ANÁLISIS A FONDO, 6-III-013. J. Francisco Gómez Maza


Análisis a Fondo


Acento: No hay intocablesPosted: 06 Mar 2013 06:24 AM PST

SALVADOR  FLORES  LLAMAS
El presidente Peña Nieto aclaró que “no hay intereses intocables”, después de la captura de Elba Esther Gordillo y a punto de la declaración de formal prisión a ésta por los delitos de operar con recursos de procedencia ilícita y crimen organizado.
Muchos pensaron que seguirían rodando cabezas de líderes, a quienes la gente tiene por corruptos, como Carlos Romero Deschamps, Víctor Flores Morales y Joel Ayala Almeida.
Y de ex gobernadores, como el Gober Precioso, Fidel Herrera, Leonel Godoy, Humberto Moreira y Ulises Ruiz; agitadores como el Peje, los del CCH que irrumpieron hace poco en CU, de la CNTE que cierran de escuelas y normales en Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán, queman autobuses, bloquean carreteras y toman casetas de cobro de autopistas.
Ahí también de los policías comunitarios con fuerte tufo de guerrilleros, que burlan el estado de derechos y quieren hace justicia por propia mano.
Ya les llegará su hora, según la sentencia peñista de “no hay intocables”.
A Peña Nieto no le conviene abrir tantos frentes; sino ir a lo más importante: continuar con sus reformas legislativas, como en telecomunicaciones, que tocará intereses fortísimos de radio, Tv y telefonía, otros poderes fácticos que frenan el avance del país y para quienes no les habrá caído muy bien la advertencia de que “no hay intereses intocables”.
Cierto que aumentó el capital político del Presidente el golpea Elba Esther, poder fáctico que lo desafió, tras 23 años de liderazgo por  sentirse intocable y planear sabotear la reforma educativa; pero Peña Nieto debe aprovechar el capital político que obtuvo con ello, con astucia –valga insistir-  y atacar intereses que han venido frenando a México por considerarse estratégicos e intocables, como en telecomunicaciones.
Primer paso en tal sentido fue la reforma al amparo, que quitó el derecho a la suspensión provisional a los concesionarios de servicios públicos (radio, Tv, teléfonos, petróleo) que les permitía seguir pisoteando derechos cuando se amparaban contra demandas por ello sus abusos.
Hay firmeza en los pasos de Peña Nieto en pos de sus metas con los avances que ha logrado en  casi 100 días de mandato, a cumplirse el domingo próximo, a los que llega con gran aceptación popular, incluso entre los maestros, cuya muy desprestigiada lideresa fue encarcelada.
Las encuestas dicen que 80 por ciento  de los mentores aprueba su captura y apoyan la reforma educativa; lo que indica que ya estaban cansados de que los manipulara y, sobre todo, dispusiera de sus fondos sindicales (aparte de aquéllos  con que exaccionó a los gobiernos panistas) punto en que acertó la demanda de la PGR contra ella.
Es más el sustituto de Elba en el liderato total del SNTE, Juan Díaz de la Torre (ya acorde con el gobierno) pidió a éste respetar los derechos a la integridad física y al debido proceso de ella, al tiempo que respaldó la Reforma Educativa, la que podría tomarse como la manzana de la discordia.
En una palabra, los nuevos dirigentes del SNTE se alinearon con Peña Nieto.
Llamó la atención que partidos de oposición, que tradicionalmente critican estos pasos del gobierno por “autoritarios”, aplaudieran  la captura de Elba.
Inclusive en la izquierda líderes que dicen sufrieron el empleo de la  justicia para reprimirlos, Jesús Zambrano, presidente del PRD, deslizó que el golpe a la maestra fue producto del Pacto por México.

Forum en Línea 261: Oportunidad de cambio para el SNTE. Cien años de lealtad e impunidad. Primero lo primero, licenciado Chuayffet. Reforma distante. Y los sindicatos, dónde están Posted: 06 Mar 2013 06:21 AM PST

                                                                                                                                                                                    Del 1 al 15 de marzo de 2013
Forum en Línea sigue gracias a ustedes
Oportunidad de cambio para el SNTE
Carlos Reyes Romero
Los salinistas la impusieron; ellos mismos la destronaron. Aunque en un auténtico estado de derecho la acusación contra Elba Esther Gordillo de desviar recursos sindicales en beneficio propio, sería suficiente para llevarla a prisión, en el sistema de justicia mexicano que está estructurado para prohijar la impunidad, la acusación es harto vulnerable porque todavía no tiene la denuncia de la parte afectada, en este caso el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Además de que las evidencias con las que se le acusa se obtuvieron por medios cuya licitud es vulnerable, a través de la unidad de inteligencia de la Secretaría de Hacienda, es decir por medio de lo que en la jerga legal se conoce simple y sencillamente como espionaje.
Aun así, al gobierno de Peña Nieto le será suficiente para mantenerla en prisión sin sentenciar, cuando menos por todo este sexenio, para que no pueda acogerse al cumplimiento de su sentencia bajo arresto domiciliario cuando dentro de dos años la señora cumpla 70 años; mientras se desarticula la resistencia del SNTE y de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación a la reforma educativa y se intenta recuperar la rectoría del Estado sobre el sistema educativo.
Además, de esta manera Peña Nieto se autolegítima ante una opinión pública que en su mayoría no ve con malos ojos la aprehensión de la Gordillo.
Ahora que los salinistas se llevaron a Elba Esther, se abre un espacio de oportunidad para que el SNTE cambie y se modernice, para que recupere aunque sea en parte la vocación de servicio popular con que nació y que le fue paulatinamente arrancada por los tres largos cacicazgos que ha padecido: el de Jesús Robles Martínez (1949-1972), el de Carlos Jongitud Barrios (1972-1989) y el de Elba Esther Gordillo (1989-2013).
El tipo de sindicalismo que promueven el SNTE, y también la CNTE, hace décadas que dejó de ser funcional y está condenado al fracaso. Es un tipo de gremialismo que privilegia la hueva, el ausentismo magisterial y la simulación educativa, sin importarle los derechos de los niños ni los de las nuevas generaciones; menos aún la sociedad que les paga.
Su esquema de reivindicación gremial sólo conduce a estancar el nivel de vida de los profesores y a degradar la educación pública que dicen defender; por eso una buena parte de los docentes huyen del aula como de la peste y se dedican a actividades que les son más lucrativas, bajo el cobijo de una comisión o de la vista gorda de directores, supervisores y jefes de sector. Hay escuelas que son racimos de comisionados y los que dan clase lo hacen para grupos muy pequeños, como en Iguala, Guerrero, aunque no sea el único caso.
Afortunadamente no todo el magisterio es así; pero el 30 por ciento que no cumple con su responsabilidad educativa, es desgraciadamente lo que más ve y rechaza la opinión pública.
Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán son los estados donde más se manifiesta el área de desastre que es la educación pública, lo cual es una lástima pues son las entidades con mayores índices de pobreza.
Pudiera pensarse que la pobreza es la causa principal del retraso educativo, pero no es así. Ahí está el ejemplo de Cuba, que es un país todavía más pobre que los estados mencionados y que sin embargo tiene una educación de excelencia, mundialmente reconocida.
También está la propia experiencia de la época de oro de la Escuela Mexicana, promovida por José Vasconcelos y cuyos resultados son los más relevantes y exaltados en la historia pedagógica de México.
En ambos casos, lo decisivo ha sido el compromiso social del magisterio con los que menos tienen y la certidumbre de que el intelecto humano no tiene más barreras que las que el ser humano se autoimponga.
Ahora que el chambismo, la indolencia y el valemadrismo predominan en lo educativo, es difícil obtener buenos frutos.
El SNTE y la CNTE debieran voltear los ojos hacia otro tipo de sindicalismo, hacia aquel que oferta resultados, capacitación continua y permanente, trabajo en equipo y sobre todo el asumir plenamente las responsabilidades para los que han sido profesionalmente contratados, como fundamento para luchar por mejores condiciones de vida y de trabajo. Quién da poco, poco recibe; además de que se gana el repudio social.
Continuar igual significa consentir que los maestros que sí cumplen sigan cayendo en el empobrecimiento paulatino, mientras unos cuantos líderes y muchos vividores se enriquecen a su costa. Los ejemplos abundan.
El ejercicio del magisterio debe y puede dignificarse para recuperar el reconocimiento de la sociedad.
Ojalá el SNTE y la CNTE aprovechen esta oportunidad para reivindicarse.
Cien años de lealtad e impunidad
José Francisco Gallardo R. / Reflexiones de un general posdoctorado
A políticos y militares. Quien es soporte y garantía
 de la paz y soberanía es el pueblo, no el Ejército.
El mes de febrero de cada año es pródigo en las remembranzas sobre las fuerzas armadas: el día 9, Marcha de la Lealtad y la Decena Trágica, donde los militares “ratifican su irrestricta lealtad al pueblo de México y a sus instituciones”; el 10, Día de la Fuerza Aérea, “en que se sostuvo que la institución está lista para extender sus alas de la mano de México, para surcar el horizonte del siglo XXI”; el 15, día de la entrega de la Espada y Sable de Mando al presidente y que simboliza los principios y valores del Ejército, Fuerza Aérea y la Armada; el 18, Día del Estado Mayor Presidencial, inventado por Enrique Peña Nieto, “por 100 años de su creación para defender las instituciones democrática del país, y muy particularmente al Ejecutivo federal”; el 19, Día del Ejército, ahora por el centenario de su creación; el 24, Día de la Bandera entre otros festejos relativos, “una oportunidad para recordar nuestra historia y para reflexionar sobre el futuro del país”.
Cien años del Ejército Mexicano “Lealtad a toda prueba: Garantiza la paz y la soberanía” (Vértigo y El Universal).
A un siglo de las relaciones civiles militares en México, el tema se centra en la intervención militar directa en las decisiones políticas.
Desde que la XXII Legislatura del Estado de Coahuila emitió un decreto por medio del cual se creaban las primeras fuerzas armadas de lo que sería, posteriormente, el Ejército Constitucionalista, y lo que ahora es, el Ejército Mexicano; después del golpe de Estado del general Victoriano Huerta, egresado del Colegio Militar lo cual se trata de ocultar; nos lleva hacer una reflexión.
La organización actual del Ejército parece descansar en una serie de hipótesis nacidas de la realidad geopolítica del país. El hecho de que México tenga como vecino a un coloso militar por una parte, y a un país pequeño en extremo, por la otra, da lugar a la primera de las suposiciones: una guerra de tipo convencional con sus vecinos difícilmente podrá presentarse. La segunda suposición parece ser que una guerra convencional en contra de una potencia extranjera tampoco es factible, ya que ello sería contrario al interés nacional de Estados Unidos, quien se vería por ello obligado a intervenir en favor de México.
En este tenor, las funciones bélicas del Ejército se ven reducidas a luchar en contra de una hipotética intervención extranjera por medio de una organización de guerrillas y a reprimir intentos de subversión interna mediante una guerra contrainsurgente. Entonces para qué la existencia del Ejército.
Así las cosas, existe un pacto cívico-militar en México, vigente desde los años  40, sustentado en reglas no escritas, resultantes de un hecho. Cuando el primer presidente civil emanado de la Revolución, Miguel Alemán Valdés, toma el poder que le transfirieron los militares, lo hacía a cambio de un compromiso: el respeto absoluto a la institución armada. En correspondencia a este compromiso se desprendió la segunda norma, los militares respetarían, bajo cualquier circunstancia, al poder civil. El pacto, “lealtad institucional por impunidad”.
        El acatamiento del pacto fue posible porque ya operaba con singular eficiencia el partido oficial. Esta sui generis agrupación política: Partido Nacional Revolucionario (PNR/PRM/PRI), nacido en 1929.
        El PRI, mediante prebendas y concesiones, supo cómo lubricar la maquinaria política. Los militares entraron en su ayuda sólo cuando se ha encontrado en aprietos, como en las huelgas ferrocarrileras de 1958-59, el movimiento estudiantil de 1968, o con el levantamiento indígena en 1994, entre otras funciones de orden interno.  En los años 70 la misión de los militares fue la contención de la guerrilla rural. El Ejército sólo ha intervenido temporalmente a fin de salvar la situación y después se ha replegado a sus cuarteles.  Además, actúa a petición de parte, por lo cual el pacto permanece intacto. Pero Acción Nacional en el poder, superó y refinó esta práctica, involucró a los militares en la guerra contra las drogas.
         Hoy en día, el Ejército se utiliza por el poder político, para asuntos de seguridad pública, espionaje político, disolución de huelgas y sindicatos, dirimir conflictos de carácter social, legitimar elecciones fraudulentas, aplicación de la ley, suplir en sus funciones al Ministerio Público y a la policía, incluso para hacer detención de políticos indeseables como Joaquín Hernández Galicia en 1989 y la lideresa Elba Esther Gordillo en 2013, a cargo de la Armada.
        Este uso faccioso del Ejército en contra de la sociedad, lo ha llevado a su descomposición y posible desaparición, ahora México no tiene un Ejército para la defensa nacional, sino una policía militarizada. Cuya carga en violaciones a los derechos humanos es escandalosa, 26 mil desaparecidos, 18 mil quejas ante la CNDH, enésimas denuncias ante los tribunales internacionales, más de 150 mil desertores y el colapso de la defensa nacional. Lo que raya en crímenes de lesa humanidad.
        El reto de este siglo XXI para el Estado, es construir un Ejército para la defensa de la soberanía e integridad territorial.
        Que bien que el Ejército declare 100 años de lealtad a las instituciones y al pueblo, de otra manera cómo estaríamos.
Primero lo primero, licenciado Chuayffet
Miguel Ángel Ferrer / Economía y política
Hace más o menos 50 años hubo una amplia campaña publicitaria que con mucha razón decía: “Mejores escuelas harán de nuestros hijos mejores mexicanos”. Y esa verdad cincuentenaria sigue siendo válida ahora, a comienzos del siglo XXI.
Aunque por su brevedad la certera expresión no lo establecía, la frase “mejores escuelas” se refería a los varios componentes del proceso educativo: la infraestructura, los contenidos, la preparación de los maestros y, desde luego, una retribución salarial decorosa para los mentores.
            Por eso, ahora que se habla de reformar el sistema educativo mexicano parece necesario empezar por lo básico. O, como se dice popularmente, primero lo primero.
Y lo primero es, sin duda, la infraestructura, es decir, los edificios escolares con sus instalaciones didácticas como son el mobiliario escolar y los talleres y laboratorios. Y también, por supuesto, aunque parezca prosaico mencionarlo, excusados, mingitorios y lavabos con agua corriente en suficiencia. ¿No convendría comenzar la tan manoseada reforma educativa con un esfuerzo para crear nuevas escuelas y rehabilitar y mejorar las existentes?
Nuevas escuelas permitirían reducir la magnitud de los grupos de alumnos. ¿Puede haber una buena educación con salones de clase donde se apiñan más de 50 educandos? ¿Puede un profesor de matemáticas enseñar y evaluar el aprendizaje de sus discípulos cuando el número de éstos es de 50 muchachos y cuando el maestro debe atender cada día más de 10 de esos grupos en jornadas extenuantes y en distintos planteles?
Y lo que se dice para la enseñanza de las matemáticas se puede decir igualmente para todas y cada una de las materias de los programas educativos.
No estaría mal, desde luego, revisar y actualizar los planes y programas de estudio, pero lo urgente e imprescindible por ahora es, como hace 50 años, construir nuevas escuelas, rehabilitar y mejorar las existentes y preparar y contratar a miles y miles de maestros.
Pero a los licenciados Chuayffet y Peña Nieto esto parece importarles muy poco. ¿Será que sólo les interesa romperle el espinazo a la cacica sindical Elba Esther Gordillo. Y no estaría nada mal defenestrar a este espécimen de la más nociva fauna política. Sólo que este propósito y mejorar la calidad de la educación de los mexicanos son cosas muy distintas. Conseguir lo primero no es factor decisivo, ni siquiera importante, para lograr lo segundo.
Pero, además, parece que a los licenciados Chuayffet y Peña Nieto tampoco les importa mucho que haya 4 millones de mexicanos analfabetos. Y que de éstos, un millón sean jóvenes entre 15 y 29 de edad. Y que 10 millones no hayan terminado la educación primaria. Y que 16 millones no hayan concluido la secundaria. ¿Se abatirán estos rezagos, abatiendo, si éste fuera de veras el propósito, a la corruptísima lideresa?
Abatir estos monstruosos rezagos requeriría contratar miles y miles de maestros y capacitarlos y pagarles adecuadamente. Y construir y rehabilitar a toda velocidad miles y miles de escuelas.
Sin embargo, y palabrería aparte, la propuesta de Chuayffet y Peña Nieto hasta hoy sólo carga el acento en la evaluación del trabajo de los maestros. Y éstos ya sospechan que esa evaluación será la vía para despedir a millares de ellos. A los que la dicha evaluación califique como ineficientes, flojos o ignorantes. Y también por supuesto, a los más combativos, a los menos sumisos, a los contestatarios, a los adversarios.
Y ya puede esperarse que, con razón o sin ella, los maestros y sus organizaciones van a defenderse. Y las movilizaciones y el sabotaje a la reforma serán sin duda los caminos que habrán de seguir. Parece así que la dichosa reforma empezó con la pata izquierda.
Reforma distante
Raúl Moreno Wonchee / La nave va
Como la nave, la reforma educativa lleva viento en popa.  Al menos eso dicen los que celebran la reforma al artículo 3º de la Constitución para meter en cintura al sindicato y a su líder vitalicia, y que los profesores trabajen y se pongan a estudiar. Con franqueza debo decir que me pareció un exceso reformar la Carta Magna para fines que pudieron ser alcanzados cumpliendo las leyes reglamentarias y cuando mucho reformándolas. Sigue vigente la costumbre del felipato de matar moscas a cañonazos. Y mientras tanto ha sido lamentable el linchamiento mediático del magisterio nacional, un gremio benemérito, y de su gran sindicato. De La Maestra mejor ni hablar porque no lo sé de cierto, lo supongo, le van a hacer lo que el viento…
Hace unos días escuché la (casi) única idea que ha surgido en torno a la reforma (la oí por el radio del auto y desgraciadamente no me pude enterar del nombre del solitario pensador): el desafío que enfrenta la reforma educativa es cómo lograr que los niños y los jóvenes quieran aprender, que amen el conocimiento. Entonces entendí que la verdadera reforma está pendiente y distante. Y comprendí, también, que el ruido mediático busca ocultar al principal promotor de la ignorancia nacional: las televisoras comerciales.
Instrumento del duopolio televisivo, la Fundación Mexicanos Primero anda amarrando navajas para enfrentar a los profes con el gobierno y truncar la reforma, que entre otras cosas debe detener la depredación educativa de la televisión comercial.
Y los sindicatos, ¿dónde están?
Sergio Gómez Montero / Isegoría
Más allá de esta nube de ceniza/ el hombre espera/
Espera que la sombra le devuelva/ su herencia de esperanza/
su antiguo mapa transparente
Viera: “Paz”.
El tema había quedado pendiente. Pero revivió el domingo 24 y lunes 25 de esta semana. El domingo, porque en un acto desangelado (como son todos los de él) Peña Nieto (“De la Peña y Nieto”, según el vetusto Joaquín Gamboa) acudió a un acto en la sede de la CTM, en el cual, entre porras manidas y repartidero de tortas por todos lados, destacó la firmeza de los líderes de la CTM para defender el Pacto por México (es decir, no sólo al PRI ahora, sino también al PAN de Madero y al PRD de Los Chuchos) en un acto en el cual los sindicatos afiliados a la central volvieron a quedar por los suelos.
El lunes, en el Palacio Nacional, le tocó al SNTE, pues al aprobarse allí, sin tocar barandilla, la reforma educativa promovida por el Pacto por México (ojo, mucho ojo: es decir por José Murat, el ebrio exgobernador de Oaxaca), se da así carta abierta a todos para patear en salva sea la parte a Elba Esther y su cauda de seguidores, para tratar de desmembrar de tal forma al sindicato magisterial más grande de América Latina. Así lo dejaron ver los discursos de Peña, Chuayffet y Madero.
            Pero, ¿y entonces que queda de aquella institución que era cobijada por la Constitución y que, desde los tiempos de la Casa del Obrero Mundial, por ser ella un motor básico de la Revolución del 12-17, parecía ser la niña mimada del movimiento revolucionario, al margen de que con Luis N. Morones los sindicatos fueran perdiendo sus fortalezas y comenzaran a lucir sus debilidades? Poco importó, porque aún con eso Lombardo Toledano logró en parte salvar a esas instituciones (petroleros y maestros), quizá corporativizándolas para que pudieran salvar si no su autonomía, al menos sí su peso dentro del Estado. De algo valió eso desde 1952 hasta hoy. Pero si nos vamos a la historia reciente del país (cuando desaparecen ferrocarrileros y en buena medida telegrafistas) para el neocapitalismo de hoy también fuerzas corporativas tan representativas como petroleros y maestros ya no sirven para nada, pues los nuevos procesos privatizadores del sector (energético y educativo) vuelven inútil y estorbosa la presencia de los sindicatos, como de hecho lo fue el sindicato de mineros (hoy totalmente desarticulado), una barrera que fácilmente salvó el Grupo México y los extranjeros para arrasar la riqueza minera del país.
            Estorbos hoy, más que otra cosa, puede que con justa razón nadie llore por los sindicatos corporativizados, ¿pero lo más adecuado será que luego de la ida forzada de Romero Deschamps y Elba Esther Gordillo, petroleros y maestros nos quedemos con los brazos cruzados? ¿Será muy difícil salvar a nuestras instituciones para que, una vez recuperada su autonomía y verdadero carácter de lucha ellas sirvan realmente a nuestros intereses y contribuyan a darle otra dimensión al sistema educativo de la nación?
            Es evidente que nosotros tenemos la palabra.
Autodefensa armada y Estado, compatibles
Humberto Musacchio
Antier fue atacado el Palacio de Gobierno de Ciudad Victoria por un comando que lanzó granadas contra la sede de los poderes tamaulipecos. En Apodaca, Nuevo León, Gerardo Gustavo Garza coordinador operativo antirrobos del estado, fue asesinado cuando llegaba a su casa. En la zona conurbada de la capital del país, “en lo que va del año ha sido reportada al menos una centena de asesinatos vinculados a la delincuencia organizada” (Excélsior, 20/II/2013).
En Michoacán, informa también Excélsior, “en el campo se hartan de pagarle al crimen”, porque en esa entidad, como en otras, es común el pago por “uso de suelo”, la venta de protección y otras prácticas criminales que creíamos exclusivas del Chicago de Al Capone.
            Por todas partes y a todas horas está presente la amenaza y sobre todo la agresión de la delincuencia. Por un muy explicable miedo, por ineptitud o corrupción, el hecho es que las corporaciones policiacas son ineficaces ante la criminalidad y el asunto no es de ahora. La desastrosa guerra de Felipe Calderón no sólo costó la vida de 80 o 100 mil mexicanos, sino que contribuyó a la descomposición social: miles de familias perdieron a un hijo o un hermano, las actividades productivas se vieron seriamente afectadas por las organizaciones criminales y el Estado reprobó ante esa prueba a la que en forma irresponsable la sometió el gobernante panista.
Hoy surgen organizaciones armadas de autodefensa por todo el país y los estatólatras se desgarran las vestiduras. La pobre señora Elena Morera ve a esos grupos como brigadas paramilitares en embrión y “analistas” políticos que todo lo quieren ajustar a sus creencias reprueban que la gente se agrupe y salga armada a la calle harta de ver como los criminales matan, roban y violan.
Se trata, en efecto, de grupos armados irregulares, esto es, de incipientes organizaciones ciudadanas que ante la incapacidad del Estado suplen a éste en la primerísima de sus funciones: garantizar la vida y la propiedad de las personas. Sin embargo, contra lo que pudiera pensarse, no se trata de un fenómeno nuevo. Los grupos armados irregulares han existido siempre, como las guardias blancas que los hacendados tenían y tienen a su servicio para combatir el abigeato y la ocupación de tierras. No otra cosa fueron los cuerpos de guardias rurales creados en el porfiriato y mantenidos por los gobiernos posrevolucionarios. Ahora mismo, existen corporaciones privadas como la Policía Bancaria tan discutibles como los grupos de autodefensa armada, pero al parecer uniformes y placas sí los hacen respetables.
Es la organización popular la que ha suscitado la alarma de mentes pequeñas que no ven más allá de sus dogmas legaloides. Por ejemplo, ante la proliferación de grupos de autodefensa, el PAN acusó a Enrique Peña Nieto  de ser incapaz de garantizar la seguridad pública. Acción Nacional puede tener razón, pero lo cierto es que la inseguridad viene de más atrás y se agudizó hasta extremos impensables durante el “gobierno” de Calderón.
Cuando el Estado no está, cuando los gobiernos no pueden garantizar seguridad y propiedad y los ciudadanos se organizan para cumplir esa función, lo que procede es dar pasos para capacitar, armar y legalizar los cuerpos irregulares que colaboran –ojo, colaboran– para salvaguardar el orden. La sociedad política se enfrenta a un fenómeno que avanza y se profundiza en la sociedad civil. Cerrar los ojos ante esa realidad sólo será causa de un mayor deterioro de las instituciones.
                                                                                                                http://www.forumenlinea.com/portal/

Audiosíntesis: Columnas, Tercera partePosted: 06 Mar 2013 06:00 AM PST

060313column3.mp3 060313column3.mp3
14914 kb   Reproducir   Descargar

Audiosíntesis: Columnas, segunda partePosted: 06 Mar 2013 05:20 AM PST

060313colum2.mp3 060313colum2.mp3
15964 kb   Reproducir   Descargar

HASTA SIEMPRE, COMANDANTEPosted: 06 Mar 2013 05:16 AM PST

Declaración del Gobierno de CubaCon hondo y lacerante dolor, nuestro pueblo y el Gobierno Revolucionario han conocido del deceso del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías y se aprestan a rendirle sentido y patriótico homenaje en su entrada en la Historia como Prócer de Nuestra América.Expresamos sinceras condolencias a sus padres, hermanos, hijas e hijo y a todos sus familiares que ya son nuestros, como Chávez es también hijo de Cuba y de la América Latina y el Caribe, y del mundo.

En este momento de profunda tristeza, compartimos los más entrañables sentimientos de solidaridad con el hermano pueblo venezolano al que acompañaremos en todas las circunstancias.

La Revolución Bolivariana tendrá nuestro resuelto e irrestricto apoyo en estas difíciles jornadas.

A nuestros compañeros de la Dirección Político-Militar bolivariana y del Gobierno venezolano reiteramos nuestro respaldo, aliento y fe en la victoria.

El Presidente Chávez ha protagonizado una extraordinaria batalla a lo largo de su joven y fecunda vida. Lo recordaremos siempre como militar patriota al servicio de Venezuela y de la Patria Grande; como honesto, lúcido, osado y valiente luchador revolucionario; como líder y comandante supremo que reencarnó a Bolívar para hacer lo que él no pudo terminar; fundador de la Alianza Bolivariana Para los Pueblos de Nuestra América y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Su heroica y denodada lucha contra la muerte es un insuperable ejemplo de firmeza. La admirable entrega de sus médicos y enfermeras ha sido una proeza de humanismo y consagración.

El regreso del Presidente a la Patria venezolana, que tanto quiso, cambió la historia. “Tenemos Patria”, exclamó Chávez con emoción el pasado 8 de diciembre, y regresó a ella para afrontar los mayores riesgos que imponía la enfermedad. Nada ni nadie podrá arrebatar al pueblo venezolano la Patria rescatada.

Toda la obra de Chávez aparece invicta ante nosotros. Las conquistas del pueblo revolucionario que lo salvó del golpe de abril del 2002 y lo ha seguido sin vacilación, son ya irreversibles.

El pueblo cubano lo siente como uno de sus más destacados hijos y lo ha admirado, seguido y querido como propio. ¡Chávez es también cubano! Sintió en su carne nuestras dificultades y problemas e hizo cuanto pudo, con extraordinaria generosidad, especialmente en los años más duros del Período Especial. Acompañó a Fidel como un hijo verdadero y su amistad con Raúl fue entrañable.

Brilló en las batallas internacionales frente al imperialismo, siempre en defensa de los pobres, de los trabajadores, de nuestros pueblos. Enardecido, persuasivo, elocuente, ingenioso y emocionante, habló desde las entrañas de los pueblos, cantó nuestras alegrías, y declamó nuestros versos apasionados con perenne optimismo.

Las decenas de miles de cubanos que laboran en Venezuela le rendirán homenaje con el ferviente cumplimiento del deber internacionalista y seguirán acompañando con honor y altruismo la epopeya del pueblo bolivariano.

Cuba guardará eterna lealtad a la memoria y al legado del Comandante Presidente Chávez y persistirá en sus ideales de unidad de las fuerzas revolucionarias y de integración e independencia de Nuestra América.

Su ejemplo nos conducirá en las próximas batallas.

¡Hasta la victoria siempre!

Audiosíntesis: Columnas políticasPosted: 06 Mar 2013 05:13 AM PST

040313columnas1.mp3 040313columnas1.mp3
13912 kb   Reproducir   Descargar

Audiosíntesis: Primeras planasPosted: 06 Mar 2013 05:12 AM PST

060313primeras.mp3 060313primeras.mp3
14060 kb   Reproducir   Descargar

Audiosíntesis cortaPosted: 06 Mar 2013 05:11 AM PST

060313corta.mp3 060313corta.mp3
3629 kb   Reproducir   Descargar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: