asesinatos de Tupac Shakur (desaparecida, caso de 1996) y Levy Chandra (pasante del Congreso, 2001), tienen sus propios peritos balísticos y forenses, más un psicólogo experto en suicidios, capaces de dar una buena mirada al archivo de la investigación militar y a fotos de la autopsia. Todos tienen serias dudas de que Lavena se haya quitado la vida.
“No hay duda (que la investigación y conclusión del suicidio) de los militares tiene problemas”, dijo Sheryl McCollum, directora del CCIRI. “Si hay cualquier signo de asesinato, no se puede invocar automáticamente un suicidio”.
Militares controlan los medios
Mientras el CCIRI tiene el coraje de enfrentar este potencial encubrimiento militar, medios importantes, como CBS News 60 Minutes y ABC News, intentaron informar sobre la muerte de Lavena, pero se echaron atrás con la transmisión de la historia, a pesar que CBS y ABC gastaron miles de dólares en el envío de varios equipos a la casa de los Johnson. 60 Minutos también pagó para que el cuerpo de Lavena fuera exhumado para una segunda autopsia, de acuerdo con su padre, el doctor John Jonson, de St. Louis.
“Nadie va a tocar la historia de Lavena ni con un palo de tres metros”, dijo el Johnson, aludiendo a las empresas de los grandes medios de comunicación. El Pentágono tiene agarrada financieramente a la industria mediática con la amenaza de retirar la publicidad del Ejército de los canales, explicó el padre de la mujer soldado.
“De seguro que los militares no querrán admitir que mujeres negras soldados son violadas y asesinadas, porque ya tienen dificultades para contratar y retener a las mujeres negras”, dijo a Toward Freedom. Sería devastador para el reclutamiento difundir historias en los medios de comunicación más importantes sobre mujeres soldados negros brutalmente violadas”.
El Pentágono ha tratado de intimidar a los reporteros y editores que trabajan historias sobre Lavena. El magazine Essence, por ejemplo, fue amenazado con el retiro de los dólares pagados por la publicidad militar si lanzaba al público una historia sobre Lavena. La revista cedió al Pentágono contando una historia aguada que los editores justificaron por la supervivencia del magazine que se inclinó para evitar la pérdida de la publicidad militar. Justamente, la publicidad busca más jóvenes reclutas como Lavena entre las mujeres negras.
“La familia de Lavena se esfuerza por crear conciencia acerca del caso de una hija que amaba servir a su país y vivió para hacer la diferencia en ayudar a otros”, escribió Lasker. El ejército de EU era su destino, dijo su padre. Ella era del Ejército en tercera generación, así que su familia no se sorprendió cuando a la violinista estudiantil de honor se le ordenó ir a Irak en 2005.
Según la versión del Ejército, a pesar que Lavena siempre mantuvo una actitud positiva, el 18 de julio de 2005 su espíritu dio un giro tremendo. Esa tarde, dicen los militares, su nuevo novio de dos meses rompió con ella por correo electrónico desde su casa en Kentucky. Bueno, lo que sigue en la versión castrense es fácil de imaginar: se metió en una tienda vacía de Kellogg Brown and Root (KBR), constructora filial de Halliburton, la incendió con aerosol y tranquilamente se suicidó con su M16 después de comprar varias botellas de gaseosa y a 24 horas de haber hablado con su madre por teléfono satelital para anunciarle que pasarían juntas la Navidad. “No decores el árbol sin mí”. Ésta fue la versión militar oficial. Caso cerrado.
Violaciones a granel
Pero hay otra historia encubierta. Dos expertos en balística, Donald Marion y Cyril Wecht, le dijeron a la familia que las heridas de Lavena no eran consistentes con un M16 y la supuesta herida de salida de bala en la parte superior de la cabeza parece más una herida causada por una pistola de 9 mm.
La autopsia militar de Lavena reveló un labio partido, dientes rotos, marcas de arañazos en el cuello, pero no heridas graves. Sin embargo, en la segunda autopsia –pagada por CBS 60 Minutes–, nuevos rayos X revelaron que el cuello estaba roto. Aún más extraño, la segunda autopsia mostró también que los militares habían retirado parte de la lengua, la vagina y el ano y no se lo dijeron a los Johnson, ni lo documentaron en la primera autopsia.
Por inverosímil y retorcido que parezca, la extracción de partes del cuerpo, en algunos casos el corazón o el cerebro, o ambos, se ha dado en otros cadáveres de mujeres soldados que perecieron por causas “no relacionadas con combate”.
El doctor Johnson cree que los militares extrajeron partes del cuerpo de Lavena para ocultar lo que realmente le pasó a su hija: trauma sexual militar o MST, eufemismo que es la designación oficial para las violaciones de milicos.
En otro caso, en julio de 2005, Jamie Leigh Jones, de 20 años, denunció que fue violada y golpeada por empleados de KBR y encerrada en un contenedor de transporte por los administradores, después que ella buscó a la policía. Jones y sus abogados, que perdieron una demanda federal civil contra KBR en julio 2011, dijeron que otras 40 empleadas mujeres KBR que trabajaban en Afganistán e Irak les contaron historias de violaciones, palizas y acoso sexual.
Además de la frialdad de los militares frente al caso, los Johnson dijeron que el Congreso casi no ha movido un dedo para ayudar. Un equipo de funcionarios quiso investigar la muerte de Lavena, pero no logró conseguir siquiera las fotos de la autopsia.
La coronel Ann Wright, retirada del Ejército y ahora activista por la paz –navegó por el Mediterráneo con la Flotilla de la Libertad de Gaza–, dijo que hay muchas más muertes sospechosas de soldados femeninos y la versión de los militares simplemente no es creíble.
De hecho, dijo Wright, hay más de 20 muertes de soldados femeninos bajo escrutinio. Casi todos se han producido en bases de Afganistán o Irak. De estos 20, los informes militares de 14 dictaminaron suicidio, incluyendo a Lavena Johnson. Y al igual que los Johnson, muchas de estas familias se niegan a aceptar la explicación de los militares, creyendo que sus hijas murieron a manos de sus soldados-compañeros o contratistas.
Como las agresiones sexuales militares en zonas de guerra aumentaron en 26% entre 2007 y 2008, y en 33% al año siguiente, el incremento se debe a que los soldados varones saben que pueden salirse con la suya, dijo Wright. Una encuesta de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental 2008 encontró que el 50% de las militares víctimas de agresión sexual nunca reportaron el crimen porque sentían que sus oficiales al mando pasarían por alto los cargos o, peor aún, de alguna manera los silenciarían.
En una zona de guerra, el aire de intimidación a raíz de una violación puede adquirir connotaciones a otro nivel, simplemente porque la víctima está rodeada de violencia y confusión, dijo Wright. “Van a decirte: ‘¿Vas a estar muerta para mañana. Violarla a usted es sólo el costo de la guerra. Lo que haremos ahora simplemente será añadir (su asesinato) a la seguridad insegura’”.
Perspectivas de un imperio polarizado
Alejandro L. Perdomo Aguilera / Alai-Amlatina
Finalmente se definieron las elecciones presidenciales de Estados Unidos con la reelección de Barack Obama, para continuar ocupando la Casa Blanca en los próximos cuatro años.
Muchas son las expectativas respecto a qué podrá ejecutar el llamado presidente del cambio sin las presiones de una nueva reelección, con mayoría en el Senado, la Cámara de Representantes con superioridad republicana y un país polarizado bajo los efectos de la crisis del sistema-mundo.
Definitivamente la estrategia de Obama fue pragmática e inteligente. Sin pretender ganarlo todo, se concentró en los estados claves para llevarse la victoria. La forma en que ubicó su campaña respecto a estados pendulares, le permitió abrogarse tempranamente la preponderancia del voto electoral. Por ello, independientemente de los fraudes y de la reñida competencia del voto popular, la reelección estaba asegurada.
No obstante, Obama fue mucho más allá de los requeridos 270 votos. Faltando por conocer el cierre de la Florida (29 votos electorales), los resultados provisionales de las elecciones de Estados Unidos arrojan para Obama 303 votos electorales, mientras que Romney sólo alcanzó 206. Ello confirma que no es necesario ganar la Florida para resultar electo presidente y que se pude ganar este estado sin el voto de los cubano-estadunidenses que se inclinan por el Partido Republicano.
La victoria de Obama en los llamados estados pendulares como Ohio, Virginia y en un segundo plano Wisconsin, Pensilvania, Nueva Hampshire,  Iowa y Nuevo México, además de los más definidos, fueron suficientes para que no hubiera lugar a dudas de quien sería nuevamente el presidente del imperio. La reelección de Obama, compleja pero esperada, cumplió las expectativas de los pronósticos de Nate Silver, el llamado gurú electoral del New York Times, y los mitos  sobre la victoria en Ohio.
Respecto a las elecciones del Senado, de un total de 100 senadores, los demócratas lograron 55 escaños y los republicanos 45. La Cámara de Representantes quedó organizada con mayoría republicana, con 234 asientos y 193 demócratas, de un total de 435.
Sin embargo, estas elecciones dejan muchas dudas sobre la factibilidad y transparencia del voto electoral respecto al popular. Ciertamente sólo en contadas ocasiones en la historia de ese país han dejado de coincidir ambos votos. Y para no achacar a los demócratas la jugada perfecta del voto electoral, en el año 2000 fue George W. Bush quien se hizo de la Presidencia, bajo el auspicio de este voto.
La gran problemática de este voto es que parte del censo realizado cada 10 años. Sin embargo, para el caso de estas elecciones, se contó con el censo de 2010, de modo que no existía una gran diferencia de la realidad. El otro dilema es que el ganador en un Estado se apodera de todos los votos, haciendo que en estados claves por su población, el ganador pueda obtener una gran ventaja sin tener una mayoría territorial.
Por otra parte, los demócratas, favorables en estados urbanos más liberales y cosmopolitas, no necesitan ganar tantos estados sino que concentrándose en los claves obligan al contrario, en este caso a Romney, a ganar en el resto.
Quizás sean éstas algunas de las claves que le dieron a Obama una victoria electoral holgada aunque el voto popular haya mostrado una gran competencia. Por suerte, esta vez pudo coincidir, aunque en estrecho margen, que el resultado del voto electoral y el popular dejaran como vencedor a Barack Obama, quien logró un total 60.367,913 votos para un 50.4%, mientras que Romney alcanzó 57.573,527, para un 48.1%.
El voto popular denotó la alta polarización del  país, que ha conllevado a una crisis de paradigmas, donde un presidente puede ser reelecto a pesar de mostrar cifras deficientes en la economía y no lograr las expectativas que le  permitieron la victoria en 2008. Con ello se denota la erosión interna del líder del sistema-mundo, con una sociedad altamente polarizada y una perdida de credibilidad del ansiado american dream tanto en el plano internacional como nacional.
Ciertamente, el Partido Republicano ha girado tanto a la derecha que se ha apartado de las bases históricas que le concedieron el impulso en la época de Theodore Roosevelt y el afamado progresismo. El predominio del conservadurismo, con una Convención que mostró fragmentación, más el debate vicepresidencial y los dos últimos debates presidenciales, le permitieron a Obama sacar ventaja de un electorado atemorizado ante la  reacción de un partido conquistado por la extrema derecha multimillonaria de ese país.
Evidentemente el voto de los blancos y los conservadores del Tea Party no fue suficiente para lograr la victoria republicana.
Para sorpresa de una administración que tanto descontento provocó en estos sectores, el contexto electoral matizado por la derechización republicana, le posibilitó atraer nuevamente el voto de los latinos. Mediante una campaña inteligente, apoyada en la economía del conocimiento y un discurso basado en expectativas sobre el seguro social, las reformas en la educación y en la salud, logró conformar una  matriz de opinión favorable. En ese sentido, las leyes ejecutivas sobre los dreamers y la reducción de los costos de la educación recrearon un ambiente de mayores oportunidades.
Ello le posibilitó ganarse el voto de los hispanos. “Según las encuestas realizadas a pie de urna, la comunidad latina le entregó su confianza con una abrumadora mayoría que rondó el 70% de los votos frente a su rival, el republicano Mitt Romney.”
Con estas elecciones Obama se convierte en el segundo líder demócrata en reelegirse luego de la Segunda Guerra Mundial, sólo precedida por Bill Clinton. Nuevamente el líder demócrata fue favorecido por el voto de los latinos (70-30), los afroamericanos (nueve de cada 10 por Obama), las mujeres (55-43) y los jóvenes.
Una batalla peculiar fue desarrollada desde las redes sociales en internet (RSI), para captar la atención de la juventud. La importancia concedida a estas plataformas digitales y la alta participación que se logró en estas elecciones, denota un cambio en la percepción de los medios y la factibilidad de las TIC para el activismo político. Por estas razones, una vez lograda la victoria, Obama afirmó desde su cuenta en Twitter a sus 22 millones de seguidores: “Esto sucedió  gracias a ustedes. Gracias”.
La cobertura ofrecida por las redes sociales fue impresionante. En Twitter Obama contó con alrededor de 22 millones de seguidores mientras que Romney le era difícil superar los 2 millones. Twitter creó la página especial #Election2012 para seguir en directo toda lo que acontecía de la votación. En Facebook “(…) según los análisis de la empresa de Social Bakers, Romney tiene 11.9 millones de fans, mientras que Obama puede presumir de más de 31 millones de  fans.”
Queda así concluida, la elección presidencial de 2012, pues sea la Florida demócrata o republicana, la reelección de Obama está  asegurada, bajo un clima de polarización e incertidumbre en el Estado-nación líder del sistema-mundo.

http://www.forumenlinea.com/portal/

Audiosíntesis: Columnas políticas, primera partePosted: 21 Nov 2012 06:55 AM PST

audio sintesis-politicas1-nov 21-12.mp3 audio sintesis-politicas1-nov 21-12.mp3 6651 kb   Reproducir   Descargar

Audiosíntesis: Primeras planasPosted: 21 Nov 2012 06:54 AM PST

AudioSintesis-PRIMERAS-Nov.21-12.mp3 AudioSintesis-PRIMERAS-Nov.21-12.mp3 5634 kb   Reproducir   Descargar

Audiosíntesis cortaPosted: 21 Nov 2012 06:53 AM PST

AudioSíntesis-CORTA-Nov.21-12.mp3 AudioSíntesis-CORTA-Nov.21-12.mp3 1847 kb   Reproducir   Descargar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: