ILEGALES DE CENTROAMÉRICA, CARGA NEGATIVA PARA MÉXICO. Salvador Flores LLamas


Ilegales de Centroamérica, carga negativa para México

SALVADOR FLORES LLAMAS

La migración ilegal centroamericana a México, en mayoría de Guatemala, data de fines del siglo XIX por el desigual desarrollo económico; arreció en 1934, cuando Lázaro Cárdenas repartió tierras, y aumentó al cierre del siglo XX y principio de éste para buscar el sueño americano, y orilló a miles de migrantes a buscar trabajo y caer en garras de las mafias del narcotráfico o a delinquir por su cuenta, en nuestro país para no morir de hambre.

Hondureños, costarricenses, panameños, de toda Mesoamérica y sobre todo guatemaltecos (alentados por gobiernos desastrosos, como los de Castillo Arbens, Ríos Mont y Alfonso Portilla) toman de corredor a México para acceder a Estados Unidos; pero la mayoría se queda aquí a engrosar el desempleo y bandas criminales, como los Zetas, los secuestran, estafan, enrolan a la fuerza o matan para que no las delaten.

Muchos son esclavizados y aun muertos por las mafias, si no se someten, lo demuestran cientos de cadáveres encontrados en fosas clandestinas en San Luis Potosí y Durango y sobre todo en Tamaulipas.

A veces los Maras Salvatrucha de Centroamérica los captan para engrosar sus filas en sus países de origen, so pena de asesinarlos.

Pasan ese calvario y no pocos mueren en el camino a lomo del monstruo de hierro que es el tren La Bestia, en el que intentan cruzar México hasta la frontera de Estados Unidos, recorrido cuya primera etapa va de Arriaga, Chiapas, a Ixtepec, Oaxaca.

En ese ferrocarril carguero, apodado La Bestia, El devoramigrantes o El tren de la muerte, sufren calor, frío o heladas, son robados, explotados, violados y victimados por polleros, que cobran mil pesos por permitirles ir en un vagón incómodo, donde al menos no corren peligro de caer a la vía.

O bien, pagan a los coyotes que contratan en Guatemala 20 mil quetzales (32,000 pesos mexicanos) por llevarlos hasta la Unión Americana, según el ex comisionado del Instituto Nacional de Migración de México, Salvador Beltrán del Río.

Aborda La Bestia un 35 por ciento de guatemaltecos, 30 de salvadoreños, 15 de hondureños, 12 de colombianos, 9 de panameños y 9 de beliceños y hasta mujeres con niños de brazos.

Para atender a los ilegales de La Bestia, el padre Alejandro Solalinde fundó en 2007 el albergue Hermanos en el Camino de Ixtepec, Oaxaca, pero en mayo de 2011 tuvo que abandonar el país dos meses, al ser amenazado de muerte por su labor, y acusó al ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz de ser su principal hostigador.

Para Alberto Donis Rodríguez (Beto) un guatemalteco ilegal que fue robado por los federales cuando viajaba a EU y se quedó a ayudar al P. Solalinde, y convirtió en su principal ayudante: 10, 000 centroamericanos que tratan de llegar a Estados Unidos son secuestrados cada año y el rescate fluctúa entre 500 y 3,000 dólares, y otros 1.300 son asesinados o mutilados al intentar alcanzar la frontera.

Beto tiene videos y pruebas de la fuerza e impunidad con que los federales detienen La Bestia para extorsionarlos y violar a las mujeres, y a veces son los rancheros quienes con sus machetes salen a robarlos y asesinarlos.

La “guerra sucia” al Papa Bergoglio.


La "guerra sucia" al Papa Bergoglio..

“LA VENGANZA” DEL PAPA. Salvador Flores LLamas


"LA VENGANZA" DEL PAPA. Salvador Flores LLamas.

FRANCISCO, SUCESOR DE BENEDICTO XVI. Salvador Flores LLamas


Francisco, sucesor de Benedicto XVI

SALVADOR FLORES LLAMAS

El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio fue elegido el miércoles 13 de marzo sucesor de Benedicto XVI; tomó el nombre de Francisco, es persona sencilla, lucha por los desposeídos, la justicia social, la vida y la familia, y su primer mensaje fue un llamado a la fraternidad, el amor y la fe.

Del primer Papa nacido en América, en especial en Latinoamérica, se espera profundice la nueva evangelización, lanzada por el Concilio Vaticano II e impulsado por Juan Pablo II y Benedicto XVI para frenar la secularización y el éxodo de católicos de la Iglesia, y que reforme la Curia Romana.

Sucesor 266 de San Pedro y obispo de Roma, fue electo en el segundo día del cónclave y la quinta votación por 115 cardenales, sin ser considerado papable; aunque trascendió que en el cónclave de abril de 2005, que eligió a Benedicto XVI, él cedió 40 votos que llevaba, al cardenal Joseph Ratzinger.

Que no fuera citado entre los probables reafirmó el aforismo de que quien entra papable al cónclave, sale cardenal.

Al salir el esperado humo blanco por la chimenea de la Capilla Sixtina, señal de que ya había nuevo Papa, empezó a aumentar de inmediato la multitud en la Plaza de San Pedro y la Vía de la Conciliación, que se calculó en 160 mil personas.

Una hora después apareció Su Santidad en la logia central de la Basílica de San Pedro, ataviado con su sotana blanca y al iniciar su muy breve primer mensaje, pidió a los asistentes lo acompañara a rezar por Benedicto XVI.

Antes de impartir su primera bendición urbi et orbi (a la ciudad y al mundo) solicitó, con toda humildad, una oración por él.

Anunció su visita a la Basílica de Santa María la Mayor al día siguiente, por ser la Virgen la patrona de la diócesis de Roma y para encomendarle su papado, y la misa solemne de inicio de pontificado (ya no de coronación, pues la abolió Juan Pablo I en 1978) se programó para el 19 de marzo, festividad de San José.

Rápido empezaron a llegarle felicitaciones de la mayoría de mandatarios de los países; muchos anunciaron su asistencia a la misa de inicio, entre ellos Enrique Peña Nieto, presidente de México.

El nuevo Papa nació en Buenos Aires, Argentina, el 17 de diciembre de 1936, hijo del matrimonio de clase media, emigrado de Italia, de Mario Bergoglio, empleado ferroviario, y Regina Sívori, ama de casa.

De 76 años no es joven, como se cree recomendó Benedicto implícitamente en su dimisión; si bien se ve muy fuerte, pese a que le falta un pulmón.

Miembro de la Compañía de Jesús, fue su provincial en Argentina; hombre sencillo, vivía en un modesto departamento bonaerense, pues nunca quiso ocupar el palacio episcopal.

También renunció a su flamante limusina con chofer, y viajaba en el metro y transporte público de la capital platense.

Primero se tituló como técnico químico y luego ingresó al seminario; en marzo de 1958 pasó al noviciado. Estudió Humanidades en Chile; en 1960 regresó a Buenos Aires y obtuvo la licenciatura en Filosofía.

Fue maestro de Literatura y Psicología en el Colegio de la Inmaculada de Santa Fe de 64-65, dictó las mismas cátedras en el Colegio del Salvador de Buenos Aires en 66. De 67 a 70 cursó Teología en el Colegio Máximo de San Miguel y se tituló licenciado.

Ordenado sacerdote el 13 de diciembre de 1969, en abril de 1973 hizo su profesión perpetua de jesuita. Fue maestro de novicios en Villa Barilari, de San Miguel (1972-73) profesor en la Facultad de Teología, consultor de la Provincia de la Compañía de Jesús y Rector del Colegio Máximo.

El 31 de julio de 1973 fue elegido provincial jesuita en Argentina por 6 años. Al volver de Alemania a su país estuvo en el Colegio del Salvador, fue director espiritual y confesor en la iglesia de la Compañía en Córdoba. De 80 a 86 fue rector del Colegio Máximo de San Miguel y de las Facultades de Filosofía y Teología.

Juan Pablo II lo designó obispo titular de Auca y auxiliar de Buenos Aires el 20 de mayo de 1992; el 27 de junio recibió la ordenación episcopal y el 3 de junio de 1997 lo nombró arzobispo coadjutor de Buenos Aires.

Al suceder al cardenal Antonio Quarracino el 28 de febrero de 1998, se convirtió en el primer jesuita en ser primado de Argentina.

Es cardenal presbítero desde el 21 de febrero de 2001 y miembro de las Congregaciones para el Culto Divino, disciplina de los sacramentos, Clero, los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

También del Pontificio Consejo para la Familia, la Comisión para América Latina, el Consejo Ordinario de la Secretaría General para el Sínodo de los Obispos y del consejo post-sinodal de la XI Asamblea General Ordinaria del mismo sínodo.

Fue vicepresidente de la Conferencia Episcopal Argentina (2002-05) y presidente (2005.08).

Como se dijo, participó en la elección de Benedicto XVI en abril de 2005.

Benedicto,en paz. Por Armando Fuentes Aguirre (Catón)


(Proporcionado por Salvador Flores LLamas)

Benedicto, en paz

Armando Fuentes Aguirre (Catón)

“He caminado leguas y leguas, todas las leguas que Dios ha querido, y me siento cansado y un poco triste. Me detengo a reposar un momento mi fatiga, y vuelvo la vista hacia atrás. El camino recorrido es largo; se pierde en una lejanía indefinible. Pasé por lugares apacibles, de sosiego deleitoso, con verdes lontananzas que le pusieron inefable paz a mi espíritu, y atravesé por otras áridas tierras, grises, polvorosas, llenas de agrios peñascales y cardos punzadores que me acometían para desgarrar mis carnes. Veo hacia adelante, y el sendero se dobla en un recodo oscuro metido entre negros y grandes peñascales informes. ¿Está cerca, está lejos esa revuelta de la vía? Sólo Dios sabe la distancia.

Yo estoy pronto, Señor, para cuando Tú ordenes que entre en la tiniebla misteriosa de esa noche intempesta. Mas para ese atardecer tengo mi lámpara, y mientras Él no me llame para sí cum­pliré contento mi destino. Mi vida ya se encuentra en sosegada tranquilidad. Se ha aquietado en ella toda turbación; se halla en serenidad contemplativa; está en paz.

La paz de la conciencia, la dulce satisfacción del deber cumplido, valen y duran tanto para el corazón humano como la más perdurable gloria…”.

Esas palabras las aprendí de memoria hace mucho tiempo, y las he recordado hoy. Las escribió poco antes de su muerte mi ilustrísimo paisano saltillense, don Artemio de Valle Arizpe. Iba a leerlas él en una presentación pública como parte del ciclo “Trato con escritores” que presentó el INBA en la Sala Ponce del Palacio de Bellas Artes. Anciano, enfermo, Valle Arizpe asistió al acto, pero no pudo dar lectura ya a su hermoso texto, que tituló “Historia de una vocación”. Lo leyó en su lugar, con galanu­ra y sentimiento, quien era incuestionablemente el mejor lector de México: Salvador Novo. Estuve presente en la ocasión, y evoco la emoción que me causó aquel testamento literario de don Artemio, tan bien escrito, tan sincero. Memoricé después -lo dije ya- algunas de sus páginas, y las he llevado conmigo hasta este día.

Hoy las transcribo en homenaje de otro hombre anciano también, también enfermo, que se ha des­pedido del mundo con la misma serenidad y semejante paz con que le dijo adiós aquella tarde mi insigne conterráneo. Ahora el Papa Benedicto tiene el título de Emérito. Tuvo el supremo valor y la humildad suprema de la renunciación. Se va para que otra mano más firme que la suya guíe la nave de San Pedro. Milenario navio es ése; ha conocido otros vientos y otras tempestades. Los tiempos de hoy son para la Iglesia aciagos, borrascosos.

Algunos hijos suyos -pocos cuando se les compara con el número inmenso de los buenos- extravia­ron el rumbo y la dañaron. Más contra la borrasca está la roca. La renuncia de Benedicto, lejos de hacerle daño, le da a la nave más fortaleza y nuevo impulso. Aquellas palabras que arriba transcribí, escritas en México hace ya más de medio siglo por un hombre de profunda fe cristiana, Valle Arizpe, podría decirlas ahora Benedicto. También él se va tranquilo, en paz, a esperar la perdurable gloria que aguarda a quienes en medio de las tinieblas supieron dar su luz… FIN.

EL ETERNO FEMENINO. Salvador Flores LLamas


A c e n t o

El eterno femenino

SALVADOR FLORES LLAMAS

De los 6,000 millones de humanos, 3.5 millones son féminas, y de los 112 millones de mexicanos, son el 52 por ciento, o sea 57.5 millones 360 mil. Cifras que se mencionaron en el Día Internacional de la Mujer.

Su influencia ha crecido en las últimas décadas en México y el mundo, aunque no satisfaga a las feministas que exigen un rol superior al del hombre, en proporción a su número.

En el Congreso Federal hubo avance significativo de la presencia femenina: hay 227 legisladores (184 de 500 diputados y 43 de 128 senadores) 35.99%; en contraste con que de 1952 a 2001 sólo hubo 921 diputadas (13.3%) y de 1964 a 2011, 114 senadoras (12.9%).

Eso se debió a que el Tribunal Electoral Federal (TRIFE) dispuso que debe haber un tercio de mujeres en el Congreso de la Unión.

Nunca ha habido presidenta en México, sí 23 secretarias de Estado (y 6 en el gabinete ampliado) en los últimos 32 años, como Rosa Luz Alegría, María de los Ángeles Moreno, Cristina Kessel, Patricia Espinoza y Josefina Vázquez Mota (que estuvo en Sedesol y en la SEP).

Hoy son Claudia Ruiz Massieu (Turismo) Mercedes Juan López (Salud) y Rosario Robles (Sedesol) y hay 54 subsecretarias.

Hay dos magistradas de la Suprema Corte: Margarita Luna Ramos y Olga Sánchez Cordero; María del Carmen Alanís en el TRIFE (incluso lo presidió) y ninguna en el Consejero de la Judicatura Federal.

Dos consejeras del IFE: Macarita Elizondo y María Marván; 52 de los 210 consejeros electorales estatales y 6 presiden sus consejos.

Ha habido 4 candidatas presidenciales: Rosario Ibarra de Piedra (1982) Marcela Lombardo y Cecilia Soto (1994) Patricia Mercado (2006) y Vázquez Mota (2012) la única postulada por un partido grande.

México ha tenido 6 gobernadoras: Griselda Álvarez (Colima) Beatriz Paredes (Tlaxcala) Dulce María Sauri (Yucatán) Rosario Robles (DF) Amalia García (Zacatecas) e Ivonne Ortega (Yucatán). El PAN no ha tenido ninguna.

De 37,836 elementos de la Policía Preventiva Federal 20% son mujeres; 5 años ha sólo eran 5%. La sicóloga Marisa Quintanilla es la tercera directora del Penal del Altiplano (Almoloya) que tiene a los reclusos más peligrosos.

Según el INEGI, 18 millones trabajan; ocupan puestos directivos 25% menos que en otros países, y sólo 8% figura en los consejos de administración. Sus ingresos son 34% inferiores a los de los varones y son el sostén de uno de cada 4 hogares mexicanos.

El 46.l% de las mayores de 15 años sufre violencia de sus parejas; el 42.4 emocional; 24.5 económica; 13.5 física y 7.3 sexual. El estado con mayor índice de violencia antifemenina es el de México con 58.9%.

Notable es el avance de la mujer en los deportes. Los Juegos Olímpicos de Londres la incluyeron ya en boxeo; el futbol femenino se expande cada día y ellas empiezan a destacar en las carreras de autos.

Es deseable más autenticidad de propósitos en las feministas, pues algunas se dejan llevar por preferencias sociales o sexuales, más que por luchar por la superación de género.

Seguiremos admirando, respetando, impulsando y amando al bello eterno femenino, al que debemos la existencia.

NO HAY INTOCABLES. Salvador Flores LLamas


A c e n t o

No hay intocables

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

El presidente Peña Nieto aclaró que “no hay intereses intocables”, después de la captura de Elba Esther Gordillo y a punto de la declaración de formal prisión a ésta por los delitos de operar con recursos de procedencia ilícita y crimen organizado.

Muchos pensaron que seguirían rodando cabezas de líderes, a quienes la gente tiene por corruptos, como Carlos Romero Deschamps, Víctor Flores Morales y Joel Ayala Almeida.

Y de ex gobernadores, como el Gober Precioso, Fidel Herrera, Leonel Godoy, Humberto Moreira y Ulises Ruiz; agitadores como el Peje, los del CCH que irrumpieron hace poco en CU, de la CNTE que cierran de escuelas y normales en Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán, queman autobuses, bloquean carreteras y toman casetas de cobro de autopistas.

Ahí también de los policías comunitarios con fuerte tufo de guerrilleros, que burlan el estado de derechos y quieren hace justicia por propia mano.

Ya les llegará su hora, según la sentencia peñista de “no hay intocables”.

A Peña Nieto no le conviene abrir tantos frentes; sino ir a lo más importante: continuar con sus reformas legislativas, como en telecomunicaciones, que tocará intereses fortísimos de radio, Tv y telefonía, otros poderes fácticos que frenan el avance del país y para quienes no les habrá caído muy bien la advertencia de que “no hay intereses intocables”.

Cierto que aumentó el capital político del Presidente el golpea Elba Esther, poder fáctico que lo desafió, tras 23 años de liderazgo por  sentirse intocable y planear sabotear la reforma educativa; pero Peña Nieto debe aprovechar el capital político que obtuvo con ello, con astucia –valga insistir-  y atacar intereses que han venido frenando a México por considerarse estratégicos e intocables, como en telecomunicaciones.

Primer paso en tal sentido fue la reforma al amparo, que quitó el derecho a la suspensión provisional a los concesionarios de servicios públicos (radio, Tv, teléfonos, petróleo) que les permitía seguir pisoteando derechos cuando se amparaban contra demandas por ello sus abusos.

Hay firmeza en los pasos de Peña Nieto en pos de sus metas con los avances que ha logrado en  casi 100 días de mandato, a cumplirse el domingo próximo, a los que llega con gran aceptación popular, incluso entre los maestros, cuya muy desprestigiada lideresa fue encarcelada.

Las encuestas dicen que 80 por ciento  de los mentores aprueba su captura y apoyan la reforma educativa; lo que indica que ya estaban cansados de que los manipulara y, sobre todo, dispusiera de sus fondos sindicales (aparte de aquéllos  con que exaccionó a los gobiernos panistas) punto en que acertó la demanda de la PGR contra ella.

Es más el sustituto de Elba en el liderato total del SNTE, Juan Díaz de la Torre (ya acorde con el gobierno) pidió a éste respetar los derechos a la integridad física y al debido proceso de ella, al tiempo que respaldó la Reforma Educativa, la que podría tomarse como la manzana de la discordia.

En una palabra, los nuevos dirigentes del SNTE se alinearon con Peña Nieto. 

Llamó la atención que partidos de oposición, que tradicionalmente critican estos pasos del gobierno por “autoritarios”, aplaudieran  la captura de Elba.

Inclusive en la izquierda líderes que dicen sufrieron el empleo de la  justicia para reprimirlos, Jesús Zambrano, presidente del PRD, deslizó que el golpe a la maestra fue producto del Pacto por México.

¿QUIÉN Y QUÉ SIGUE?. Salvador Flores LLamas


A c e n t o

¿Quién y qué sigue?

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

Otro quinazo, ¿quién sigue? y ¿va de veras la limpia? son expresiones que surgieron ante la noticia-noticia en lo que va del sexenio.

¿Romero Deschamps debe poner sus barbas a remojar? ¿Qué de los gobernadores que obedecían a la maestra?

Golpe maestro, reprobada, presa, la tumbaron, fueron encabezados de la prensa escrita, que mostraron la estupefacción que causó la noticia.

Muestra Peña su poder; cae Elba Esther Gordillo; cabeza que fue a lo hondo

Los titulares periodísticos reconocieron que el Presidente tiene muy bien puestos los pantalones y la emprendió contra quien fue su amiga, pero quería entorpecer la reforma educativa.

Bien dicen que cuando los dioses quieren perder a un hombre, hacen que se ensoberbezca; es exactamente lo que le pasó a Elba: no atendió las señales políticas y se puso con Sansón a las patadas.

Que hay Presidente, ni quien lo ponga en predicamento, y ya pueden ir calculándole el agua a los camotes, dice el pueblo; había quienes lo dudaron o pretendían desafiarlo.

No fue un quinazo, porque no se inventaron cargos, si sembraron armas ni muertos; sino medió una investigación meticulosa, de orfebrería, antes de la acción penal, que será casi imposible derrumbar, no como el hancazo, cuando sólo faltó decirle al interfecto “usted dispense”.

El procurador Murillo Karam y el sub Alfredo Castillo hicieron la tarea.

No se aplicará aquello de las desgracias nunca vienen solas, porque no es tal cosa; se cree que habrá otros defenestrados y abundan los prospectos.

El mexicano, nada mal pensado, le pone el ojo a Romero Deschamps, líder petrolero; la cínica ostentación de riqueza, de él y los suyos, no tiene límite.

No oculta sus relojes y autos y demás lujos de marajá; ni su primogénito, que se pasea en un Ferrari Enzo Rojo de 7 millones de dólares y compró dos condominios de 7.5 millones de dólares, en la zona de súper lujo de Miami.

Ni hablar de la hija: presumió en las redes sociales que pasea sus mascotas en aviones exclusivos, al cabo papi se sacrifica por los petroleros demasiado o mejor dicho, los sacrifica, como la maestra a los profesores.

Como que ese paso presidencial es obligado, pues los mismos líderes se han denunciado a sí mismos, en el paroxismo de su soberbia y desfachatez.

Deschamps sería el otro brazo a cerrar de la pinza, como cuando en enero de 1989 Salinas de Gortari encerró a La Quina y siguió con Jonguitud, líder magisterial entonces; lo malo es que ambos casos fueron para entronizar a Elba Esther y años después a Carlos Jonguitud Barrios.

Mas no hay que exagerar y esperar que sea limpiada la casa, por aquello… de quien esté limpio que arroje la primera piedra; o ¿después en qué lee el sistema? 

¿Y qué decir de los gobernadores serviles a Elba? Recuérdese que en 2006 algunos priístas hasta promovieron votos en favor del panista Calderón por órdenes suyas. Desde luego ya no harán tal.

Y ¿cómo le quedó la cara al poblano Rafael Moreno Valle, quien se sentía el alumno predilecto de la maestra, y hasta presidenciable se creía?

Última curiosidad: Gabriel Quadri, ex candidato presidencial del Panal, el partido de Gordillo, ¿sabía algo, o le atinó al tanteo?

El hecho fue que el domingo 18 reapareció en el acto en que el presidente Peña Nieto lanzó el Plan Nacional de Turismo, en Quintana Roo.

NO HABRÁ DOS PAPAS. Salvador Flores LLamas


A c e n t o

No habrá dos Papas

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

El ángelus de este domingo 24 de febrero fue el último de Benedicto XVI, quien dejará de ser Papa al renunciar el jueves 28 de febrero a las 20 horas tiempo de Roma, como él mismo anunció, y no habrá dos papas por el hecho de que él siga vivo.

Joseph Ratzinger será papa emérito. Así de sencillo.

Lo que pasa es que no estamos acostumbrados a que renuncie un papa, y hay tanta especulación en esta hora, prácticamente de sede vacante, que se sueltan especies de toda índole, aun insostenibles.

Debe entenderse, por un lado, la necesidad de los reporteros ante la Santa Sede de llenar espacio en sus medios y, por otro, la inveterada costumbre de afirmar tal o cual cosa para divertir a los lectores, aunque sea falsa.

Además el Vaticano pocas veces exige rectificar tales errores; como que todo se vale. Ahí va lo irresponsable o cínico de quienes se dicen doctos en materias eclesiales,  vaticanólogos (en México hay varios) a larga distancia, para no sentirse menos ni desapreciar la oportunidad de verse enterados.

Cierto que parece imprudente que el ex papa se refugie en un claustro dentro del Vaticano, con vista privilegiada a sus hermosos jardines, y no faltará quien diga que el nuevo monje estará allí para supervisar los actos de su sucesor y llamarle la atención cuando los crea inconvenientes; si bien nada de eso ocurrirá.

Pero podría eliminarse con que el Papa emérito dejara  ese convento y se fuera a vivir a un sitio lejos de San Pedro; para lo que tendría múltiples ofertas, desde luego en su natal Alemania.

Mas nadie puede discutir que ya no tendrá ninguna atribución en la Santa  Sede para ordenar. Basta y sobra que él renunció por su propia voluntad, sin imposición de nadie, y que no es alguien que guste ejercer un poder de facto, tras el trono, o condicionar la acción de su sucesor, como ocurre en la política mundana.

Que sus allegados sigan o no en los cargos de hoy, será decisión del sucesor. Fue imprudente anunciar que el secretario particular de Benedicto XVI continuará de mayordomo de la Casa Pontificia, pues se le hizo flaco favor al sucesor, quien –es por demás lógico- decidirá quiénes colaborarán con él y quiénes no.

En resumen, no habrá dos Papas, sino sólo el que elijan los cardenales en el futuro cónclave, cuyo inicio Benedicto XVI dejó a arbitrio de los purpurados, porque la sede vacante que ocasionará su renuncia, no será sorpresa, como cuando muere un Papa, y ya están en Roma casi todos los electores, pues el interregno no los tomó de improviso, y podrá acortarse para que la Iglesia Católica no viva mucho tiempo sin Pastor.

Claro, seguirán las cábalas sobre si el Papa será tal o cual cardenal: italiano, de la curia romana, europeo, latinoamericano, estadounidense, asiático o africano, pues el Colegio Cardenalicio es hoy más universal que nunca. 

Queda pedir al Espíritu Santo ilumine a los electores y que escojan al guía indicado para la Barca de San Pedro, en esta hora de avances tecnológicos inigualables, de laicismo, de proliferación de sectas y un clero cada día más escrutado y criticado, hechos que  menguan la autoridad moral del Papado, pues los enemigo son más duros, pero no prevalecerán las puertas del infierno.

NO HABRÁ DOS PAPAS. Salvador Flores LLamas


A c e n t o

No habrá dos Papas

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

El ángelus de este domingo 24 de febrero fue el último de Benedicto XVI, quien dejará de ser Papa al renunciar el jueves 28 de febrero a las 20 horas tiempo de Roma, como él mismo anunció, y no habrá dos papas por el hecho de que siga vivo.

Joseph Ratzinger será papa emérito, o simplemente el cardenal Ratzinger.

Así de sencillo. Lo que pasa es que no estamos acostumbrados a que renuncie un papa y hay tanta especulación en esta hora, prácticamente de sede vacante, que se sueltan especies del todo insostenibles.

Debe entenderse, por un lado, la necesidad de los reporteros ante la Santa Sede de llenar espacio en sus medios; por el otro, la inveterada  costumbre de emitir versiones para divertimento de los lectores, aunque sean falsas.

Como además el Vaticano pocas veces exige rectificar tales errores, como que todo se vale; ahí entra lo irresponsable o cinismo de quienes se dicen vaticanólogos o doctos en materias eclesiales (en México hay varios) así sea a larga distancia, para no quedarse y menos desapreciar la oportunidad de verse doctos.

Cierto que parece imprudente que el ex papa se refugie en un claustro dentro del Vaticano, con vista privilegiada a sus hermosos jardines, pues no faltará quien diga que el nuevo monje estará allí para supervisar los actos de su sucesor y llamarle la atención cuando lo crea conveniente.

Desde luego eso no sucederá, pero podría eliminarse con que el cardenal Ratzinger dejara  ese convento y se fuera a vivir a un sitio lejos de San Pedro, para lo que tendría múltiples ofertas, incluso de su natal Alemania.

Pero nadie puede discutir que ya no tendrá ninguna atribución en la Santa  Sede para ordenar. Basta y sobra que él renunció por su propia voluntad, sin imposición de nadie, y que no es alguien que guste ejercer un poder de facto, tras el trono o condicionar la acción de su sucesor, como sucede en la política mundana.

Que sus allegados sigan o no en los cargos de hoy, será decisión del sucesor. Fue imprudente anunciar que el secretario particular de Benedicto XVI continuará de mayordomo de la Casa Pontificia, pues se le hizo flaco favor al sucesor, quien –es por demás lógico- decidirá quiénes colaborarán con él.

En resumen, no habrá dos Papas, sino sólo el que elijan los cardenales en el futuro cónclave, cuyo inicio Benedicto XVI decidió que puede adelantarse, para que la sede vacante, que ocasionará su renuncia, no se alargue, como cuando el Papa muere, y ya casi todos los cardenales electores están en Roma, pues el interregno no los tomó por sorpresa, y podrá acortarse para que la Iglesia Católica no viva mucho tiempo sin Pastor.

Seguirán, claro, las cábalas sobre si el nuevo Papa será tal o cual cardenal: italiano, de la curia romana, europeo, latinoamericano, estadounidense, asiático o africano, pues el Colegio Cardenalicio es hoy más universal que nunca. 

Queda pedir al Espíritu Santo ilumine a los electores para que escojan al guía indicado para la Barca de San Pedro, en este mundo de inigualables avances tecnológicos, de laicismo, de proliferación de sectas y un clero cada día más escrutado y criticado, con o sin razón, y se reduce la autoridad moral del Papado, porque los enemigos son cada día más duros, pero las puertas del infierno no prevalecerán.