Francisco de Asís y Francisco de Roma. Leonardo Boff


Francisco de Asís y Francisco de Roma
2013-03-29

Desde que el obispo de Roma electo, y por eso Papa, asumió el nombre de Francisco, se hace inevitable la comparación entre los dos Franciscos, el de Asís y el de Roma. Además, el Francisco de Roma se remitió explícitamente a Francisco de Asís. Evidentemente no se trata de mimetismo, sino de constatar puntos de inspiración que nos indiquen el estilo que el Francisco de Roma quiere conferir a la dirección de la Iglesia universal.

Hay un punto común innegable: la crisis de la institución eclesiástica. El joven Francisco dice haber oído una voz venida del Crucifijo de San Damián que le decía: “Francisco repara mi Iglesia porque está en ruinas”. Giotto lo representó bien, mostrando a Francisco soportando sobre sus hombros el pesado edificio de la Iglesia.

Nosotros vivimos también una grave crisis por causa de los escándalos internos de la propia institución eclesiástica. Se ha oído el clamor universal («la voz del pueblo es la voz de Dios»): «reparen la Iglesia que se encuentra en ruinas en su moralidad y su credibilidad». Y se ha confiado a un cardenal de la periferia del mundo, a Bergoglio, de Buenos Aires, la misión de restaurar, como Papa, la Iglesia a la luz de Francisco de Asís.

En el tiempo de san Francisco de Asís triunfaba el Papa Inocencio III (1198-1216) que se presentaba como «el representante de Cristo». Con él se alcanzó el grado supremo de secularización de la institución eclesiástica con intereses explícitos de «dominium mundi», de dominación del mundo. Efectivamente, por un momento, prácticamente toda Europa hasta Rusia estaba sometida al Papa. Se vivía en la mayor pompa y gloria. En 1210, con muchas dudas, Inocencio III reconoció el camino de pobreza de Francisco de Asís. La crisis era teológica, pues una Iglesia-imperio temporal y sacral contradecía todo lo que Jesús quería.

Francisco vivió la antítesis del proyecto imperial de Iglesia. Al evangelio del poder, presentó el poder del evangelio: en el despojamiento total, en la pobreza radical y en la extrema sencillez. No se situó en el marco clerical ni monacal, sino que como laico se orientó por el evangelio vivido al pie de la letra en las periferias de las ciudades, donde están los pobres y los leprosos, y en medio de la naturaleza, viviendo una hermandad cósmica con todos los seres. Desde la periferia habló al centro, pidiendo conversión. Sin hacer una crítica explícita, inició una gran reforma a partir de abajo pero sin romper con Roma. Nos encontramos ante un genio cristiano de seductora humanidad y de fascinante ternura y cuidado que puso al descubierto lo mejor de nuestra humanidad.

Estimo que esta estrategia debe haber impresionado a Francisco de Roma. Hay que reformar la Curia y los hábitos clericales de toda la Iglesia. Pero no hay que crear una ruptura que desgarraría el cuerpo de la cristiandad.

Otro punto que seguramente habrá inspirado a Francisco de Roma: la centralidad que Francisco de Asís otorgó a los pobres. No organizó ninguna obra para los pobres, sino que vivió con los pobres y como los pobres. Francisco de Roma, desde que lo conocemos, vive repitiendo que el problema de los pobres no se resuelve sin la participación de los pobres, no por la filantropía sino por la justicia social. Ésta disminuye las desigualdades que castigan a América Latina y, en general, al mundo entero.

El tercer punto de inspiración es de gran actualidad: cómo relacionarnos con la Madre Tierra y con los bienes y servicios escasos. En la alocución inaugural de su entronización, Francisco de Roma usó más de 8 veces la palabra cuidado. Es la ética del cuidado, como yo mismo he insistido fuertemente, la que va a salvar la vida humana y garantizar la vitalidad de los ecosistemas. Francisco de Asís, patrono de la ecología, será el paradigma de una relación respetuosa y fraterna hacia todos los seres, no encima sino al pie de la naturaleza.

Francisco de Asís mantuvo con Clara una relación de gran amistad y de verdadero amor. Exaltó a la mujer y a las virtudes considerándolas «damas». Ojalá inspire a Francisco de Roma una relación con las mujeres, que son la mayoría de la Iglesia, no sólo de respeto, sino también dándoles protagonismo en la toma de decisiones sobre los caminos de la fe y de la espiritualidad en el nuevo milenio.

Por último, Francisco de Asís es, según el filósofo Max Scheler, el prototipo occidental de la razón cordial y emocional. Ella nos hace sensibles a la pasión de los que sufren y a los gritos de la Tierra. Francisco de Roma, a diferencia de Benedicto XVI, expresión de la razón intelectual, es un claro ejemplo de la inteligencia cordial que ama al pueblo, abraza a las personas, besa a los niños y mira amorosamente a las multitudes. Si la razón moderna se amalgama con la sensibilidad del corazón, no será tan difícil cuidar la Casa Común y a los hijos e hijas desheredados, y alimentaremos la convicción muy franciscana de que abrazando cariñosamente al mundo, estamos abrazando a Dios.

Leonardo Boff

Anuncios

Discurso del Papa Francisco, ante el Cuerpo Diplomático acreditado en la Santa Sede


Discurso del Papa Francisco, ante el Cuerpo Diplomático acreditado en la Santa Sede.

Contra el olvido del Espíritu Santo. Leonardo Boff


Contra el olvido del Espíritu Santo

06/03/2013

En un artículo anterior nos esforzábamos por rescatar la dimensión del “espíritu” muy ahogado en la cultura materialista y consumista de la modernidad. Ahora queremos rescatar la figura del Espíritu Santo, siempre al margen u olvidada en la Iglesia latina. Como es una Iglesia de poder, convive mal con el carisma, propio del Espíritu Santo. Él es la fantasía de Dios y el motor del cambio, todo lo que la vieja institución jerárquica no desea. Pero Él está volviendo.

El Concilio Vaticano II afirma enfáticamente: «El Espíritu de Dios dirige el curso de la historia con admirable providencia, renueva la faz de la Tierra y está presente en la evolución» (Gaudium et Spes, 26/281). El Espíritu está siempre en acción. Pero aparece con mayor intensidad cuando se producen rupturas instauradoras de lo nuevo. Cuatro rupturas, cercanas a nosotros, merecen ser mencionadas: la realización del Concilio Ecuménico Vaticano II (1962-1965), la Conferencia Episcopal de obispos latinoamericanos en Medellín (1969), el surgimiento de la Iglesia de la Liberación, y la Renovación Carismática Católica.

Por el Vaticano II (1962-1965), la Iglesia acompasó su paso con el del mundo moderno y sus libertades. Especialmente estableció un diálogo con la tecnociencia, con el mundo del trabajo, con la secularización, con el ecumenismo, con otras religiones y con los derechos humanos fundamentales. El Espíritu rejuveneció con aire nuevo el crepuscular edificio de la Iglesia.

En Medellín (1968) se puso a caminar con el submundo de la pobreza y de la miseria que caracterizaba y sigue caracterizando al continente latinoamericano.  En la fuerza del Espíritu Santo, los pastores latinoamericanos hicieron una opción por los pobres y contra la pobreza y decidieron llevar a cabo una práctica pastoral que fuese de liberación integral: liberación no sólo de nuestros pecados personales y colectivos, sino liberación del pecado de opresión, del empobrecimiento de las masas, de la discriminación de los pueblos indígenas, del desprecio por los afrodescendientes y del pecado de la dominación patriarcal de los hombres sobre las mujeres desde el Neolítico.

De esta práctica nació la Iglesia de la liberación. Ella muestra su cara en la apropiación de la lectura de la Biblia por el pueblo, en la nueva forma de ser Iglesia de las comunidades eclesiales de base, en las diferentes pastorales sociales (de los indígenas, los afrodescendientes, de la tierra, la salud, los niños y otras) y en su reflexión correspondiente que es la Teología de la Liberación.

Esta Iglesia de la liberación creó cristianos comprometidos políticamente del lado de los oprimidos y en contra de las dictaduras militares, que sufrieron persecuciones, encarcelamientos, torturas y asesinatos. Es posiblemente una de las pocas Iglesias que puede contar con tantos mártires, como la hermana Dorothy Stang e incluso obispos como Angelleli en Argentina y Oscar Arnulfo Romero en El Salvador.

La cuarta irrupción fue el surgimiento de la Renovación Carismática Católica en Estados Unidos desde 1967 y en América Latina desde los años 70 del siglo XX. Ella trajo de vuelta la centralidad de la oración, la espiritualidad, la vivencia de los carismas del Espíritu. Se crearon comunidades de oración, de cultivo de los dones del Espíritu Santo y de asistencia a los pobres y enfermos. Esta renovación ayudó a superar la rigidez de la organización eclesial, la frialdad de las doctrinas y rompió el monopolio de la Palabra, en poder del clero, abriendo espacio a la libre expresión de los creyentes.

Estos cuatro eventos sólo se evalúan bien teológicamente cuando se ponen bajo la óptica del Espíritu Santo. Él irrumpe siempre en la historia y de forma innovadora en la Iglesia, que entonces se hace generadora de esperanza y de alegría de vivir la fe.

Hoy en día vivimos en la, tal vez, mayor crisis de la historia humana. Es su mayor crisis, porque puede ser terminal. En efecto, nos hemos dado los instrumentos de auto-destrucción. Hemos construido una máquina de muerte que puede matarnos a todos y liquidar toda nuestra civilización tan costosamente construida a lo largo de miles y miles de años de trabajo creativo. Y con nosotros podrá morir gran parte de la biodiversidad. Si esta tragedia ocurre, la Tierra continuará su camino, cubierta de cadáveres, devastada y empobrecida, pero sin nosotros.

Por esta razón, decimos que nuestra tecnología de muerte ha abierto una nueva era geológica: el Antropoceno. Es decir, el ser humano se está mostrando como el gran meteorito rasante amenazador de la vida. Él puede preferir autodestruirse a sí mismo y dañar perversamente a la Tierra viva, Gaia, a cambiar su estilo de vida y su relación con la naturaleza y con la Madre Tierra. Como una vez en Palestina los judíos prefirieron Barrabás a Jesús, los enemigos actuales de la vida pueden preferir Herodes a los niños inocentes. Se mostrará en realidad como el Satanás de la Tierra en lugar de ser el ángel guardián de la creación.

En ese momento invocamos, suplicamos y gritamos la oración litúrgica de la fiesta de  Pentecostés: Veni, Sancte Spiritus et emite coelitus, Lucis tuae radio: «Ven Espíritu Santo y envía del cielo un rayo de tu luz».

Sin la vuelta del Espíritu, corremos el riesgo de que la crisis deje de ser una oportunidad de acrisolamiento y degenere en una tragedia sin retorno. En las comunidades eclesiales se canta: «Ven Espíritu Santo y renueva la faz de la Tierra».

Traducción de María José Gavito Milano

Carta de la Tierra. Boletín, Febrero de 2013


FEBRUARY 2013
Para español haga clic aquí.

Dear Friend:

This month’s news is short but sweet. ECI is rolling out a new educational programme on law and governance, there’s a new educational webinar coming up, and a few more good Earth Charter news items.

CONTENT

  • New programme: International Law, Global Governance, and EC principles
  • Dialogue with Mary Evelyn Tucker and John Grim in March
  • Webinar: Values-based Education for Sustainability
  • Leonardo Boff to speak at the Earth Charter Center for ESD
  • Recovery of the Heart book
  • Using the Earth Charter in campus sustainability report
  • Earth Charter Youth Group of the Month: D’ Girls Initiative
New programme: International Law, Global Governance, and EC principlesThe EC Center for ESD announces a programme on International Law and the Earth Charter Principles, in July 2013.READ MORE
Dialogue with Mary Evelyn Tucker and John Grim in MarchThe EC Center on ESD will host an event on The Universe Story and the Interconnections with all life.READ MORE
Webinar: Values-based Education for SustainabilityThe next Earth Charter education webinar will take place on March 18th with three distinguished speakers.READ MORE
Leonardo Boff to speak at the Earth Charter Center for ESDThe Earth Charter Commissioner will speak on April 1st in Costa Rica.READ MORE
Recovery of the Heart book
New book published by Stephanie Tansey, from the Earth Charter Communities Network.READ MORE
Using the Earth Charter in campus sustainability reportThe University of Georgia, Costa Rica campus 2011-2012 Sustainability Report uses EC-Assess.READ MORE
Earth Charter Youth Group of the Month: D’ Girls InitiativeThe Earth Charter Youth Group of the Month recognition in February goes to the Rural Women Development Center (RUWDEC) in Cameroon!READ MORE

 

Earth Charter International Secretariat
And Earth Charter Center of Education for Sustainable Development
Email: info@earthcharter.org / www.earthcharter.org / www.cartadelatierra.org / www.chartedelaterre.orgVisit us on facebook

The Earth Charter Initiative and Earth Charter Dove Design are the trademarks of Earth Charter Associates, Ltd.
and are the subject of Costa Rican Registration Nos. 181895, 181896, 181897 and 181958.
These trademarks of Earth Charter Associates, Ltd. have also been registered in many countries throughout the world

Carta de la Tierra. Boletín, Enero del 2013


News Flash – The Earth Charter Initiative

JANUARY 2013
Para español haga clic aquí.

Dear Earth Charter Friend:

The ECI Secretariat wishes you a very happy new year and looks forward to another year of working with you to make the world more just, peaceful, and sustainable. The first edition of the EC Newsflash in 2013 shares information about ECI’s new direction, education opportunities, and EC news from around the world. To kick off the year with some inspirational words, here’s a brief passage from the EC preamble:

“…we must decide to live with a sense of universal responsibility, identifying ourselves with the whole Earth community as well as our local communities. We are at once citizens of different nations and of one world in which the local and the global are linked. Everyone shares responsibility for the present and future well-being of the human family and the larger living world.”

 

CONTENT

  • Earth Charter International enters new phase
  • First Education Program at the EC Center for ESD in Costa Rica
  • Polythene free city campaign
  • The Earth Charter in the Democratic Republic of Congo
  • Earth Charter awareness session in Burundi
  • Earth Charter Youth meeting in the Netherlands
  • Earth Charter Presentation at Lincoln Memorial University
  • A school project in El Rodeo, Costa Rica
Earth Charter International enters new phaseEarth Charter International will focus on education for sustainable development and a new Council has been established.READ MORE
First Education Program at the EC Center for ESD in Costa RicaEducation and Values for Sustainable Development: Teaching what really matters“, a new Earth Charter education program will take place from May 13th to 17th, 2013 in Costa Rica.READ MORE
Polythene free city campaignCEE India organized a campaign against polythene using the Earth Charter as inspiration.READ MORE
The Earth Charter in the Democratic Republic of CongoThe Groupe Jeunesse Espoir (GROUJES), a Congolese Earth Charter Youth Group, uses the Earth Charter to tackle technology and sustainable development issues.READ MORE
Earth Charter awareness session in BurundiThe RCP organized the first information dissemination session about the Earth Charter in Burundi on December 19th, 2012.READ MORE
Earth Charter Youth meeting in the NetherlandsDutch youth kicked off the year with an exciting meeting on the Earth Charter and ways to integrate and use it.READ MORE
Earth Charter Presentation at Lincoln Memorial UniversityECI Intern Andras Pauko offered an Earth Charter presentation at Lincoln Memorial University (LMU).READ MORE
A school project in El Rodeo, Costa RicaA community-based education project next to the office of the Earth Charter International Secretariat.READ MORE
Earth Charter International Secretariat
And Earth Charter Center of Education for Sustainable Development
Email: info@earthcharter.org / www.earthcharter.org / www.cartadelatierra.org / www.chartedelaterre.orgVisit us on facebook

The Earth Charter Initiative and Earth Charter Dove Design are the trademarks of Earth Charter Associates, Ltd.
and are the subject of Costa Rican Registration Nos. 181895, 181896, 181897 and 181958.
These trademarks of Earth Charter Associates, Ltd. have also been registered in many countries throughout the

A irresponsabilidade socioambiental do poder público. Leonardo Boff


04/01/2013

   

                    A irresponsabilidade socioambiental do poder público

Em meados de janeiro de 2011 publiquei um artigo sobre a necessidade da responsabilidade socioambiental por parte do poder público como já existe  a responsabilidade fiscal, que funciona relativamente bem. Era em função do tsunami que se abateu sobre as cidades serranas de Nova Friburgo, Teresópolis e Petrópolis com cerca de 900 mortos e mais de 25 mil desabrigados: gente que perdeu familiares, as casas e pertences.

Passados dois anos, somente agora começou-se a construir algumas casas. Com indignação o digo: houve irresponsabilidade e desumanidade do poder público em vários níveis. Como se trata de gente do povo, a maioria pobre, socialmente não contam. Seu sofrimento não é sentido e respeitado. Ouvi de políticos a justificativa: “os pobres sabem se defender como sempre, eles se viram, é só esperar.”

Contra esse crime de lesa-humanidade e de total falta de sentido de solidariedade, precisamos nos indignar e protestar . E dá vontade de realizar o que um dia o bispo de 84 anos, muito doente, pastor, profeta e poeta, ameaçado de morte, em São Felix do Araguaia MT sugeriu: deveríamos  reunir crianças, poetas e loucos (pois esses Deus ouve) para amaldiçoar os responsáveis pela perpetuação da desgraça das vítimas.

Nestes inícios de janeiro do corrente ano assistimos outro tsunami em Xerém, no município de Caxias, logo no início da estrada que sobre para Petrópolis. A cabeça d’agua ocorrida no topo do morro, inundou o pequeno rio, criou uma onda de água, pedra, troncos e lama que arrasou casas, ceifou vidas e deixou centenas de desabrigados. Algo semelhante ocorreu em Angra dos Reis, e em menor escala em Petrópolis.

Mais que o poder político foi um cantor popular e artista Zeca Pagodinho que mantem casa e escola em Xerém que mais mobilizou a solidariedade das pessoas. Sabemos que o poder público só funciona como panela de pressão: só colocado sob pressão permanente, insistindo,  cobrando, chateando, incomodando, como a viúva da Bíblia, que ele abandona sua inércia  e deixa de usar os álibis da burocracia e começa a fazer alguma coisa. Assim deverá ser feito agora, caso contrário, assistiremos o mesmo drama pelo qual estão passando as cidades serranas.

O acúmulo de desastres socioambientais ocorridos nos últimos tempos, com desabamentos de encostas, enchentes avassaladoras e centenas de vítimas fatais junto com a destruição de inteiras paisagens, nos obrigam a pensar na instauração  de uma lei nacional de responsabilidade sócio-ambiental, como existe a lei de responsabilidade social, com pesadas penas para os que não a respeitarem.

Já se deu um passo com a consciência da responsabilidade social das empresas. Elas não podem pensar somente em si mesmas e nos lucros de seus acionistas. Devem assumir uma clara responsabilidade social.

Mas fique claro: responsabilidade social não é a mesma coisa que obrigação social prevista em lei quanto ao pagamento dos impostos, dos encargos e dos salários; nem pode ser confundida com a resposta social que é a capacidade das empresas  de criativamente se adequarem às mudanças no campo social, econômico e técnico. A responsabilidade social é a obrigação que as  empresas assumem de buscar metas que, a meio e longo prazo, sejam boas para elas e também  para o conjunto da sociedade na qual estão inseridas.

Não se trata de fazer para a sociedade o que seria filantropia, mas com a sociedade, se envolvendo nos projetos elaborados em comum  com os municípios, ONGs e outras entidades.

Mas sejamos realistas: num regime neoliberal como o nosso,  sempre que os negócios não são tão rentáveis, diminui ou até desaparece a responsabilidade social. O maior inimigo da responsabilidade social é o capital especulativo. Seu objetivo é maximizar os lucros das carteiras que controlam. Não vêem outra responsabilidade, senão a de garantir ganhos.

Mas a responsabilidade social é insuficiente, pois ela não inclui o ambiental. São poucos os que perceberam a relação do social com o ambiental. Ela é intrínseca. Todas empresas e cada um de nós vivemos no chão, não nas nuvens: respiramos, comemos, bebemos, pisamos os solos, estamos expostos à mudanças dos climas, mergulhados na natureza com sua biodiversidade, somos habitados por bilhões de bactérias e outros microorganismos. Quer dizer, estamos dentro da natureza e somos parte dela. Ela pode viver sem nós como o fez por bilhões de anos. Nós não podemos viver sem ela. Portanto, o social sem o ambiental é irreal. Ambos vêm  sempre juntos. Esta foi a grande tônica na Cúpula dos Povos no Rio em julho de 2012.

Isso que parece óbvio, não o é para a grande parte das pessoas. Por que tratamos a natureza como externalidade, quer dizer, aquilo não entra no cômputo dos negócios? A razão reside no fato de que somos todos antropocêntricos, isto é: pensamos apenas em nós próprios. A natureza é exterior como se não fôssemos parte dela. Por isso a super-exploramos.

Somos irresponsáveis face à natureza quando desmatamos, jogamos bilhões e litros de agrotóxicos no solo, lançamos na atmosfera, anualmente, cerca de 30 bilhões de toneladas de gases de efeito estufa, contaminamos as águas, destruímos a mata ciliar, não respeitamos o declive das montanhas que podem desmoronar e matar pessoas nem observamos o curso dos rios com as margens que eles precisam, que nas enchentes podem levar tudo de roldão.

Não interiorizamos o fato de que cada ser possui valor intrínseco e por isso tem direitos. Nossa democracia não pode incluir apenas os seres humanos. Sem os outros membros da comunidade de vida, os animais, as plantas, os rios, os micro-organismos do solo, não somos nada. Eles valem como novos cidadãos que devem ser incorporados na nossa compreensão de democracia que então será uma democracia socioambiental. A natureza e as coisas dão-nos sinais. Elas nos chamam atenção para os eventuais riscos que podemos evitar.

Não basta a responsabilidade social, ela deve ser socioambiental. É urgente que o Parlamento cresça em consciência ecológica, desperte para a nova visão da relação homem-natureza-Terra e vote uma lei de responsabilidade socioambiental, imposta a todos os gestores da coisa pública. Só assim evitaremos tragédias e mortes como as ocorridas agora em Xerém, em Petrópolis e Angra dos Reis.

Leonardo Boff é ecoteólogo e um dos redatores da Carta da Terra.

Balance anual de lo macro: vamos de mal en peor. Leonardo Boff


Texto de Leonardo para el fin de año, 31 de diciembre.
Em português, conferir 


Balance anual de lo macro: 

vamos de mal en peor 

2012-12-31

La realidad mundial es compleja. Es imposible hacer un balance  unitario. Voy a intentar hacer uno referente a la realidad macro y otro a la micro. Si consideramos la forma en que los dueños del poder se están enfrentando a la crisis sistémica de nuestro tipo de civilización  —organizada sobre la base de la explotación ilimitada de la naturaleza,  la acumulación también ilimitada y la consecuente creación de una doble  injusticia: la social con sus perversas desigualdades a nivel mundial, y la ecológica con la desestructuración de la red de la vida que  garantiza nuestra subsistencia—, y si tomamos como punto de referencia  la COP 18 realizada en este final de año en Doha (Qatar) sobre el  calentamiento global, podemos sin exageración decir: estamos yendo de  mal en peor. De continuar por este camino, vamos a encontrarnos, a no tardar mucho, delante de un «abismo ecológico».

Hasta ahora no se han tomado las medidas necesarias para cambiar el  curso de las cosas. La economía especulativa sigue floreciendo, los  mercados son cada vez más competitivos —lo que equivale a decir cada vez menos regulados—, y la alarma ecológica, materializada en el  calentamiento global, dejada prácticamente de lado. En Doha sólo faltó  dar la extremaunción al Tratado de Kyoto. Irónicamente se dice en la  primera página del documento final que nada resolvió, pues pospuso todo  para 2015: «el cambio climático representa una amenaza urgente y  potencialmente irreversible para las sociedades humanas y para el  planeta, y este problema necesita ser afrentado con urgencia por todos  los países». Y no está siendo afrentado. Como en los tiempos de Noé,  continuamos comiendo, bebiendo y recogiendo las mesas del Titanic que se hunde, escuchando todavía la música. La Casa está en llamas y mentimos a los otros diciendo que no lo está.

Veo dos razones para esta conclusión realista que parece pesimista.  Diría con José Saramago: «no soy pesimista; la realidad es la que es  pésima; yo soy realista». La primera razón tiene que ver con la premisa  falsa que sustenta y alimenta la crisis: el objetivo es el crecimiento  material ilimitado (aumento del PIB), realizado sobre la base de la  energía fósil y con un flujo totalmente liberado de los capitales,  especialmente especulativos.

Esta premisa está presente en los planes de todos los países, incluido  el brasilero. La falsedad de esta premisa reside en la total falta de  consideración de los límites del sistema-Tierra. Un planeta limitado no  soporta un proyecto ilimitado. No tiene sostenibilidad. Es más, se evita la palabra sostenibilidad que viene de las ciencias de la vida;  ella no es lineal, se organiza en redes de interdependencias de todos  con todos, que mantienen funcionando todos los factores que garantizan  la perpetuación de la vida y de nuestra civilización. Se prefiere hablar de desarrollo sostenible, sin darse cuenta de que se trata de un concepto contradictorio porque es lineal, siempre creciente, y supone  la dominación de la naturaleza y la quiebra del equilibrio ecosistémico. Nunca se llega a ningún acuerdo sobre el clima porque los poderosos  consorcios del petróleo influencian políticamente a los gobiernos y  boicotean cualquier medida que les disminuya las ganancias, por eso no  apoyan las energías alternativas. Sólo buscan el crecimiento anual del  PIB.

Este modelo está siendo refutado por los hechos: ya no funciona ni en  los países centrales, como lo muestra la crisis actual, ni en los  periféricos. O se busca otro tipo de crecimiento —que es esencial para  el sistema-vida, pero que debemos hacerlo respetando la capacidad de la  Tierra y los ritmos de la naturaleza—, o encontraremos lo innombrable.

La segunda razón es más de orden filosófico y por ella he venido  luchando desde hace más de treinta años. Implica consecuencias  paradigmáticas: el rescate de la inteligencia cordial o emocional para  equilibrar el poderío destructor de la razón instrumental, secuestrada  hace siglos por el proceso productivo acumulador. Como nos dice el  filósofo francés Patrick Viveret, «la razón instrumental sin la  inteligencia emocional puede perfectamente llevarnos a la peor de las  barbaries» (Por uma sobriedade feliz, Quarteto, 2012, 41);  recuérdese la remodelación de la humanidad proyectada por Himmler que  culminó con la shoah, la liquidación de los gitanos y de los  discapacitados.

Si no incorporamos la inteligencia emocional a la razón  instrumental-analítica, nunca vamos a sentir los gritos de la Madre  Tierra, el dolor de las selvas y los bosques abatidos, ni la devastación actual de la biodiversidad, del orden de casi cien mil especies por año (E. Wilson). Y junto con la sostenibilidad debe venir el cuidado, el  respeto y el amor por todo lo que existe y vive. Sin esta revolución de  la mente y el corazón iremos, sí, de mal en peor.

Ver mi libro: Proteger la Tierra-cuidar de la vida: cómo escapar del fin del mundo, Nueva Utopía 2011.